Mickey's

Mickey's
Si no vienes... ¡te la llevamos!

jueves, 23 de junio de 2011

El “ñaca”, todo un historial delictivo

* Audirac siempre ha rendido cuentas
* Veracruz apuesta por la tecnología


José Ortiz Medina
En Corto... sin Cortes

El procurador de Justicia estatal, Reynaldo Escobar Pérez, informó ayer que tras tomar la declaración a 40 personas y haber agotado diversas líneas de investigación, el presunto asesino de Miguel Ángel López Velasco, conocido en el medio como Milo Vela, es Juan Carlos Carranza Saavedra, alias “El Ñaca”, de 33 años, acusado de robo, vandalismo y asesinato, entre otros delitos, y por quien, con retrato hablado en la mano, ofreció una recompensa de tres millones de pesos a quien dé informes que hagan posible su aprehensión.
Muchos podrían pensar, dado el escaso tiempo para contar ya con el presunto culpable de ese crimen, que se podría tratar de otro chivo expiatorio más, pero si nos adentramos un poco en la “trayectoria” delictiva de “El Ñaca”, nos daremos cuenta que este sujeto es capaz de cometer estos penosos asesinatos y quién sabe cuántos más.
Por ejemplo, en mayo de 2006, a Juan Carlos Carranza y Alfredo Florentino Morales, que se desempeñaban como agentes de Tránsito de Veracruz, se les involucró en la muerte de un compañero.
Dijeron que los habían asaltado, pero según las investigaciones de la Policía Ministerial no hubo asaltantes, sino que todo se debió a una discusión iniciada en un bar de las calles Revillagigedo y Alcocer.
Al siguiente año, en marzo de 2007, a Carranza Saavedra se le relacionó con los violentos sucesos ocurridos en el hipódromo clandestino de Villarín, donde un alto jefe de Los Zetas fue víctima de un atentado, y como consecuencia de ello, un mes después, se perpetró un ataque presuntamente dirigido en su contra.
En efecto, en abril, cuando el panista Julen Rementería aún gobernaba el puerto de Veracruz, el general Arturo Quintero Ortega, entonces director de Tránsito municipal, fue víctima de un atentado en el fraccionamiento El Coyol, cuando sicarios lo esperaban a la entrada de su residencia y con pistolas calibre .38 especial dispararon contra su vehículo, tras lo cual resultó herido levemente el general y muerto su chofer.
En aquella ocasión, Reynaldo Escobar, en su calidad de secretario de Gobierno, declaró que una de las líneas de investigación apuntaba hacia la hipótesis de que el ataque iba dirigido al chofer de planta del general Quintero, de nombre Juan Carlos Carranza Saavedra, quien coincidentemente una semana antes del atentado acababa de ser sustituido temporalmente por la víctima José Manuel Castro Soto, ya que él había solicitado vacaciones, pese a que apenas llevaba seis meses trabajando al lado del director de Tránsito.
Finalmente, el nombre de esta “fichita” se mencionó en los videos anónimos subidos a Youtube en julio de 2009, en los que seis Zetas son interrogados por un comando armado sobre jefes policiacos involucrados con las mafias.
A Juan Carlos Carranza Saavedra, junto con otros sujetos apodados “El Moca”, “El Pelos”, “Fierro” y “El Baker”, se le ubicaba al mando del operativo para secuestrar al administrador de Aduanas en Veracruz, Francisco Serrano Aramoni, quien presuntamente fue asesinado en junio de 2009 en un rancho cercano al puerto de Veracruz.

CONTUNDENTE, el diputado local por Xalapa, Américo Zúñiga Martínez aclaró que el Órgano de Fiscalización (Orfis) siempre ha rendido cuentas y comparecido ante el Poder Legislativo, pues dicha dependencia fiscalizadora siempre ha rendido cuentas ante la Comisión de Vigilancia, “pues el ORFIS es un brazo técnico del Congreso del Estado, siendo el vínculo entre ellos, la comisión que un servidor preside”. En esta coyuntura, Zúñiga Martínez vio innecesario que se reforme la Ley de Fiscalización y la del Poder Legislativo para obligar al Orfis a comparecer ante el pleno del Congreso local, “al ser un brazo técnico comparece y rinde cuentas, ante la Comisión de Vigilancia”. Entrevistado minutos antes de la novena Sesión Ordinaria del Segundo Periodo del Congreso Local, Américo Zúñiga expresó que la postura del legislador perredista, Rogelio Franco Castán de que el titular del ORFIS, Mauricio Audirac comparezca ante todo el Congreso Local es innecesaria, en vista de que la comparecencia que hace el ORFIS es ante la Comisión de Vigilancia. “Ya lo contempla la ley, siempre comparece ante la Comisión de Vigilancia, que además es la que cuenta con más vocales en el Congreso Local. Dos, existe un vinculo entre el Congreso y el ORFIS, es una concepción equivoca pensar que el Órgano de Fiscalización es un ente distinto, no, es un ente del Poder Legislativo”. El Presidente de la Comisión de Vigilancia detalló que el órgano que preside Mauricio Audirac es un apoyo del propio Congreso Local en la fiscalización de las cuentas públicas. “El Congreso Local lleva a cabo su fiscalización, exige rendición de cuentas a través de un brazo técnico que es él Órgano de Fiscalización y que próximamente estaremos requiriendo la presencia de Mauricio Audirac, además quiero decirles que la Comisión de Vigilancia la integran once diputados, con representación de todas las fuerzas políticas y lo que buscamos es seguir rindiendo cuentas”.

VERACRUZ APUESTA por la tecnología, porque es el futuro que espera a los jóvenes. Prueba de ello es la visita que realizó a nuestro estado Anthony Salcito, vicepresidente de Educación de Microsoft Corporation, quien manifestó sentir seguridad y confianza hacia el gobernador Javier Duarte de Ochoa, uno de los más jóvenes de México y, quizá, del mundo. La reunión tuvo como objetivo el invitar al Ejecutivo estatal al próximo “Public Sector Liders Forum” que se celebrará el próximo año, para que exponga su experiencia, liderazgo y visión de futuro que ha tenido con diversos proyectos en Veracruz. Al respecto, Javier Duarte de Ochoa manifestó que el acceso a las tecnologías de la información es garantía para elevar el nivel de vida de los veracruzanos en todos los aspectos.