domingo, 28 de septiembre de 2014

El cañito, Cetrade y Ortega y Gasset

Martha Marañón y Antonio Meza

Salvador Muñoz
Los Políticos

¡Fue al cañito! era la expresión de la abuela cuando notábamos la ausencia de un familiar.
La expresión no la entendía ni tampoco la preguntaba porque realmente a la edad infantil, más nos interesa jugar.
En una fiesta celebrada en un pueblito cerca de Orizaba, tras el clásico mole de totol con arroz, mi madre me dejó inspeccionar el lugar. Salí al patio y tras reconocerlo, me fui detrás de la casa. Un pequeño riachuelo corría con singular alegría. Me acerqué y con una vara, capoteaba el agua. Entonces, se acercó a pocos metros de mí, una señora con cigarro en boca, con la clásica indumentaria de las mujeres de Zongolica, de faldones largos y negros, con blusa de flores coloridas... a la orilla del riachuelo, que se pone en cuclillas sin dejar de fumar… Y un riachuelo salió a los pies de esa mujer y se unió al riachuelo de mis juegos… entonces entendí la expresión de la abuela… ¡la señora había ido al cañito!

II
Una alianza académica entre el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset México, campus Xalapa y el Centro de Estudios para la Transición Democrática (Cetrade) fue el anuncio que hicieron ayer los maestros Domingo Alberto Martínez Reséndiz y Antonio Meza, al tiempo de convocar a quien desee participar en la Tercera Generación de la Maestría en Dirección de Gobierno y Políticas Públicas.
Sí, la tercera generación. La primera fue en 2009 y la segunda, en 2012, siendo esta última la que provocó ciertas suspicacias al darse a conocer que 25 políticos en servicio público o fuera de él, habrían de graduarse en próximos días.
Por ello, los maestros precisaron que esto no es una “escuelita de políticos” sino se trata de profesionalizar el ejercicio de la cosa pública.
Ahora, la alianza Ortega y Gasset con Cetrade ha de permitir consolidar este programa académico fuera de Xalapa y avanzar en una primera etapa al sureste veracruzano además de incluir ponencias de personajes de renombre, como es el caso de Porfirio Muñoz Ledo, quien se ha de presentar el 14 de octubre en las instalaciones del Cetrade.

III
Y usted se ha de preguntar ¿qué rayos tiene que ver el cañito y la alianza académica entre Oertega y Gasset con Cetrade?
¡Ah! Es que para recibir la titulación de “Magister Artis” han de presentar los estudiantes su tesis y Brenda Abigail Reyes Aguirre, alumna de la maestría en Dirección de Gobierno y Políticas Públicas ya está trabajando sobre ello y piensa hacerlo sobre población vulnerable.
Si bien, como titular del Voluntariado de Sedesol, tiene ventaja por ello, la tarea no va a ser ni ha sido fácil porque vía DIF estatal, le toca cubrir la zona de Tehuipango y tres poblaciones en especial, que si la memoria no me falla, son Atlahuilco, Tlaquilpa, Astacinga.
Cursos de herbolaria, estufas ecológicas, captación de agua y por supuesto, el uso de letrinas (por eso me acordé del cañito), es parte, sólo una pequeña parte de lo que el DIF estatal a través, en este caso, de Brenda Abigail, ha hecho por esta población de Tehuipango.

IV
El costo del programa para dicha Maestría es de 160 mil pesos y su duración es de dos años. Hay maestros tanto de México como extranjeros y la evaluación es de ida y vuelta: Se califica al alumno y también al docente.
Y sí, también aquí hay deserción escolar pero aseguran Meza y Martínez que no es por el costo, sino por la complejidad geográfica del estado que a veces, por razones de trabajo, a los alumnos les es imposible asistir a clases (presenciables a fuerza)... y aquí no vale tanto la graduación, porque si bien, hayan estudiado un Jorge Carvallo, Marlon Ramírez, Jon Rementería, entre otros, si no hacen la tesis, pues todo se va ¡por el cañito!

smcainito@gmail.com
Publicar un comentario