jueves, 25 de septiembre de 2014

Sale orden de clembuterol, sin cebolla


Ricardo Vázquez Salazar
Esfera Política

En el 2011, en el Mundial Sub-17 celebrado en México, la FIFA informó que detectó la presencia de clembuterol en más de la mitad de los futbolistas. Las pruebas realizadas en Alemania después de celebrado el torneo, indicaron que 19 de los 24 equipos dieron positivo en 119 de las 298 muestras de orina; lo que para el director médico de la FIFA, Jiri Dvorak, considero esto como “llamativamente sorprendente”.
La Agencia Mundial Antidopaje, WADA -por sus siglas en inglés-, al igual que los diversos organismos deportivos internacionales, han advertido que quienes ingresan a México están expuestos a la contaminación por el consumo de carne. Futbolistas, atletas, ciclistas y practicantes de otras disciplinas, han experimentado con asombro un resultado positivo de antidoping por clembuterol. 
El clembuterol, utilizado en la engorda de animales, se transmite al humano cuando come carne contaminada; es un anabólico -sustancia de la que abusan los deportistas, en especial los fisicocultirustas-; imita a la testosterona, es decir, promueve el crecimiento muscular, inhibe la acumulación de grasa en el cuerpo e incrementa el rendimiento físico, según la Dirección de Cumplimiento de Leyes de Drogas estadounidense.
El problema para los deportistas, también para las autoridades deportivas, es que no hay manera de demostrar la forma en la cual el clembuterol fue ingerido.
En el mismo año 2011, meses antes de la celebración de los Juegos Deportivos Panamericanos en Guadalajara, la Organización Deportiva Panamericana, ODEPA, junto con autoridades mexicanas, se comprometieron con la Agencia Mundial Antidoping, a que el comité organizador vigilaría dónde comprar carne y la revisión antes de dársela a comer a los atletas; como medida de protección para los deportistas.
Una vez que los animales eran llevados a los rastros, estos quedaban vigilados; cuando la carne se cortaba se almacenaba refrigerada, se analizaban muestras y los refrigeradores quedaban sellados, con policías vigilando. Todo el transporte de la carne a la Villa Panamericana también era custodiado con policías.
Las extremas medidas adoptadas les dieron resultado: ninguno de los atletas que participaron en los Juegos Panamericanos celebrados en Guadalajara resultó positivo en las pruebas de clenbuterol, lo que avaló la calidad sanitaria de este alimento, según lo señaló un mes después la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios, Cofepris.
Después de dos años sin casos de doping, la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol dio a conocer que dos jugadores arrojaron positivo en el control que se efectuó en la Jornada 1 de Apertura 2013.
Este miércoles el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Xalapa y la Región, Reynaldo Quirarte Mora, señaló que debido al próximo inicio de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014, los hoteleros han buscado proveedores de carne para la alimentación de los deportistas que alojaran en los 29 hoteles de Xalapa y Coatepec, por este motivo detectaron que la mayoría de carne de pollo y roja está contaminada con clembuterol; agregó que también productos como el pescado están contaminados de otras sustancias tóxicas.
Ni hablar. Algo tendrán que hacer -pero en serio-, para proteger a los deportistas en las seis sedes, también en este aspecto.

rvazquez002@Yahoo.com.mx
Publicar un comentario