jueves, 2 de octubre de 2014

Gobierno de dos años


Luis Alberto Romero
Hora Cero

Hace cuatro meses, el pasado 9 de junio, el gobernador de Veracruz anunció su iniciativa de reformas a la ley estatal para homologar el Código Electoral de Veracruz a la reforma federal, cuyas leyes, la de Instituciones y Procedimientos Electorales y la de Partidos Políticos y Delitos Electorales, entraron en vigor el 24 de mayo.
Las leyes federales en esa materia exponen las facultades del Instituto Nacional Electoral (INE), las obligaciones de los partidos en cuanto al tema de la fiscalización y los requisitos para quienes aspiren a contender en las elecciones como candidatos independientes.
En ese sentido fue la iniciativa presentada por el ejecutivo veracruzano, que abordó también la paridad de género en cuanto a la asignación de candidaturas para mujeres y los tiempos de las campañas políticas, entre otros puntos.
Casi de inmediato, representantes de los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano plantearon sus propuestas para homologar los procesos electorales locales a las elecciones federales, a fin de que en 2018 sean electos alcaldes, diputados, gobernador del estado y presidente de la República.
Por supuesto, tres de los actores más importantes en el proceso de sucesión en Veracruz, Héctor Yunes Landa, José Francisco Yunes Zorrilla y Miguel Ángel Yunes Linares, se pronunciaron contra dicha iniciativa, argumentando que dos años son insuficientes para desarrollar y ejecutar un programa de gobierno.
Sin embargo, para homologar los procesos electorales, es necesario primero reformar la Constitución Política del Estado de Veracruz, que actualmente no contempla periodos de dos años para el poder ejecutivo.
Hoy, el asunto de la mini gubernatura es retomado porque el Coordinador de Comunicación Social del gobierno veracruzano, Alberto Silva Ramos, manifestó que el ejecutivo estatal podría turnar esa iniciativa a la Legislatura local.
El Congreso veracruzano entrará en su tercer periodo ordinario de sesiones el próximo 5 de noviembre y de antemano, los legisladores locales ya esperan que el tema sea discutido y votado.
Dos escenarios se consideran probables: que el próximo periodo del Ejecutivo veracruzano tenga una duración de dos años, propuesta que tendría en consenso de una abrumadora mayoría de diputados y el apoyo de al menos 5 partidos políticos; y la gubernatura por cinco años, posibilidad que fue planteada originalmente por el senador Héctor Yunes Landa, hoy puntero, por cierto, en la carrera priísta.
En el PRI se maneja que si es aprobado en la legislatura un periodo por dos años, a la actual lista de aspirantes, integrada sólo por los dos senadores de ese partido, se sumarían dos secretarios del gabinete estatal, el propio coordinador de comunicación, Alberto Silva Ramos, y el secretario de gobierno, Erick Lagos Hernández, con ventaja para el primero.
Ayer platicaba con el diputado Jesús Velázquez, del PRD, quien se mantiene firme en su propuesta de integrar, para un periodo de dos años, un gobierno de coalición que incluya a todos los partidos y fuerzas políticas y que no pase por las urnas; es una iniciativa poco viable porque violaría la Constitución Política de nuestro país.
De cualquier manera, antes de la discusión de dicha iniciativa en el Congreso del Estado, la propuesta debe contar con el aval federal; esto es, pasar la aduana de Los Pinos. @luisromero85
Publicar un comentario