jueves, 2 de octubre de 2014

Los chones de Américo


Salvador Muñoz
Los Políticos

¿Quién le va a agradecer a Américo Zúñiga que sustituya 20 kilómetros de tubería vieja en el centro de la ciudad? ¿Quién le va a agradecer que en ese proceso de lo que llama Xalapa Mía haya descubierto varias tomas clandestinas? La respuesta es muy simple: ¡Nadie! ¿Por qué? Porque al final, cuando termine ese proyecto que aunque tenga muy buenas intenciones, nadie lo entiende porque no se percibe como obra. Y no sé si sea lo peor, pero Américo Zúñiga lo sabe…
Ha bajado siete u ocho kilos… la verdad no recuerdo… la libreta donde apunté algunas cosas de las que platicamos, la extravié así que ha de perdonar tanto el alcalde o el lector si hay imprecisiones en esto y asumémoslo como una deliciosa licencia literaria.
Le pregunto si ahora sí va a pagar la apuesta que hizo con el regidor Silem García Peña a principios de año. Apostaron unos kilos de a mil pesos y había perdido el Presidente Municipal, pesos, no kilos. Debían entre 10 mil del águila. Dice Américo que va a hacer cuentas con el edil…
Cuando le pregunto si no ve como un monstruo a Xalapa por problemas como Limpia Pública, baches, alumbrado… me acompleta con lluvias (una tormenta azotaba en esos momentos la ciudad), clima, crecimiento anárquico, falta de empleo y una larga retahíla de asuntos que al final, me hacen decirle: “me quedé corto”.
Con un amplio panorama de problemas le pregunto si entonces adelgazó por todo eso que me cuenta o por dieta. Se ríe y me responde que no lo ve como problemas, sino como retos a enfrentar y la bajada de peso fue por dieta… como si estuviera preparado, le pasan un plato de toronja, así, como si me dijeran: “Ya ves que sí está a dieta”… lo invito a comerla y dice que puede esperar y proseguimos con la plática.
Él quiere hablar de su trabajo… yo de cosas mundanas… y en una especie de acuerdo, él afloja un poco (tanto para verle los chones) y yo otro poquito (sin enseñarle mis chones).
Me presume los trabajos desarrollados en el Fovissste en coordinación con Sedatu y vecinos… ¡realmente son extraordinarios! Vamos, ya los quisiera en donde vivo pero me platica que hubo buena química por parte de los avecindados en esa Unidad Habitacional por lo que digo: “¡Ya valí madres!” porque donde vivo cada quien se rasca con sus uñas.
Le pregunto sobre si tiene un color favorito y me dice que el rojo… yo le digo que no es cierto… se me queda viendo extrañado: “Le vas al América… te debe gustar el amarillo”...
—Bueno, pero también le voy a los Tiburones Rojos…
—Y entre el Rojo y el Amarillo, ¿cuál eliges?
—El rojo…
—¡Qué político!
Y antes de explicarme el porqué, asegura que es su color favorito que hasta un chaleco me muestra…
—¿Y tienes chones rojos?
Medita haciendo memoria y me dice que no, que sólo blancos y negros… ¡y zaz! se saca el resorte y me dice: “¡Mira! ¡Tiene rojo!”
—¡Foto, foto, foto! foto del alcalde enseñándome el chon…
De inmediato guarda la compostura y se niega…
—Sería una buena foto...— le digo…
Volvemos a lo serio: ¿Llevar a morosos del predial al buró de crédito? Sí, es una medida antipopular pero se trata de fortalecer los ingresos del Ayuntamiento.
—¿A poco a ti no te molesta que un vecino no pague el predial y tú sí?
—¡Claro! Tengo vecinos que deben fácil más de 20 mil pesos por el agua… ¿y lo de la actualización del valor catastral?
—Igual, hacía años que no se hacía… hay gente que construyó y se le cobra por terreno, por poner un ejemplo…
—En un momento dado, si yo quiero vender mi casa, ¿tendría un valor actualizado… valdría más?
—¡Exacto!
Américo Zúñiga sabe que pueden parecer medidas antipopulares las que está tomando, pero me dice que quiere realizarlas de una vez, en este primer año… “a lo Peña Nieto”, le digo, y me responde: “No se gobierna con popularidad”… sí, hay que tener los chones bien puestos.
Pero se me olvidaba comentarles: ¿por qué en especial el rojo es su favorito?, por José Antonio, el mellizo, su hijo, quien es fanático del Hombre Araña y de Ironman. En estos héroes predomina el rojo…
Y si se preguntan por el Capitán América, a ése, Américo lo sabe, ¡no le hace caso!

smcainito@gmail.com
Publicar un comentario