martes, 27 de enero de 2009

Otro circuito semiprofesional para Veracruz

Fernando Hernández Fernández
El Marcaje

Ojalá que para el naciente Circuito Veracruzano Semiprofesional de Futbol las cosas salgan bien desde el inicio y no tenga tantos líos como los sufrió (y sufre) el de voleibol femenil.
De inicio, rescato que un hombre como Mario Santés, vicepresidente de la Asociación Estatal de este deporte, haya apoyado el torneo; el haber trabajado con Edgar Lozano, que será el operativo del certamen, ayuda porque ya se conocen desde tiempo atrás, en los diversos ciclos de Olimpiada Infantil y Juvenil; eso fortalece la unión laboral.
Por otro lado, la presencia del ex futbolista profesional Armando Muñoz, como representante del Instituto Veracruzano del Deporte, habla bien de que la intención es hacer las cosas de la mejor manera posible, lejos de que el otrora jugador de Pumas y Puebla comparta la misma filosofía del resto de los integrantes del grupo, pero su experiencia y contactos serán importantes.
El pronóstico es positivo, porque se habló de compromiso, no se vieron pretenciosos, como hace un par de años el promotor Óscar Aguilar lo hizo cuando presentó un torneo estatal semiprofesional, en un formato principal de este circuito. Sólo que en aquella ocasión este individuo tuvo el soporte de la subdirección deportiva del PRI Estatal, que comandaba Pepé Zilli, que para variar dejó a medias este proyecto, como la mayoría en su vida como representante del deporte.
Y qué bueno, la verdad, porque apuesto que algo gris o negro hubiera pasado en el transcurso de la competencia. Soy mal pensado lo sé, pero hay de gente que no me fío.
En fin, reitero que para este Circuito las cosas marchen de manera adecuada, sin mayor apuro y no sólo se cumpla en la categoría Libre, sino también con los juveniles y femeniles; además de que sea una justa bien organizada y sin tantas grillas como el de voleibol femenil vive. Aunque es bueno mencionar que cada quien cosecha lo que siembre y aquí el trinomio Muñoz-Santés-Lozano, a pesar de que no son unos santos, no se les recuerda polémicas, ni peleas con otros dirigentes.
Por cierto, y a manera de conclusión, por favor padres de familia, no permitan que sus hijos vean las películas de High School Musical. Tuve la desdicha de verla en un ADO y juro que es de lo peorcito que me ha tocado en un autobús. A los chavos no se les pueden vender tales mentira, de que todo se arregla con una canción o que la irresponsabilidad es la mejor aliada, porque eso se lee entrelíneas. Pensé que Rebelde era denigrante; bueno, esta saga del cine barato de Estados Unidos, es patética a nivel internacional. En fin, esos son los jóvenes que aparentemente los papás quieren, aunque estoy de acuerdo que se pueden ver productos palomeros, pero no tan lava-cocos como esta basura, mala imitación de Vaselina.

Hasta la vista.

fhernandez1980@gmail.com
Publicar un comentario