lunes, 14 de julio de 2014

Café de Veracruz

Luis Alberto Romero
Hora Cero

En febrero del presente año fueron aprobados recursos extraordinarios para los productores veracruzanos de café, 400 millones de pesos pactados entre el Consejo Regional de Café y la Secretaría de Agricultura del gobierno federal.
Ese monto es adicional al programa de apoyo que fue aprobado y etiquetado en el presupuesto de egresos para dicho sector; sin embargo, el dinero no ha sido liberado y por ello prevalece la molestia que provocó la movilización de este 14 de julio.
Los productores de café de las regiones más importantes de Veracruz salieron a las calles para protestar contra la falta de apoyos del gobierno federal. Bloquearon las principales arterias de Xalapa, se apostaron frente a Palacio de Gobierno y provocaron caos vehicular.
Fernando Celis Callejas, asesor de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras, explicó que la federación pretende aportar únicamente mil 300 pesos por productor, lo que no alcanzaría para todas las actividades que deben realizar los campesinos –fertilización, control de plagas y malezas, podas, etcétera– a fin de lograr una cosecha abundante y de calidad.
Los productores de café piden recursos por más de mil 800 millones de pesos, dado que los precios se mantienen inestables y constantemente a la baja, a pesar de la reducción en la producción del estado líder, que es Chiapas, que enfrenta severos problemas del hongo conocido como la roya del cafeto.
Se trata de un sector muy importante de la economía primaria de nuestro país; con casi 700 mil hectáreas cultivadas, México representa el 6 por ciento del total mundial y se mantiene entre los principales productores, aunque muy lejos de los líderes, que son Brasil, Colombia, Indonesia y Vietnam.
En cuanto a la producción de Veracruz en el contexto nacional, la entidad se ubica en el tercer sitio con casi 300 mil toneladas al año. Las zonas más importantes son Coatepec, Tezonapa, Atzalan y Huatusco.
Hoy, los productores veracruzanos de café mantienen la esperanza de un repunte en los precios, debido a la crisis de dicho sector en la entidad líder, que es Chiapas. En ese estado del sureste mexicano, el problema de la roya provocó que en los últimos dos años, la producción se desplomara en casi un 50 por ciento. Sólo este ciclo, las organizaciones cafetaleras chiapanecas estiman pérdidas del 30 por ciento; debido a ello es la urgencia de los caficultores veracruzanos para recibir y aplicar los recursos que les permitan competir en un mercado donde la entidad poco ha destacado.
Han pasado 12 años de la publicación en el Diario Oficial de la Federación de la Norma Oficial Mexicana NOM-149-SCFI-2001, Café Veracruz-Especificaciones y Métodos de Prueba, que se refiere a la denominación de origen. Lo lamentable es que luego de más de una década no hay avances importantes en la materia: la realidad del café veracruzano es la misma, un alto porcentaje de cafetales a baja altitud, avejentados y afectados por plagas como la broca, el cortador y el minador del café, y enfermedades como la roya y la antracnosis. Por si eso fuera poco, no hay recursos públicos suficientes para elevar la calidad de la producción. @luisromero85
Publicar un comentario