martes, 1 de julio de 2014

Futbol y política

Gabriel Arellano López
Escenario

               Al igual que sucedió con nuestros futbolistas en el mundial de Brasil, también en Veracruz muchos quedaron con las ganas de ver consumadas acciones no futboleras, pero sí políticas en relación al marco legal electoral.
              En efecto, si los deportistas no pasaron a la siguiente fase de cuartos de final, aquí tampoco nuestros diputados locales pasaron a consumar las tan llevadas y traídas reformas al Código Electoral.
Eso sí, como siempre ha ocurrido en el futbol y en la política, nos siguen vendiendo la esperanza, la expectativa como forma de soporte de sistemas donde no pierden vigencia los intereses grupales, en tanto los demás seguimos protagonizando el papel de espectadores.
              Pero si bien la actividad futbolera mundialista tocó a su fin para esta selección nacional tricolor, en cambio para nuestros actores políticos veracruzanos apenas inicia una etapa que promete ser marcada por cambios relevantes que traerán una extraordinaria movilidad política.
A esta hora ya muchos se preparan para ir en busca, el año próximo, de una diputación federal, situación que en Veracruz se conjugará con un relevo gubernamental que, al parecer, ofrecerá variantes controvertidas.
              Mientras tanto, seguramente madurando todo esto, nuestros legisladores no incurrieron ayer en el extremo de votar decisiones apresuradas respecto al Código Electoral y decidieron tomarse su tiempo aprovechando que Veracruz no tendrá comicios sino hasta 2016.
              El coordinador parlamentario Juan Nicolás Callejas Arroyo recordó que el Congreso de la Unión no ha terminado la discusión en esta materia (política electoral) y por ello –enfatizó- es preferible que no se apresure la discusión de los legisladores locales, “para no tener que estar ‘parchando’ la Constitución; esperemos que el proceso termine, para que nosotros armonicemos correctamente”.
El presidente de la Junta de Coordinación Política también puntualizo que durante una reunión cuando vieron que no habían concluido el análisis tomaron el acuerdo y llegaron a la conclusión de que no llevan prisa y que tienen “todo el tiempo del mundo” para hacer un buen documento.
              Por lo tanto, los que se comen las uñas y se truenan los dedos por saber exactamente qué modificaciones tendrá nuestra legislación electoral veracruzana, deberán seguir esperando, con lo que, sin duda, la expectativa política se ensancha aún más.
Como sea, y también así lo dijo Callejas Arroyo, la espera no será tan prolongada y más temprano que tarde veremos materializadas reformas electorales de trascendencia que modificarán los tiempos políticos de Veracruz.

NUMERALIA
1.- Llegó el relevo de Gonzalo Morgado Huesca en la titularidad de la delegación estatal del ISSSTE, con el nombramiento oficial del xalapeño Renato Alarcón Guevara, ex secretario de Adolfo Mota Hernández y ex secretario del Ayuntamiento de Xalapa. Lo cierto es que Morgado Huesca se mantuvo en el cargo poco más de un año, pero sólo a nivel de encargado del despacho y sin conseguir el nombramiento que ahora le fue conferido a Renato. Hay quienes contextualizan este cambio dentro de una estrategia política que vendría desde la capital de país y que incluirá más remociones en otras delegaciones federales.


2.- Ayer, ante el pleno del Congreso, el diputado Adolfo Ramírez Arana presentó la iniciativa para crear “una Ley de Desarrollo Rural para dar certeza jurídica al campo, hacerlo eficientemente productivo, altamente rentable, eficazmente competitivo, socialmente equitativo y ambientalmente sano”. Sin duda, se trata de propósitos muy loables que ojalá lleguen a fructificar a favor del agro, un sector que requiere de toda la atención y todo el apoyo. La principal organización campesina, a pesar de los pesares, sigue siendo la Liga de Comunidades Agrarias, organismo cenecista para el que precisamente Ramírez Arana es visto como un prospecto viable, ante la inminencia del relevo de la actual dirigente Bertha Hernández.
Publicar un comentario