martes, 12 de agosto de 2014

Inscripciones y útiles

Luis Alberto Romero
Hora Cero

Históricamente, Veracruz es una entidad que enfoca un alto porcentaje de sus recursos a la educación. De acuerdo con el decreto del presupuesto de egresos del gobierno del estado para el ejercicio fiscal 2014, dentro del Capítulo II, presupuesto basado en resultados, a los 8 programas presupuestarios relacionados con la educación se les asignan más de 9 mil 831 millones de pesos, un poco más de lo que se aplica en programas de salud y asistencia y mucho más de lo que ejercen áreas como desarrollo social, obra pública y seguridad.
El Capítulo III de dicho documento, que se refiere a las erogaciones, establece en su Artículo 19 el presupuesto que ejercerán las dependencias de la administración pública y asigna más de 29 mil 800 millones de pesos a la Secretaría de Educación, casi seis veces más de lo que se considera para la Secretaría de Salud, y nueve veces más que lo establecido para la Secretaría de Seguridad Pública.
La Secretaría de Educación absorbe casi el 70 por ciento del presupuesto total asignado a las dependencias estatales.
Son recursos que se aplican, entre otros rubros, para el pago de una obesa nómina de maestros, ya que Veracruz tiene más de 137 mil docentes que imparten clases en 133 mil 500 aulas de 7 mil 262 localidades.
Hay en la entidad más de 2 millones 380 mil estudiantes en todos los niveles educativos, lo que ubica al estado como el segundo del país en cuanto a matrícula de alumnos para el ciclo 2014.
Sólo durante 2010, por ejemplo, se abrieron en Veracruz 298 planteles educativos que atienden a más de 44 mil alumnos; la cobertura llegó al 99.1 por ciento; en el nivel medio superior se alcanzó el 66.6 por ciento y en educación básica se pasó del 19.5 al 26.1 por ciento.
Para 2013, el sistema educativo veracruzano atendía a más de 2 millones 360 mil alumnos y este año fueron 20 mil más, distribuidos en 24 mil 142 escuelas.
En parte, debido a la cuantiosa inversión que se aplica en ese rubro, Veracruz tiene el sistema de educación tecnológica más completo del país, con 25 planteles establecidos en territorio estatal.
Esos números, sin embargo, se refieren únicamente al presupuesto público asignado a la educación.
En la economía doméstica, la que causa los dolores de cabeza de miles de padres de familia en la entidad, poco dicen los más de 29 mil millones de pesos que se ejercen en este rubro al año, porque al iniciar cada nuevo ciclo escolar, la historia es la misma: un alto porcentaje del gasto familiar se enfoca en la compra de útiles, uniformes y el pago de las cuotas que de manera arbitraria se impone en las escuelas públicas mediante la modalidad de aportación a la sociedad de padres de familia; es una irregularidad que la Secretaría de Educación Pública no ha podido o no ha sabido atender.
Es ahí, en la economía de las familias de bajos ingresos, donde más beneficiará el anuncio del ejecutivo veracruzano, quien este martes 12 de agosto habló del arranque del programa “Útiles para todos”, que llevará a los estudiantes del estado paquetes de útiles de manera gratuita.
Esperemos ahora que la Secretaría de Educación de Veracruz actúe conforme a esta disposición que beneficia a los padres de familia y se enfoque en la atención al tema de las cuotas en las escuelas públicas, a fin de evitar los abusos que se registran cada inicio de cursos. @luisromero85
Publicar un comentario