domingo, 24 de agosto de 2014

Lecciones y elecciones, de espionaje

Ricardo Vázquez Salazar
Esfera Política

Servando Gómez, La Tuta, aprendió muy bien las lecciones; hoy el capo da cátedra. La Tuta dosifica los videos, mantiene en suspenso a la ciudadanía por saber cuál será el as que tiene bajo la manga. Así también los grupos políticos se van especializando, apoderándose de valioso material -grabaciones de espionaje-, que habrán de hacerlo público en algún momento oportuno, o conforme se aproxime una contienda en las urnas, como único instrumento electoral ante la cada vez más desgastada credibilidad de los discursos y promesas de campaña.
Si bien las repercusiones de prácticas de espionaje son ambiguas, como fue el caso del famoso Bocagate, que le costó permanecer en la banca por una temporada al exsecretario de Finanzas Salvador Manzur, a Ranulfo Márquez y a Pablo Anaya, no pasó de ahí. Tampoco hubo consecuencias de aquella grabación entre el entonces gobernador Fidel Herrera y el hoy diputado local Renato Tronco, grabación en la que el nopaltepecano hacia alarde de estar en plenitud del pinche poder.
Lo mismo podría suceder con las filtraciones de llamadas telefónicas más recientes, realizadas entre Miguel Ángel Yunes Linares y Miguel Martínez Peñalosa; o la de Yunes Linares y Joaquín Guzmán –diputado local-, en las que se presupone hablan de dinero, acusaciones en las que difícilmente habrá consecuencias legales más allá del simple golpeteo.
En días pasados, se acaba de dar a conocer que el gobierno del estado de San Luis Potosí, que encabeza Fernando Toranzo Fernández, adquirió en el 2013 un sofisticado equipo de espionaje, con el cual se pueden interceptar mensajes de voz, llamadas, obtener información contenida en los celulares, manipular el teléfono objetivo, abrir el micrófono, manipular mensajes SMS, clonar el número para usarlo al envió de SMS a otro número o realizar llamadas, grabar todo tipo de llamadas, interrumpirlas, bloquearlas de manera selectiva, clonar las redes reales y por medio del teléfono celular si este usa redes sociales.
Al detectar este tipo de prácticas, la organización Ciudadanos Observando lo hizo público, por lo que consideran esto como un fuerte atentado a las libertades individuales, lo que ha puesto en alerta a periodistas, empresarios, líderes de cualquier sector y a todo aquel ciudadano que se considere blanco de espionaje.
La tecnología avanza a pasos agigantados; de la misma manera, la creación de equipos y programas de espionaje prospera. El mercado cibernético pone al alcance de cualquiera un micrófono disimulado en una calculadora, en una PC o en un cesto de basura; accesorios que se pueden adquirir por unos 500 dólares. Otros equipos de escucha a distancia -entre 200 y 300 metros- se pueden comprar por 2 mil dólares. Celulares "interceptores" que permiten captar llamadas y mensajes de texto provenientes del aparato espiado, cuyo costo puede ser también desde dos mil dólares. La oferta es muy extensa; equipos de origen chino, israelí, japonés, etcétera.
Lo que también tiene molestos a los potosinos es el elevado gasto realizado para espiar las llamadas telefónicas de la ciudadanía; una compra del gobierno por 21.1 millones de pesos por invitación restringida a la empresa Ingeniería Kantier S.A. de C.V.
Así, portales, correos electrónicos y aparatos telefónicos son cada día más vulnerables e inseguros, lo vemos con mayor frecuencia, hoy con los libros de texto de bachillerato, hackeados y utilizados como acceso a páginas porno.
Equipos y programas de espionaje son cada vez más sofisticados. Hay quienes afirman que hay celulares troyanizados, que ya superan la prueba del microondas; lo que difícilmente impedirá continuar con las prácticas más comunes de espionaje; utilizarlo como una herramienta de defensa o ataque, más frecuentes en el terreno político.
La práctica de espionaje se convierte en la actualidad, en el instrumento o herramienta de mayor valor en procesos electorales.

El SENADOR VERACRUZANO José Francisco Yunes Zorrilla expresó que en la Cámara Alta no debe haber plurinominales, debe haber representaciones populares, métricas en proporción a cada entidad, al referirse a la propuesta de consulta por parte del PRI de reducir el número de representaciones proporcionales.
Yunes Zorrilla recordó que es a la Suprema Corte de Justicia de la Nación a quien compete si es procedente la propuesta, pues el artículo 40 es muy preciso al señalar que asuntos de tema electoral no pueden ser sujetos a consulta, al igual que otros temas como son las propuestas de reforma energética que promueve el PRD y el incremento al salario mínimo por el PAN.
El presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República, atiende continuamente invitaciones de instituciones de educación superior para impartir conferencias sobre temas de absoluto dominio. La participación más reciente fue este sábado, impartió una conferencia magistral en el marco del Diplomado en Marketing Político en la Unidad de Servicios Bibliotecarios, USBI, de la UV, en Xalapa.

rvazquez002@Yahoo.com.mx
Publicar un comentario