jueves, 4 de septiembre de 2014

El paquete económico


Luis Alberto Romero
Hora Cero

Antes de 2003, el Congreso de la Unión tenía hasta el 31 de diciembre para aprobar la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación; en 2004 se modificó el Artículo 74 de la Constitución, a fin de evitar el extremo de parar el reloj legislativo porque los grupos parlamentarios no alcanzaban acuerdos.
A partir de dicha reforma se estableció el 8 de septiembre como fecha límite para que el Ejecutivo presentara el proyecto de presupuesto; y el 15 de noviembre, para su aprobación en las Cámaras.
Por ello, este viernes, 3 días antes de la fecha límite, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, acudirá a la Cámara de Diputados para entregar el paquete económico, que incluye los proyectos de Presupuesto de Egresos, la Ley de Ingresos y los criterios de la política económica para 2015, junto con las estimaciones del crecimiento del Producto Interno Bruto, el cálculo de la inflación, el precio del petróleo y el tipo de cambio frente al dólar.
Son temas que probablemente digan muy poco para efecto de la economía de las familias mexicanas; sin embargo, son datos que definirán el rumbo de la recaudación, la inversión pública y la aplicación de los recursos del gobierno federal; se trata, por tanto, de números a los que habrá que poner atención, en particular a los rubros de energía, educación y desarrollo social y agropecuario.
Una vez que el gobierno federal entregue el proyecto de presupuesto de egresos, la comisión de presupuesto y cuenta pública llevará a efecto el trabajo de análisis del documento y realizará audiencias con los sectores involucrados.
El 20 de octubre es la fecha límite para la aprobación de la Ley de Ingresos en la Cámara de Diputados; y 11 días después, el día 31, llegará a término el tiempo de que dispondrá el Senado de la República. El 15 de noviembre tiene como plazo la cámara baja para aprobar el presupuesto de egresos, que define la orientación del gasto público por dependencias y programas.
Una vez presentados los documentos citados, comenzará un largo y complicado proceso de negociación que, además de involucrar directamente al gobierno federal y a los legisladores de ambas cámaras, también abarca a las principales fuerzas del país, como partidos políticos y gobernadores, entre otras.
En esta legislatura hay 208 diputados del Revolucionario Institucional; 114 de Acción Nacional; y 135 del Partido de la Revolución Democrática. De los 500 que integran la cámara baja, 30 son veracruzanos: 17 del PRI, 7 del PAN, 4 del PRD, 1 del PVEM y 1 del PT. De todos ellos, 9 son plurinominales.
Este año, Veracruz será beneficiado con importantes recursos en materia de puertos, vías de comunicación, energía y apoyos al campo; eso está prácticamente garantizado. Lo interesante ahora será ver la capacidad de los veracruzanos que ocupan curules en el Senado y Cámara de Diputados para gestionar recursos para la entidad y sus distritos y para áreas importantes, como la agroindustria azucarera, la cadena productiva del café y las zonas indígenas, entre otras. @luisromero85
Publicar un comentario