lunes, 23 de noviembre de 2009

¿Qué pasa con Américo Zúñiga Martínez?

PD: Sobre la Iniciativa de la Ley antiaborto


Claudia Guerrero Martínez
Entre lo utópico y lo verdadero

Graves anomalías están ocurriendo en la Secretaría del Trabajo y Productividad, ventiladas a la luz pública, por darse a conocer las aspiraciones de su Secretario de despacho, Américo Zúñiga Martínez. Este funcionario estatal está en franca campaña electoral para conseguir la candidatura a la Alcaldía de Xalapa y más grave aún, teniendo la ventaja de estar en un puesto estatal y utilizar los recursos de esta dependencia, para su promoción en medios de comunicación, pues no creemos, sean de su propio bolsillo. La encomienda desde “arriba”, de una sobreexposición de su imagen en los medios ante la opinión pública, Zúñiga Martínez ha sido señalado de tener a personal en esta dependencia, con bajo perfil y altas mañas, considerada una “banda de rufianes”, quienes son asesores de este titular de despacho, sin que nadie, absolutamente nadie, haga algo al respecto y con la venia del propio Gobernador Fidel Herrera, quien desde hace algunas semanas, sus decisiones no van con la congruencia política, de un Mandatario Estatal, quien debe estar interesado en el sentir de la ciudadanía.
Nos referimos a un sujeto de nombre Evaristo Morales Silva, quien con lujo de mañas y sin recato para opinar en los asuntos de la Secretaría de Trabajo, es quien el propio Américo Zúñiga no le pone freno y se hace llamar el “Brazo Ejecutor” de esta dependencia, para correr o cambiar a personal, como el caso de Marielena Marín, quien trabajó con tres exsecretarios del Trabajo y su labor fue reconocida por los propios antecesores de Zúñiga Martínez y hoy, con otras mañas que no conocíamos de Américo Zúñiga, quien disimula caballerosidad y cordura, en este caso, violentó los derechos de la empleada y en el lenguaje coloquial la “enfrió”, para obligarla a que renunciara a su cargo e instalar en su lugar, a jóvenes inexpertas, quienes no comprueban tener una currícula en abogacía y se sabe, sólo tienen la preparatoria como mínimo. Marielena Marín fue trasladada a otro puesto, de menor jerarquía, su sueldo y compensaciones bajadas al mínimo, violentando, curiosamente, sus derechos laborales, ya que cuenta con una base en esta dependencia estatal.
Otro caso más es el de Flavio Adrián Domínguez Jiménez, quien es abogado y catedrático de la Universidad Veracruzana, ha sido Subsecretario del Trabajo desde hace tres sexenios y durante 28 años labora en esta dependencia estatal, a quien le ha sido reconocida su habilidad para la negociación con líderes sindicales y trabajadores. Gracias a las grillas de Evaristo Morales Silva por órdenes del propio Américo Zúñiga Martínez, fue removido de su cargo y enviado al Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje, con una asignación de conciliador, cargo más bajo en esa dependencia. Lo increíble del caso es la violación a los derechos de este trabajador, en una dependencia donde por obviedad, es imperante su defensoría.
Pero usted, inteligente lector se preguntará, quién es Evaristo Morales Silva. Este brillante funcionario se jacta en ser otro ahijado de Fidel Herrera Beltrán. Ahora, ante la facilidad de moverse en esa dependencia, ha sido acusado de cobros indebidos de dinero a líderes sindicales y en muchas veces, amenazar a los mismos, ya que cuando le conviene ayudar a los trabajadores, bajo la dádiva de por medio. Este funcionario, cuando no sabe cómo actuar en una negociación, envía a Pablo Morales, otro empleado de esta Secretaría, para que haga los acuerdos, pero al final, Morales Silva sale en la foto. El empleado de la dependencia estatal es más conocido por sus excesos en la bebida, otra similitud con el actual Secretario del Trabajo y Productividad, Américo Zúñiga.
Otro caso más, el Señor Fabián Castillo López, quien vive en la calle de Morelos No. 31 y es vecino de Coatepec, hace cuatro meses presentó una formal denuncia en contra de Evaristo Morales Silva por el delito de despojo, pues éste último le llevó un juicio sucesorio a Castillo López, quien cuenta con escasos estudios y por su avanzada edad, este funcionario de la Secretaría del Trabajo aprovechó para hacerlo firmar un documento en blanco, despojándolo de su propiedad, poniéndola a nombre de Evaristo Morales. Esta denuncia se encuentra en la congeladora de la Agencia del Ministerio Público de Coatepec.
Ante estas graves anomalías, lo interesante del caso, es que todo esto es del conocimiento de Américo Zúñiga Martínez, quien olvida estos asuntos y ya inició una campaña mediática, vendiendo la idea a los xalapeños de ser la única, mejor y necesaria opción para ser candidato por la Alcaldía de una enferma Xalapa.
Recordemos, ya contar con el Alcalde de Xalapa, David Velasco Chedraui, quien no ha podido manejar la administración municipal por su falta de carácter y ser manipulado por el número uno en el estado. Hoy, a quien le apodaron el “Tontín”, por su propio mentor, ahora quiere dejar a Américo Zúñiga Martínez, como Alcalde en el siguiente trienio, con base a un acuerdo entre el inquilino de Palacio de Gobierno y el padrino de Américo Zúñiga, quien domina la región de Perote y ha tenido serias confrontaciones con el propio Ejecutivo Estatal, en pasadas elecciones a la Senaduría.
No queremos ser fatalistas, pero desgraciadamente, no vemos con buenos ojos, la imposición de Américo Zúñiga como candidato del tricolor a la Alcaldía de Xalapa, pues si no ha podido poner orden en esta Secretaría, lugar donde existe la impunidad, violación de derechos laborales y corrupción en su dependencia. Con base a lo expuesto, tampoco podrá poner orden en el Ayuntamiento de la capital del estado, el cual es altamente complejo. Sus logros en pasadas huelgas, como en la Universidad Veracruzana, la cual es la más representativa, fueron negociadas por el propio Fidel Herrera Beltrán. La verdad hay que decirla…

PD: Sobre la Iniciativa de la Ley antiaborto, lo que nos deja de este ejercicio, es otro más de los juegos perversos de Fidel Herrera. Primero, hace una negociación y acuerda con el PAN y la Iglesia, para no opacar su 5º Informe de Gobierno, que nos costó a los veracruzanos, 20 millones de pesos este espectáculo. Luego, lanza a manifestantes para provocar presiones y tomar la decisión planeada de retractarse y justificar su declinación, ante el sentir de la ciudadanía. Culpa a los panistas de ser los responsables de esta Ley y traicionar el pacto original. Debemos preguntarles a la oposición, si no han aprendido la lección de no creer en la palabra al Gobernador Fidel Herrera Beltrán, pues nosotros pensamos que aún no….

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com

Visite www.periodicoveraz.com
Publicar un comentario en la entrada