domingo, 23 de octubre de 2011

Vuelta en U: guía para entender y reactivar la democracia estancada

Raúl Abraham López Martínez*
Coyuntura Política XXI

En mi búsqueda por encontrar materiales que analizarán el tema de la democracia en México desde una perspectiva actual, encontré el reciente libro publicado por el analista político Sergio Aguayo Quezada.
El libro en cuestión tiene como título “Vuelta en U: guía para entender y reactivar la democracia estancada” publicado por la editorial Taurus en septiembre de 2010.
En este libro, se publican los principales resultados de una extensa investigación que Aguayo Quezada realizó en un lapso de siete años.
Durante este tiempo, el investigador de El Colegio de México, contó con el apoyo de un amplio equipo de trabajo que ayudaron al autor a recopilar y analizar una gran cantidad de datos y cifras que dan sustento al análisis publicado.
Recurriendo a una narrativa que hace accesible a cualquier público la lectura de este análisis, Sergio Aguayo nos muestra la “historia de una transición estancada y de una democracia hasta ahora fallida”.
Con esta tesis de partida, el también fundador de Alianza Cívica, marca una distancia de aquellos analistas y profesionales de la política que sostienen que la transición a la democracia quedo concluida con la alternancia en el año 2000.
Para sostener su postura, Sergio Aguayo recurre al método histórico, analizando la forma en que ha operado el Estado autoritario mexicano a partir de 1910 en su afán de mantener a una minoría en el poder recurriendo al fraude electoral y a la represión como sus instrumentos preferidos de control político.
Definiendo el fraude electoral de la siguiente manera: “cuando algún actor o grupo de actores tiene la voluntad, los recursos y los conocimientos para tomar medidas que violentan la voluntad ciudadana con el objetivo de favorecer a un candidato o partido. La intensidad e intencionalidad son fundamentales porque la posibilidad de alterar los resultados distingue al fraude de los inevitables errores o irregularidades que aparecen en todas las elecciones”.
De tal manera, que el lector podrá conocer de una manera digerible los aspectos más sobresalientes de la pugna que distintos actores y movimientos sociales han tenido que enfrentar, primero contra el PRI y luego contra los dos gobiernos federales del PAN; en su lucha por democratizar al país.
“Vuelta en U” incluye tres valiosos análisis de coyuntura. El primer análisis trata sobre el gobierno de Vicente Fox, señalando que “Durante el sexenio de Fox, el país vive transformaciones fundamentales porque la personalidad y estilo del presidente, asociado con las fuerzas desatadas por la alternancia, causan una redistribución gigantesca del poder. Es un reacomodo tan salvaje, tan sin respeto por los principios y formas de una sociedad democrática, que erosiona una democracia sin consolidar y contribuye a crear las condiciones para las costosas, lodosas y dudosas elecciones presidenciales de 2006.”
En el segundo análisis retoma el tema del proceso electoral del 2006, en este apartado Sergio Aguayo se da a la tarea de presentar una serie de elementos para valorar si hubo o no fraude en la elección presidencial. Concluyendo que “Con base en la información conocida, en los dictámenes de ilegalidad hechos por la autoridad electoral y, tomando en cuenta el escaso margen entre primero y segundo lugar, considero que de respetarse la ley; el ganador hubiera sido López Obrador a pesar de los graves errores de campaña que comete”. Añadiendo que “El fraude de 2006 se trata de un tema actual por al menos dos razones. A partir de él se legitima que todo se vale con tal de ganar porque ya se sabe que los árbitros electorales siempre dejan hacer pasar. Los resultados están a la vista en casi todas las elecciones locales. También se levanta un techo de cristal que limita el crecimiento de la izquierda más allá de ciertos límites.”.
El tercer análisis que tiene por título “Un balance de la alternancia, 2000-2010”, el autor afirma que “En 2000 creemos llegar al Olimpo de los comicios confiables, en 2006 nos desengañamos y en 2010 observamos azorados la influencia desproporcionada de un puñado de grupos y personas. Salvo contadas excepciones, en la renovación de legisladores y gobernantes tienen un peso fuera de toda proporción las burocracias de los partidos, los gobernadores, algunos empresarios y sindicatos y el crimen organizado, que trasladan a las urnas su feroz disputa por los presupuestos los negocios. No hay equidad, control sobre el dinero o certidumbre pues los órganos electorales están sometidos o atemorizados. Hay alternancia en los cargos, es cierto, pero seguimos siendo un país polarizado entre pobres y multimillonarios y se incrementa el agobio por una violencia que asfixia.”.
Por último, en el capítulo final de “Vuelta en U.” Sergio Aguayo nos presenta una “Guía para reactivar la democracia estancada”, en esta guía se hace un énfasis sobre la necesidad de que las organizaciones de la sociedad civil, en conjunto con los sectores progresistas de la académica y los periodistas comprometidos, puedan sumar esfuerzos encaminándose a lo que “Jane Cohen y Andrew Arato llaman la “política de la influencia, es decir, la presión indirecta sobre el sistema político que se ejerce apelando a la crítica, a la movilización y al convencimiento.””.
Para finalizar, hago una cordial invitación para que los ciudadanos, los periodistas y los académicos, interesados en los asuntos políticos, acudan a realizar la lectura del libro “Vuelta en U: guía para entender y reactivar la democracia estancada”.

*Director de la Revista Digital Independiente Voz Universitaria www.vozuniversitaria.org.mx raul@vozuniversitaria.org.mx facebook.com/raul.lopezmartinez
Publicar un comentario