jueves, 26 de enero de 2012

Entre Fovissste y Sofom, ¡megafraude!

* A punto de perder su casa y dinero varios beneficiarios del Fondo de Vivienda
* Empleado se los lleva al baile con avalúos y jamás metió al sistema sus documentos
* Hicieron contratos de compra-venta y les salen que nunca hicieron los trámites


Salvador Muñoz

Lo que en principio era el patrimonio familiar soñado, hoy está a nada de ser la peor pesadilla de su vida. No es sólo que el Fovissste les retire el crédito, ni tampoco el fraude que cometieron en su contra, sino el panorama terrible que se vislumbra de perder dinero y casa, todo, a la vez, ante la indiferencia del Fondo de Vivienda que trata de cualquier modo, de lavarse las manos ante el actuar de un hoy ex empleado: Flavio Anota Baxin.
No es una persona, ni dos, ni diez o veinte. Guillermina Gutiérrrez, Carmela Fernández, Diana Ochoa, Lidia Sánchez y Mónica Guzmán, son quizás la punta del iceberg de un fraude fenomenal en el avalúo de viviendas, en el trámite del Código Único de Vivienda (CUV) y en el manejo de la documentación de los beneficiados con un crédito de Fovissste.


EL PRINCIPIO DEL FIN
Hablan Guillermina Gutiérrez, Carmela Fernández, Diana Ochoa, Lidia Sánchez y Mónica Guzmán a nombre de sabrá Dios cuántas personas que se encuentran en la misma situación. Son muchas historias pero todas coinciden: Cuando se saben beneficiadas con el crédito de Fovissste, acuden a las instalaciones de dicho Fondo en la avenida Ruiz Cortines. Allí, atendidas por Flavio Anota Baxin, les dijo que los trámites de créditos para vivienda los llevaba la oficina de Hipotecaria CREA MAS, ubicada en Lucio Blanco de esta ciudad. Así que a cada persona que llegaba al Fovissste las mandaba con esa Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom), donde los documentos eran recibidos por una secretaria de nombre Laura Adriana Castro. Tras asegurar que todo estaba en orden, pedía a cada beneficiario, que hiciera una serie de depósitos al número de cuenta en Banamex 5204164398802998.
Lo curioso es que el número de cuenta no era de la Sofom, sino de una señora de nombre Laura de los Ángeles Tetelpa Lara que durante varios meses, era una sombra, hasta que hace unos días, tomó otra figura: es la ex esposa de Flavio Anota Baxin.
EL VALUADOR: JUEZ Y PARTE
Los depósitos que se tienen registrados por parte de los afectados, van de cuatro mil a siete mil pesos. Como muchos de los interesados desconocían el procedimiento, preguntaban en Sofom, a la secretaria Laura Adriana Castro, si los datos de la cuenta eran correctos a lo que ella siempre los tranquilizaba diciendo que eran para que se hiciera el avalúo de la propiedad interesada en adquirir. Eso sí, se daba un adelanto para que se hiciera el avalúo y una vez que se depositaba la cantidad, la secretaria de CREA MAS avisaba a Flavio Anota Baxin para que éste indicara a los interesados cuándo y hora para evaluar el bien inmueble. Los afectados señalan directamente a Anota Baxin como el encargado de hacer los avalúos aunque ciertamente, en algunas otras ocasiones, aseguran que ¡hasta un joven de 16 años aproximados los hacía! Es decir, el empleado del Fovissste fungía como Juez y Parte en la adquisición de una casa.
Guillermina Gutiérrez dice que a ella le salió el avalúo de manera específica en 4 mil pesos, y el dinero se entregó directamente al ingeniero Darío de la Luz, que fungía como responsable de la Sofom. “Pedían dinero hasta para tramitar la Clave Unica de Vivienda”. Agrega Mónica Guzmán que a muchos “se las cobraba Flavio Anota Baxin en 600 pesos”, cuando es un trámite gratuito.
Diana Ochoa, por su parte, comenta que para el avalúo depositó “x” cantidad en una cuenta de una señora que se llama Laura de los Angeles Tetelpa, ex esposa de Flavio. Hoy, con su crédito perdido, reclama: “Nos dicen en Fovissste que dejamos de hacer los trámites. ¡No es cierto! Fueron ellos”.


EL TIEMPO AVANZA
Como todo crédito, había un límite. Ya tenían todos los documentos entregados, incluso, muchos ya habían formalizado contratos de compra-venta con el requisito indispensable de un adelanto que por lo regular, oscila arriba de los cien mil pesos hasta donde quiera. Hubo quienes contrataron préstamos bancarios que fueron aceptados al saber que Fovissste habría de liberarles pronto el crédito y entonces… la tramitación de los documentos tardaba. Las razones, según la secretaria Laura Adriana Castro, “no cargaba el sistema”.
Y SON MUCHOS
Guillermina Gutiérrez, otra afectada, dice que no tienen una cantidad específica de cuántos derechohabientes podrían estar en la condición en que se encuentra la veintena de personas que representan. Al menos acá en Xalapa, “hablamos de 50 o 60 personas”. Pero la cantidad se puede multiplicar de manera alarmante…
“Esto sucede en todo el estado”, cuenta Mónica Guzmán. “Ayer (miércoles), con el licenciado Eduardo Domínguez Zamudio, encargado del Departamento de Vivienda en Veracruz, tomamos un expediente al azar, creo que fue de Cerro Gordo, y no estaba dentro del Sistema de Datos. Igual ocurrió con otra y otra, que pudo haber perdido su crédito. Flavio Anota no metió nada en el sistema, su escritorio estaba lleno de expedientes. Pero no metía datos al sistema. Recibía pero no metía los datos. En todo el estado se teme que esté ocurriendo que muchos estén perdiendo créditos”.
Sí, habla en pasado de Flavio Anota Baxin porque tiene meses que dejó de trabajar en el Fovissste pero no sólo eso… es posible que haya “defraudado” o “colapsado” a cientos de aspirantes a viviendas adheridos al Issste.
EL NEGRO ANECDOTARIO
“La doctora Ana Rodel Escamilla Ortiz, derechohabiente del Issste, sigue sufriendo su calvario y su viacrucis para que las autoridades de la delegación del Issste y Fovissste le hagan efectiva la adjudicación que obtuvo en el sorteo Fovissste para préstamos en adquisición, renovación o construcción de vivienda. Inclusive las propias autoridades le han informado que el primer cheque se emitió con fecha del 31 de agosto del 2009, pero al parecer el Jefe de Vivienda del Fovissste, César Casarín Ochoa, Flavio Anota Baxín, Graciela Ramírez Hernández, jefe de los servicios de Formalización de Crédito Fovissste, Verónica Torres Landa Castelazo y Reyes Romero Capetillo continúan haciéndole de “chivo los tamales” a la doctora. Ella espera que el vocal del Fovissste Manuel Pérez Cárdenas no se sume a la lista de estos funcionarios pillos, quienes ya fueron denunciados ante la Secretaría de la Función Pública…”
Nada personal / JM Pesado / Marcha. 12 de noviembre 2012

CLAMAN AYUDA
“Nos dijeron que ya estaban cerrados los créditos. Somos 20 personas las que hemos revisado nuestros créditos. Sabemos que ya están cerrados. Queremos que nos los activen pues finalmente no fue nuestra responsabilidad”, exclama Carmela Fernández, quien precisa que ellas entregaron en tiempo y forma la documentación y fue la Sofom Crea Mas y Flavio Anota Baxin.
Por eso, se acercaron en el Fovissste a Eduardo Domínguez Zamudio, encargado del Fovissste en Veracruz. “Nos dijo que iba a venir gente de México a darnos respuesta pero a la fecha, tenemos tres semanas esperando, y no hay nada. Nos dicen que se va a arreglar pero nada, no hay nada claro”. Mónica Guzmán dice que les comentaron que va a venir gente de México a revisar todos los expedientes, y que si se puede, depende la fecha, que tengamos el avalúo, se van a reactivar los créditos, si se puede… si no…”

SENTENCIADOS
Carmela Gutiérrez ya no sabe a quién recurrir, “queremos respuesta concreta y definitiva. En mi caso, vivo en la casa que compré, tengo cuatro meses” pero espera el crédito. Doña Emma que buscó una casa de 900 mil pesos, paga intereses al banco mes con mes “y ya no puede con esa deuda”. Y es que estaban esperanzadas a que una vez liberado el crédito, pagarían la vivienda, pero no…
En el caso de Diana Ochoa, ella hizo un contrato de compra-venta con un vendedor para que me apartara una casa. “Cumplí con todos los requisitos y en diciembre me dijeron que el crédito estaba cerrado. Laura Castro no había entregado documentación en México ni Flavio Anota hizo avalúo para integrarlo al expediente. Tengo contrato de compra-venta por cien mil pesos. La presión es grande porque el vendedor quiere la totalidad del contrato que es por 600 mil pesos”.
Hoy, Mónica Guzmán García teme a que llegue el Día de la Candelaria. “Me hablaron de Banorte, que si antes del 2 de febrero no pago, rematan la casa. Ya había hecho la carta donde le pedí al banco que cuando me pagara Fovissste, iba a pagarles. Lo que yo tenía que darle al banco era una diferencia como de 14 mil pesos, pero ahora, como ya no me van a liberar el crédito, tengo que pagarles a ellos o rematan la casa”. El plazo: Dos de febrero. Y Crea Mas nunca reconoce a Flavio Anota como su valuador.
Publicar un comentario