lunes, 30 de diciembre de 2013

¿Feliz año nuevo?



Brenda Caballero

Números Rojos

No sé usted, pero en mi caso, cada vez que finaliza un año, siento cierta tristeza o nostalgia por los recuerdos de los buenos momentos experimentados durante los 365 días. Atrás quedan ya los ratos que dejaron un mal sabor de boca para seguir siempre adelante. Aclaro que este “adelante” nada tiene que ver con algún gobierno, incluso, este 2014 empezará re-feo para la mayoría de los mexicanos por culpa de la mentada reforma fiscal.
Y es que para que estemos más que enterados y no seamos sorprendidos, algunas tiendas comerciales ya están poniendo sus letreros de aumentos a ciertos productos, para “amarrarse el dedo”, explicando a la clientela que será “por disposición del gobierno federal”.
Apenas acabo de ir al supermercado y pude notar que varias personas, aparte de comprar la cena de fin de año, se esforzaron en adquirir las bolsas de alimento para sus mascotas, ya que si recordamos, les incrementarán un 16 por ciento correspondiente al Impuesto al Valor Agregado.
No faltó quien aparte de las botellas de licor para la cena echara una extra, ya que ahora sí, el alcohol se subirá junto con el precio: las que menos pegan, de 0 a 14 grados, aumentarán su precio un 26.5 por ciento, como el rompope, la caribe cooler, la sidra, etcétera. Las que contienen de 14 a 20 grados de alcohol subirán 30 por ciento, como el jerez, el vino, baileys, etcétera. Y las que nos dejarán volando bajo serán las de más de 20 grados en un 53 por ciento como los tequilas, vodkas, brandys, rones, etcétera. La cerveza es otra historia, ya que llevará un impuesto especial más IVA ¡Ese alcohol a lo mejor no emborrache pero sí pegará duro en los bolsillos! Creo que ahora el gobierno ya nos quitó hasta la forma de ahogar nuestras penas…¡No hay que ser!
Pero si los aumentos en el alcohol no nos intoxica demasiado, tenemos el de los plaguicidas que van desde el 6,7 ó 9 por ciento. Aquí quiero hacer un paréntesis, ya que una de las ideas que nos vendieron de la reforma fiscal fue que no aumentarían el precio de los alimentos, sino “sólo aquellos lujitos” que nos diéramos “de vez en cuando”, sólo que aquí el presidente Kike Peña y los diputados no pensaron en las plagas que en ocasiones pegan a las cosechas… daño colateral… ¡Desde luego que aumentarán las frutas y verduras!
¡Mueran las calorías! parece ser el slogan de la nueva Reforma Fiscal, ya que todo lo que tenga 275 kilocalorías por cada 100 gramos gravará con un impuesto especial del 8 por ciento sobre su valor original. Eso sí es chistoso, nunca imaginé a los auditores haciendo las veces de nutriólogos… sabía que eran contadores ¡pero no de calorías!
Aunque el Servicio de Administración Tributaria (SAT) al final quiso ser medio blando calóricamente hablando, ya que sacó su lista de alimentos que a pesar de ser “engordativos” fueron perdonados del Impuesto Especial Sobre Productos y Servicios como los bolillos y teleras, las tortillas de maíz y de trigo, las pastas para hacer sopa, y todo aquel pan que no contenga dulce. ¡Qué lindos! Parece que no pero ¡le han quitado el sabor a la vida!, considerando que en México se producen 33 kilos de pan por habitante cada año.
Y hablando del sabor de mascar un chicle, ¡hasta ese privilegio nos jodieron! ya que también subirá de precio en un 16 por ciento por el IVA y si calóricamente engorda, le pondrán otro porcentaje adicional del 8 por ciento.
Si es consumidor asiduo de refrescos, polvos y jarabes para preparar bebidas de sabores, también le pasará a traer el incremento de peso por litro.
Pero eso sí, para equilibrar todos esos aumentos, nuestro gobierno y legisladores han sido demasiado benévolos con nosotros al otorgarnos un aumento histórico de 2 pesos con 50 centavos ¡Poca su mandarina en gajos!
¿Y sobre todos esos incrementos y pérdida de poder adquisitivo dicen que no tenemos devaluación? ¡Tenemos devaluación de alimentación, que es peor!
No quiero amargarle la última cena del año, así que no se preocupe si sube de peso o gana calorías, pues como vamos, seguritito las pierde rapidito el año que entra.

Email: caballero_brenda@hotmail.com
Publicar un comentario