lunes, 13 de enero de 2014

Salud pública

Luis Alberto Romero
Hora Cero

El diagnóstico de la salud pública en Veracruz representa un llamado de atención para las autoridades sobre la necesidad de canalizar más recursos a la atención médica y hospitalaria a la población.
Veracruz se encuentra dentro de las entidades con mayor incidencia de enfermedades como la fiebre tifoidea, amibiasis, infecciones intestinales, meningitis, tuberculosis, diabetes, virus del papiloma humano y tumores malignos.
Por si fuera poco, ocupa el primer lugar nacional en la incidencia de padecimientos como la tuberculosis respiratoria, que afecta a unos dos mil veracruzanos y que, si se detecta a tiempo, es una enfermedad curable.
De acuerdo con estadísticas oficiales, en la entidad, el 17% de las muertes se debe a enfermedades del corazón; casi 14% se relaciona con diabetes; el 12% de los decesos tiene su causa en tumores malignos; el 7% de las muertes se debe a enfermedades del hígado; el 6.8%, a los accidentes; 6%, a enfermedades cerebrovasculares; y 2.7%, a enfermedades pulmonares obstructivas crónicas.
Los datos de la infraestructura médica-hospitalaria nos dicen que la cobertura de los servicios de salud en la entidad benefician a unos 4 millones 300 mil afiliados. En 2011 se hablaba de más de mil 700 unidades médicas en Veracruz: mil 604 de consulta externa y 96 hospitales en la entidad. En total, casi 12 mil doctores: 4 mil 200 médicos generales y 4 mil 600 especialistas.
Los recursos del estado abarcan también casi 4 mil 700 camas y 4 mil 600 consultorios.
Se estima que hay en Veracruz 1.6 médicos por cada mil habitantes y 18 unidades de consulta externa por cada 100 mil personas.
Sin embargo, al margen de esos recursos de personal e infraestructura, el gran problema de la entidad es llevar los servicios de salud a una población dispersa, sobre todo en el ámbito rural. Es decir, hay hospitales y hay unidades de atención médica pero el 39.9 % de las localidades de Veracruz tienen menos de 2 mil 500 habitantes y 129 de los 212 municipios del estado tienen menos de 26 mil pobladores, lo que dificulta satisfacer las necesidades de atención médica de los pequeños asentamientos.
Un paso importante, sin embargo, se dio la semana pasada, el 8 de enero, cuando el ejecutivo estatal entregó lo que se considera como el mayor equipamiento en unidades móviles en la historia de Veracruz; son 135 ambulancias; unidades de alta especialidad para la detección oportuna de diversas enfermedades y camionetas para el traslado de pacientes. Se trata de unidades equipadas con la más alta tecnología disponible, equipo de primer mundo para la atención de la población que, debido a problemas de distancia, no tiene fácil acceso a los centros de medicina especializada.
La inversión fue de más de 260 millones de pesos, además de que se destinaron también 605 millones para equipo médico y de laboratorio.
Por otro lado, en cuestión de días será emitida la licitación para equipar a los 59 hospitales públicos del sector salud en la entidad, con monto superior a mil 600 millones de pesos.
Es, dentro de un mar de información negativa, una buena noticia para Veracruz.

@luisromero85
Publicar un comentario