miércoles, 15 de enero de 2014

¡Una alegre mañana con la familia Alcántara!

*Joaquín, sus hijos y la amistad sincera en la histórica Hacienda

Alfonso Mora Chama
Espacio 13

Llegamos con Alfonso “Chino” Mora Cid, mi hijo, a la histórica Hacienda del Mayor Joaquín Alcántara Tolentino, ahora en las atinadas manos de su hijo Joaquín Alcántara Hernández, citados a un desayuno de amigos y de grata camaradería…Pedro Reyes y Lorenzo de Cosautlán; Genaro Moreno y su esposa Gloria, de Xico; Héctor Larios y su amena charla deportiva y política, no faltaba más…Hugo Cruz Ojeda, director de Rotativo, Erick Alcántara en la mesa charlando de todo y para todos…
Al bajarnos del viejo vocho, dije a mi hijo el “chino” Mora Cid:
“Hace años, muchos años, aquí llegamos con los cuates de la secundaria, allá por 1964, para darle mañanitas al Mayor Alcántara Tolentino, en su cumpleaños a invitación que nos hizo a la vez, el “diablo” Angel Gómez Calderón, presidente municipal de Teocelo y después de Coatepec…Daniel Flores, Pedro Gómez…amigos de los años 60, conociendo personalmente al Mayor y saludándolo de mano y fuerte abrazo…”.
Un suculento desayuno nos esperaba en la mesa de mantel cuadrado, en los pasillos de la Hacienda, calor solar y humano se vertía en la charla con la familia Alcántara y los amigos, periodistas y políticos…
A Joaquín, el que chinga a los bandidos vestidos de agiotistas y de jueces, en su valiente y muy cabrona columna “Desde Zimpizahua”, esta “ponchado” pero no “rajao”. Fuerte resfriado arrastrándolo desde diciembre del año pasado, será resfriado…un fuerte dolor en una pierna, pero estaba con nosotros, chascarrillos, charla de los pinches curas, poco de política…de la responsabilidad adquirida por sus herederos, Erick y Chava en cargos públicos…
Amistad de años con Joaquín, con su barzón y su columna, como integrante y con el cargo de Presidente de la Comisión de Honor y Justicia de Periodistas Unidos de Coatepec…es de los nuestros, no de los tibios ni timoratos, indecisos…habla como debe de ser, sin tapujos pero con los pelos de la burra, de la marrana o de…en la mano. Nada de rumores ni de dimes y diretes…los chismes de patio a la chingada. El periodismo es cosa seria y es para responsables no vividores ni chantajistas. El camino fácil de la adulación cualquiera lo ejerce, el difícil y con obstáculos, pocos., porque nos lleva a la pobreza, a la carencia de lujos, de privilegios de los poderosos….
 La mañana de ayer en Zimpizahua fue agradable por donde se le busque, entre verdaderos amigos y colegas. La salsa de chicharrón, de huevo, el queso asado con sus rajitas y cebollas, los frijolitos y el sabroso café, de poca madre…más estupendo por la sinceridad y honestidad con que invita la familia Alcántara Ceballos, hijos que siguen los pasos firmes del padre, con la responsabilidad del trabajo heredado por el abuelo el Mayor Joaquín Alcántara Tolentino y Joaquín el del látigo barzonista aplacando como Juan Derecho aquel personaje de Chucho Salinas, a los malvados y bribones, a los usureros y jueces “cobradores de cuentas”…para eso está Joaquín y Desde Zimpizahua los trae a raya..
  Con Joaquín no dejamos crecer la hierba en el camino de la amistad. Poco nos hemos visto pero esto ayuda a fortalecer la amistad y la sinceridad ganada hace años. Dejo dicho aquel pensador chino y no precisamente chino mora, el que aguantó vivir entre una familia arruinada, que para conservar una amistad es preciso prescindir de la superioridad que puedan otorgar el poder, las riquezas, la edad y debemos entender que el único motivo que nos incita a la amistad es llevarlas sin intereses materiales….
   Gracias Erick, Chava…gracias Joaquín y que siga esa valiente pluma apareciendo en los diarios que se atreven a tomarla en cuenta. Periodismo de combate no de alabanzas ni canto de sirenas. ¡Animo Joaquín que muy pronto, y no es amenaza, estaremos nuevamente con ustedes!.
Grato saludar a Pedro Reyes, Lorenzo, Héctor Larios, Erick Alcántara y su auxiliar en Comude Coatepec, a Hugo Cruz Ojeda, a Genaro y su esposa Gloria, a los hijos de Joaquín y a los meseros que siempre atentos, sirvieron el suculento desayuno.
Gracias “mijo” Chino Mora por acompañarnos, dejando a un lado tu fructífero trabajo pero satisfecho ante el saludo de verdaderos amigos de esta histórica Hacienda de Zimpizahua.

Remato:

Dejamos esta expresión
Con un refinado fin…
Para el chingón del barzón
El cabroncito de Joaquín…
En su Hacienda, la atención
 Para amigos sin el “chelín”

morachama@gmail.com
Publicar un comentario