miércoles, 26 de febrero de 2014

Buena noticias pa Miyuli

Salvador Muñoz
Los Políticos

La mañana del miércoles leo “El Coco” de Walter Ramírez, un amigo de años que manda su editorial a mi correo:
“El gobierno federal está decidido, no descansará hasta saber quiénes ayudaron a El Chapo a fugarse el 19 de enero del 2001 del penal de Puente Grande. Estoy de acuerdo que se consigne a sus cómplices, pero el empecinamiento y el modo de hacerlo, me huelen a pura y absoluta venganza. El director del penal, Leonardo Beltrán Santana ya fue juzgado y encarcelado, los custodios también y sólo quedaron desestimadas las denuncias en contra de Jorge Tello Peón y Santiago Creel Miranda. De los demás personajes que se habla solo son especulaciones”.
Después leo al senador Héctor Yunes Landa, quien respecto al tema, declara lo siguiente:
“Por supuesto que se tiene que investigar todo lo vinculado al Chapo”.
Cuestionado sobre si Miguel Ángel Yunes Linares debería ser llamado a declarar con respecto a este caso, respondió: “todos los ciudadanos, si existe justificación para ser llamados a declarar sobre algún tema lo tendrán que hacer pero no significa esto que tenga alguna responsabilidad”.
Algunos consideraron como el llamado de la sangre la “defensa” que hace Héctor de Miguel Ángel que para uno no deja de ser un argumento lógico lo expresado por el senador respecto a quien dicen que es su primo.
Ayer mismo, se quiso enfatizar que en el tiempo en que se dejó escapar a Guzmán Loera, Yunes Linares no ostentaba ningún cargo oficial. El texto que corrió en periódicos y redes dice así: “La fuga fue el 19 de enero del 2001 y fue casi 4 años después, el 10 de enero del 2005, cuando Miguel Ángel tomó posesión de la Subsecretaría de Prevención y Readaptación Social de la Segob. Por ello, concluyen que Yunes Linares no tendría que aclarar nada.
El asunto se enturbia cuando la revista “Indigo” saca a relucir a Enrique Pérez Rodríguez, quien en 2001 estaba a cargo de la dirección de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Gobernación y le adjudican a Yunes Linares ese puesto federal.
Y si eso es turbio, el asunto se ensucia más cuando el vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez, dice que el presidente Enrique Peña Nieto ordenó una investigación sobre la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán en 2001: “Hay una instrucción precisa por parte del presidente Enrique Peña Nieto de que se investigue cómo sucedió la fuga del 'Chapo' hace 13 años. Y vamos a conocer y a exhibir a quienes lo ayudaron a huir de la cárcel".
Tal declaración echa abajo al “Coco” de Walter Ramírez: Para el gobierno federal, la investigación que en su tiempo hizo un gobierno panista no es suficiente ni satisfactoria… sospechan que hay más involucrados. Continúa Eduardo Sánchez: “Se dio la instrucción precisa de que se investigue de manera profesional respecto de la participación de funcionarios públicos, en colaboración, en complicidad, para ayudar a delincuentes de cualquier tamaño. Si tenemos evidencia de cómplices que desde los gobiernos hayan apoyado a criminales, iremos contra ellos".
¿Quiere ver más interesante el asunto?
Declara hace unos días Yunes Linares lo siguiente: “El momento hoy, para el equipo del que yo formo parte, es de apoyar a Gustavo Madero para que sea el primer dirigente electo por el voto directo de los militantes, para que lleve al PAN un triunfo importante en el 2015…”
Es claro que no apoyará al senador Ernesto Cordero quien busca la dirigencia nacional del partido… habrá que ver cuál será la respuesta de este senador panista ante el apoyo negado por parte de Yunes Linares, quien mediáticamente, está entre las patas de los caballos aunque en el argumento, lógicamente, puede librar la orden del Presidente: “Investigar cómo sucedió la fuga del 'Chapo' hace 13 años así conocer y exhibir a quienes lo ayudaron a huir de la cárcel".
Pero el asunto para Yunes Linares se complica y se suaviza con dos puntos:
a, el complicado) De acuerdo a la versión del periodista Julio Scherer en su libro “Máxima Seguridad”, recoge el siguiente testimonio del reo Evaristo Nucamendi: “Un día vino Enrique Pérez Rodríguez y la fuga fue al día siguiente. Yo no estuve presente, pero dicen que llegó Pérez Rodríguez y que le dijo: ‘Prepara a dos de tus gentes porque te voy a mandar al COC (conductas especiales). Hay demasiada presión y ya no te puedo tener aquí. Agarra a dos gentes para que te acompañen’ ”.
b, el suave) Supongamos que se investigue a Yunes Linares por la relación que guarda con Enrique Pérez que es desde hace años, de cuando fue secretario de Gobierno con Chirinos, en mandos federales y hoy, de cierta forma, indirecta, al ser secretario del Ayuntamiento de Miguel Ángel Yunes Márquez, en Boca del Río… la buena noticia para Miyuli es que, al parecer, el encargado de investigar sería Jesús Murillo Karam, procurador general de la República, de quien se presume compadrazgo con el choleño al grado que los hijos de Yunes Linares le dicen tío al funcionario de Peña Nieto… así las cosas, Miguel Ángel no tendría de qué preocuparse… aunque sí, Murillo Karam.
Publicar un comentario