martes, 25 de marzo de 2014

Bermúdez, el funcionario del sexenio

Mónica Camarena Crespo
Parque Juárez

Durante su más reciente conferencia de prensa, el Gobernador Javier Duarte hablo de varios temas que son de interés de la sociedad y por lógica de los representantes de los medios de comunicación, pero llamó la atención la contundencia al dar por sentado que el actual Secretario de Seguridad Pública Arturo Bermúdez, permanecerá al frente de esa alta responsabilidad hasta el final de su sexenio.
Es importante por varias razones; la primera es obvia, pues se trata de la confirmación de la gran confianza que tiene el Ejecutivo Estatal en su colaborador. La otra, es dar por sentado que nada ni nadie, puede cambiar la decisión, que al parecer esta tomada.
No es secreto que el titular de seguridad pública es de los funcionarios de mayor cercanía con el Gobernador, una relación laboral estrecha y respetuosa que ha aguantado tormentas, chicas, medianas y grandes.
Arturo Bermúdez para quienes lo conocen de cerca, aseguran que se trata de un hombre coherente, equilibrado y muy responsable. Su tarea lo ha expuesto a el y a su familia todo este tiempo, más allá de ese valor, se le reconoce una lealtad a toda prueba.
No se duda que Bermúdez concluya el actual sexenio como titular de Seguridad Pública, un área en la que solo el manda y a quien al único que le reporta es al Gobernador. Su entrega, pero sobre todo los resultados que siga entregando deberán ser más palpables y mayormente difundidos.
Y es que la sociedad exige mayores resultados en la seguridad pública, hay temor en muchos sentidos y se trata de una de las altas prioridades de todo gobierno.
Por lo pronto, después de las declaraciones del Gobernador Javier Duarte que lo ratifico hasta final de sexenio, al Secretario Bermúdez lo emplaza en automático a continuar dando lo mejor de si, pase lo que pase y al costo que sea.

Ágora
El escandalo Oceanografía no solo alcanzará en forma negativa la campaña que realiza Ernesto Cordero y Juan Manuel Oliva en su carrera por la Dirigencia Nacional del PAN, sino a varios conocidos que irán cayendo poco a poco, incluidos algunos parientes de priistas.
Nada más hay que releer el libro “ Camisas azules, manos negras “ de Ana Lilia Pérez, altamente recomendable para entender más todo el tema de nexos y negocios a costa de PEMEX.

Ágora II
Nada para nadie todavía en candidaturas del PRI a las diputaciones federales del 2015; aunque muchos caminan, otros aseguran tener promesas, los demás se dan como únicos prospectos ganadores, los intereses y prospecciones futuras obligan a recomponer listas.
Se pueden descarrilar a muchos aspirantes que hasta hace poco se daba por sentado que irían en la búsqueda de las curules federales.
Ya se vera, se confirmara, que el futuro inmediato político y electoral en Veracruz, será cambiante, intenso y de pronósticos reservados.

@monicamarena
Publicar un comentario