martes, 1 de abril de 2014

Y Dios, ¿por qué no se cae?

Jorge Arturo Rodríguez
Tierra de Babel
Dicen que abril es el mes de la niñez, y vaya que muchos escuincles esperan el día 30 para ser festejados y recibir regalos. Claro, otros tantos no tienen ni pal bolillo, mucho más en México donde relucen las desigualdades. Ahí están las cifras y las estadísticas del número de niñas y niños en la marginación. Qué le vamos a hacer. Vendrán tiempos mejores, eso dicen. Caray, ya nadie le cree a los políticos y autoridades. ¿Habrá excepciones? Quizás, pero hay que buscarlas con lupa.

Y sí, mínimo hay que brindarles nuestra atención y cariño todos los días, porque como expresó Oscar Wilde, el medio mejor para hacer buenos a los niños es hacerlos felices. Además, recordemos que la única patria que tiene el hombre es su infancia, escribiera Rainer María Rilke.

En fin, hay que decirlo, celebro el apoyo económico (13 mil 500 pesos) que el alcalde de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, entregó a la alumna del Instituto de Educación Artística Isadora, Dania Paola Gómez Sánchez, “quien fue seleccionada como la única xalapeña que consiguió su pase para concursar en la ciudad de Nueva York, dentro de las eliminatorias del Youth America Grand Prix, a celebrarse del 4 al 11 de abril próximo, calificada como la más grande competencia de ballet en el mundo que premia con becas completas y contratos de trabajo a bailarines entre los 9 y 19 años de edad”. Bien por eso. Hay que estimular a la niñez veracruzana que tiene mucho talento. En cuanto al trabajo de la administración municipal de Américo Zúñiga, pos aún es tempranito pa’ valorar. Demos tiempo al tiempo.

Por cierto, William Deer escribió: “Mi hijo me pregunta, con sus ojos adormilados, una mañana de enero. Llueve. Aquí adentro, a su lado, no me inquieta el tiempo, me sosiega su inocencia. Sus manos, enredadas en un juego imaginario, en el aire me sostienen. Cabello lacio, mal cortado. Sus mejillas y su nariz chatita, resaltan una sonrisa y la pregunta: -Y Dios, estando en el cielo, ¿por qué no se cae?”

Pasando a otros asuntos, emotiva inauguración de la Casa de Enlace, en Cosoleacaque, tuvo la diputada por el Distrito XXVII, Gladys Merlín Castro, donde expresó: “Hoy ante los ciudadanos que me dieron su confianza, jóvenes que creyeron en mí para hacer realidad las transformaciones que tanto queremos, madres y padres de familia con mejores oportunidades para sus hijos, ancianos de memoria sabia que me respaldaron con energía y ganas de trabajar, a todos los que se esforzaron para convertir la esperanza de un gran proyecto en la realidad, que inició hace 146 días; a todos los que viven en cada uno de los nueve municipios de mi distrito; a todos ustedes para los que ahora trabajo con pasión y emoción, y a los que tengo la obligación de servir les digo: Esta no es una oficina más, es una casa que será hogar para la gestión donde prevalecerá el respeto, atención y afecto para todo aquel que la visite en la búsqueda de la solución a sus necesidades. Hace 5 meses que tome protesta como diputada local, lo hice con plena conciencia de las responsabilidades que mi posición implica, entiendo claramente los deberes que ustedes y las leyes me señalan, les digo que habré de cumplirlo”. Sin duda lo está haciendo. Así se trabaja. Enhorabuena.

De cinismo y anexas

Vaya que da tristeza y coraje. Fíjense nomás que según el Censo de Población y Vivienda 2010, en México hay 5 millones 393 mil 665 personas en condición de analfabetismo, que representan 6.9 por ciento de los ciudadanos mayores de 15 años, y 64 por ciento está en edad productiva. No, pos, ¿vamos bien?
Por lo pronto ahí se ven.
Publicar un comentario