martes, 1 de abril de 2014

Mota: La candidatura que no llega

Marco Antonio Aguirre Rodríguez
Místicos y Terrenales
Perder el piso… con un puesto

El corazón de Adolfo Mota, el secretario de Educación de Veracruz, vibra con todo por la candidatura a la diputación federal del próximo año por el distrito de Coatepec.
Pero parece que no le va a tocar… otra vez.
Adolfo Mota tiene en contra el poco trabajo de campo realizado en ese distrito y la presencia creciente de por lo menos tres corrientes:
1. Los allegados a la Fidelidad.
2. Los arropados como nietos de la Fidelidad.
3. El grupo de José Yunes.
Vaya pues, el distrito de Coatepec se está disputando con fuerza, y de entrada -ya con nombres en mano- están por lo menos 4 tiradores:
a. Noemí Guzmán, secretaria de Protección Civil del gobierno del estado. Por cierto, la funcionaría estatal reconoció hace unos días que ella aspira a la posición, ¿porqué nadie dijo que estaba desestabilizando al gobierno del estado con sus pronunciamientos adelantados?.
b. Joel Arcos Roldán, que ha buscado una posición desde hace mucho y que ahora tiene una alianza con el Senador José Francisco Yunes Zorrilla, quien lo nombró Coordinador de Gestión Legislativa y Vinculación Ciudadana del Senado. Pero además ambos tienen otro elemento en común: María Elena Arcos Yunes Regidora Primera del Ayuntamiento de Perote; los apellidos son la guía del vínculo que les representa.
c. Antonio Gómez Anell, funcionario durante el gobierno de Fidel Herrera, a quien ahora arropa el gobierno de Javier Duarte en busca del puesto, toda vez que la propuesta hecha por el secretario de Finanzas, Fernando Charleston, nunca cuajó. Antonio Gómez Anell recibió un gran tanque de oxígeno para sus aspiraciones diputariles cuando Javier Duarte lo invitó y lo mantuvo cerca en la inauguración del llamado cuartel del Grupo Tajín, en San Pancho, municipio de La Antigua, donde también estuvo el secretario de Seguridad Pública Arturo Bermúdez.
d. Y Adolfo Mota. Aunque ahora el secretario de Educación está enfilando baterías buscando que lo nominen como candidato por el distrito de Xalapa rural, tal vez porque siente que en Coatepec nada tiene que hacer, tal vez porque está buscando una alternativa.
Y es que a Adolfo Mota –además- le urge ser diputado, por aquello del fuero constitucional, porque ya empezaron a señalarlo de que es la punta del hilo de la madeja de las corruptelas (no denunciadas, sólo señaladas) de Gabriel Deantes y Edgar Spinozo (en tema aparte, ¿porqué la Contraloría del Estado no ha presentado denuncia alguna contra los funcionarios cesados?).
Este es el juego de los místicos, en el cual lo terrenales muchas veces nada tenemos que ver.

DIF XALAPA, PERDER EL PISO.
En definitiva existen quienes pierden el piso con algún nombramiento que reciben.
Por ejemplo, en el DIF municipal de Xalapa, uno de los directivos tomó por su cuenta el comenzar a realizar acciones de entrega de despensas y de láminas, haciendo (o más bien buscando hacer) acuerdos con dirigentes de colonias de la capital del estado.
El joven funcionario deja que su corazón se desboque por la ilusión del 2018, cuando deberá darse la próxima elección para las presidencias municipales de Xalapa; pero sus ilusiones también tienen escala en la Cámara de Diputados, tanto en la local como en la federal.
Pues bien, que este joven ande en movimiento constante nada tendría de malo, incluso si todo lo hiciera con el afán político partidista que ahora despliega.
Pero a José Ricardo Ramírez Bretón, que tal es su nombre, la pasión lo llevó a brincarse tres personalidades: al director del DIF municipal, Adolfo Toss Capistrán, a la presidenta del DIF municipal, Mariana Yorio de Zúñiga, y al presidente municipal, Américo Zúñiga Martínez.
Las referencias son: que el trabajo lo hace diciendo que es para apoyar las posiciones de uno de los senadores del PRI que buscan la candidatura gubernamental.
José Ricardo hasta ahora había sido institucional, sobre todo cuidando precisamente al grupo político en que se ha movido.
Pero al enfrentarse con quien es su jefe directo, Adolfo Toss, puede crear un conflicto con uno de los aliados del Senador priista. Ricardo Ahued, que tal es el nombre del aliados, es el circulo en que se mueve el director del DIF municipal; Adolfo Toss llevó la campaña por la diputación local del expresidente municipal de Xalapa, con el cual ha trabajado desde que este fue –precisamente- alcalde de la capital del estado.
La otra alianza que hace peligrar es con el presidente municipal de Xalapa, con el cual el Senador tiene fuertes lazos.
Américo Zúñiga ha cuidado ampliamente la relación con los lideres de colonias porque ya vio de cerca lo que puede ocurrir de no estar bien con los mismos.
Así pues, las actitudes de José Ricardo deben cuidarse.
Puede ser que sólo sea la pasión que lo lleva al actuar impulsivo, aunque también pueden darse otras condiciones para una actitud de éste tipo.
¿Qué es lo que pasa ahí.

MOTA NO LLEGA.
Publicar un comentario