martes, 1 de abril de 2014

Inversiones y sector rural

Luis Alberto Romero
Hora Cero

El gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, ayer puso sobre la mesa la información relacionada con la cuantiosa inversión que se ejerce en la entidad: 42 mil millones de pesos en obras de infraestructura en comunicaciones, carreteras, aeropuertos, caminos, puertos, obra pública, hidráulica y de saneamiento.

De igual manera, dio a conocer las expectativas para los siguientes años, que incluyen la llegada de 60 mil millones de pesos para la ampliación del Puerto de Veracruz.

Los datos que ofreció el gobernador en su rueda de prensa de este lunes señalan que Veracruz es la quinta entidad que más obra pública aporta al país y que junto con el Distrito Federal, Nuevo León, Guanajuato y el Estado de México, concentra el 30 por ciento del total nacional. El listado que planteó el ejecutivo estatal merece ser retomado porque habla de las obras en el puerto, que generarán 140 mil empleos. Con esa inversión, habrá 48 posiciones de atraque y una capacidad de movimiento de 110 millones de toneladas.

No es la única obra en proceso: destaca la inversión de 500 millones de pesos para el rescate del Centro Histórico de Veracruz; 600 millones para la construcción del tramo carretero Nuevo Necaxa Tihuatlán, de la autopista México-Tuxpan; 6 mil 600 millones para la autopista Tuxpan-Tampico; y 6 mil millones más para el tramo Cardel-Poza Rica.

Por otro lado, Duarte de Ochoa también se refirió a los mil millones de pesos que se asignaron a la modernización del aeropuerto de Xalapa y la inversión de 3 mil millones de pesos en 86 obras para 58 municipios del estado.

Destacó también los 3 mil millones para las obras de los juegos Centroamericanos y una cantidad similar para trabajos de infraestructura hidráulica y de saneamiento, entre muchas otras.

Lo que llamó la atención en la rueda de prensa es la dispersión de la obra púbica, ya que están incluidas prácticamente todas las regiones de Veracruz, desde la Huasteca Alta hasta la región Olmeca. Ello resulta esperanzador para muchos municipios que generalmente están al margen de la inversión que genera empleos y beneficios sociales y productivos como la construcción de vías de comunicación.

Y es que la obra pública de elevados montos casi siempre se concentra en los grandes núcleos poblacionales, como Coatzacoalcos, Veracruz, Xalapa y Tuxpan, y olvida, por ejemplo, a los municipios del ámbito rural, donde vive casi el 40 por ciento de los veracruzanos, cerca de 3 millones de personas.

En esta ocasión se observa un marcado intento por llevar obra a más municipios veracruzanos y, sobre todo, por conectar mejor, en términos de vías de acceso, a las diez regiones de la entidad.

Ese esfuerzo tendrá que reproducirse para beneficiar a los grupos que hasta hoy han sido excluidos de la obra importante y de la inversión cuantiosa que genera empleos y resuelve problemas comunes.

Las regiones de la Huasteca, Otontepec, Totonacapan, Zongolica y Popoluca siguen esperando, por ejemplo, que se mejoren sus caminos y carreteras, para resolver los problemas que los mantienen en la marginación y el rezago. 
@luisromero85
Publicar un comentario