miércoles, 2 de abril de 2014

Tiempo de sequía

Luis Alberto Romero
Hora Cero

El pronóstico de la Secretaría de Protección Civil de Veracruz para los meses de sequía causó preocupación no sólo entre los habitantes de los centros poblacionales que, cómo Xalapa, registran problemas cada año durante la temporada de estiaje, sino también en las zonas rurales, donde predomina la agricultura de subsistencia.
José Llanos Arias, subcoordinador de estudios atmosféricos de dicha dependencia, dio a conocer que abril y mayo serán meses de severo estiaje y que los afluentes de la entidad registran un descenso en su nivel de unos 50 centímetros, especialmente en las cuencas de los ríos Cazones, en el norte veracruzano, Actopan, La Antigua y Jamapa-Cotaxtla.
La temporada de estiaje, para efectos oficiales, comienza en febrero y se prolonga hasta mayo; sin embargo, los meses de calor más intenso y de menor disponibilidad de agua son el cuarto y el quinto del año.
Ante dicha situación, ya se anuncian medidas para limitar el suministro de agua en los centros poblacionales; por ejemplo, el pasado 21 de marzo, la Comisión Municipal de Agua Potable y Saneamiento de Xalapa, aprobó el programa de tandeos. Arturo Zorrilla, director del organismo, anunció que durante abril, mayo y junio, la ciudad se dividirá en tres zonas para racionar el abasto del líquido. Por cada día de suministro habrá dos de corte.
A ello se debe la urgencia con la que se aborda el tema de la disponibilidad de agua para la capital del estado; por eso, también, el carácter prioritario de un tema que, junto con el de la movilidad, se ha convertido en uno de los talones de Aquiles de esta ciudad.
Sin embargo, Xalapa no es el único punto de la entidad que observa problemas: en Coatzacoalcos, el nivel que registra la presa Yuribia se redujo en un 30 por ciento, al pasar de mil 200 a 800 litros por segundo. Poza Rica, en la zona norte, también enfrentará una dura temporada, reveló Guillermo González, jefe de la oficina operadora de ese lugar.
En total, 108 municipios serán impactados por la temporada de altas temperaturas y estiaje en Veracruz, informó Jonathan Pérez Hernández, subdirector de Atención de Emergencias de la Secretaría de Protección Civil. La franja crítica se ubicaría desde las cuencas de los ríos Nautla y Tecolutla hasta la zona limítrofe con los estados de Tabasco, Oaxaca y Chiapas.
Joaquín Guzmán Avilés, diputado local por el distrito de Tantoyuca, lanzó una voz de alerta en el sentido de que 700 comunidades de la zona norte resentirán los estragos de la sequía y mencionó dos riesgos fundamentales: la reducción del hato ganadero estatal y la disminución en la producción agrícola.
En ese contexto, la peor parte de la sequía en el sector rural de Veracruz será la que lleven los miles de productores que se dedican a la agricultura de subsistencia. Hay que recordar que menos del 8 por ciento de la superficie cultivada cuenta con sistemas de riego, por lo que, de cumplirse los pronósticos, el impacto del estiaje será severo en la entidad. @luisromero85, http://luisromero85.blogspot.mx/
Publicar un comentario