jueves, 10 de julio de 2014

Ama y haz lo que quieras


Karime Macías Tubilla
Casa Veracruz

Javier dijo en el discurso que pronunció ante el Ingeniero Carlos Slim, padres de familia y alumnos de la Escuela Juan Maldonado Pereda: “los niños y niñas de Veracruz son nuestra prioridad y por ellos trabajamos”.
No hablaba únicamente como Gobernador, habló de corazón, como padre de familia.
Al Gobernador de Veracruz cada mañana, e incontables madrugadas, comienzan a llegarle los reportes de cada rincón del estado.
Debo decir que Javier atiende caso tras caso de manera personal y desde muy temprana hora (una de las cualidades que más admiro de mi marido es que es incansable). Pero cuando hay algún tema en donde se involucre a un niño o una niña le cambia la mirada. Sé que le llegan a la fibra más sensible.
Cada vez que le informan de un niño huérfano, de una niña enferma, de un menor migrante no acompañado, de un pequeño víctima de algún tipo de violencia, los hace su prioridad y deja todo por resolverlo.
Y entonces no nada más actúa como Gobernador, actúa también como papá. Y mueve cielo, mar y tierra además de mover a todo el gobierno.
Créanme cuando afirmo que lo hace sin la intención de sacar beneficios políticos, cosa muy común y también muy baja ante las desgracias.
Lo hace primero porque es su deber, pero más que eso, porque en cada niño y niña veracruzanos vemos reflejados a nuestros propios hijos.
San Agustín dijo “ama y haz lo que quieras”, sabedor de que el amor lleva a las mejores acciones y que, por el contrario, el odio y la ira no son buenos consejeros.
Cuando de niños se trata, siempre es el amor por nuestros hijos y por todos los niños de Veracruz lo que nos mueve a ambos.
Publicar un comentario