viernes, 8 de agosto de 2014

De regreso a clases

Brenda Caballero
Números Rojos

El rumor se soltó en las redes sociales: “las clases inician el 25 de agosto”. Algunos ya hacían changuitos para que así fuese y gozar de otra semana más. Incluso, hablaban de un decreto Presidencial.
Ante ese rumor de pólvora, la Secretaría de Educación Pública a través de su cuenta de facebook, publicó el jueves pasado una foto donde dice: “El 18 de agosto inician clases todas las escuelas públicas y particulares incorporadas al Sistema Educativo Nacional”, asimismo publicó el Calendario Escolar 2014-2015.
Tal acción originó 292 comentarios entre los que mencionaban que en algunos estados de la República, como Yucatán, iniciarían clases hasta el 25, ¡vaya! hubo otros que ni en agosto empiezan, sino hasta septiembre. Luego entonces, aquellas escuelas que no inician clases el 18 ¿no están incorporadas al Sistema Educativo Nacional? Habría que preguntarle a Emilio Chuayffet.
No faltaron también los comentarios sobre las colegiaturas, que a pesar de que en nuestro país la educación se supone es “gratuita”, la mayoría, por no decir, todos los padres de familia salen “poniendo para la educación de sus hijos”.
Algunos más escribían sobre dónde solicitar los útiles gratuitos, que a decir verdad, sólo conozco que los dan cuando hay elecciones a un cargo de elección popular por algún partido político.
Pero dejemos a los inútiles y concentremos nuestra atención en los útiles escolares, que según datos del Inegi, la canasta de útiles escolares en agosto se ha encarecido los últimos 13 años en un 57 por ciento. Es decir, los útiles que compremos en agosto de este año habrán subido aproximadamente un 4.4 anual con respecto al año anterior.
¿Recuerda usted en este año cuánto subió su salario? Ahora súmele zapatos y uniformes porque aunque no cambien sus hijos de escuela, el pantalón, suéter y camisa o blusa ya debe tener por lo menos una zurcida.
Y hablando de uniformes, déjeme comentarle un artículo que leí en el periódico Reforma que realmente me preocupó, pues al ser entrevistados varios vendedores de uniformes, en su mayoría coincidieron que se han disparado las tallas en primarias por razones de obesidad.
Mencionan que niños de 4 años requieren usar tallas de 8; los de 6, de 12; y los de 10, de 14. Incluso mencionan que han tenido que elaborar hasta talla 40, pues los pequeños ya no usan infantil por el sobrepeso que presentan. Los de secundaria no se quedan atrás, pues han agregado tallas 40, 42 y 44.
A pesar de haber gravado los productos chatarra con el IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios) la obesidad no ha disminuido, y lo peor del asunto es que tampoco los padres se preocupan porque bajen sus hijos de talla, sino para solucionar el problema les compran una talla más grande no importando que cuesten 135 por ciento más.
Eso demuestra que con el regreso a clases, ya no sólo debemos preocuparnos por nuestro bolsillo, por los útiles, uniformes y zapatos, sino también por la salud.
Recuerde que en Veracruz los niños sí regresan a clases el 18, ¡no lo vayan a agarrar despistado!

Email: caballero_brenda@hotmail.com
Publicar un comentario