lunes, 4 de agosto de 2014

El publicitado berrinche de Nemi Dib

Mónica Camarena Crespo
Parque Juárez

De que se quería ir o al menos hizo como que se iba, es cierto. Experto sobre todo en la comunicación, Juan Antonio Nemi Dib sabe el efecto que puede generar el rumor de una renuncia, sobre todo en estos momentos y un día antes de una gira presidencial.

Los rumores eran fuertes el pasado fin de semana sobre todo en las oficinas de la Secretaria de Salud del estado, en donde se insiste en las pocas condiciones para poder dar atención a quienes requieren de clínicas y hospitales.
La crisis estatal azota varios rubros, pero en el tema de salud, un sector muy importante para toda la población, la situación es insostenible.
Tal vez por ello o por la inmensidad de las complicidades y compadrazgos que encontró, Nemi prefería irse y no cerrar como funcionario del actual gobierno, tomando en cuenta que es hábil para brincar al siguiente sexenio.
Pero de buena fuente, claro, que prefieren el anonimato, se sabe que el funcionario se habría despedido de cercanos colaboradores en la Secretaria de Salud. De hecho, todo el lunes no se habría visto físicamente en la dependencia, que aunque ya adelgazo bastante, su presencia no puede pasar desapercibida.
Sin embargo, una vez más salen a aclarar, lo que debería haberse difuminado solo como un rumor sin confirmar. Para quienes saben un poco de las reacciones y actitudes actuales, pueden descifrar fácilmente, que Juan Antonio habría renunciado, pero después de una reunión con el Gobernador, se dio marcha atrás a tal decisión.
Si alguien dijo en algún momento que se iba fue el propio Juan Antonio Nemi, que como repetimos, es amplio conocedor del manejo de medios de comunicación. Cercano de varios operadores, bastaba con levantar el teléfono para que se parara la noticia no confirmada de que había renunciado.
Pero no, resulta que desde el seno del gobierno, se dan el tiempo y hasta la foto para demostrar una vez más, que no se aplica una política de contención y control, lo que se alcanza a hacer, es la débil estrategia de desmentir, corregir, aclarar y de no ser proactivos, sino reactivos.
La situación en el sector salud de todo Veracruz es grave. Sin embargo en la estructura de esa dependencia están incrustados desde amigos hasta parientes incomodos que lo único que hacen es engrosar su bolsillo personal.
Los tiempos se avecinan cada vez mas complicados y con este tipo de rumores como la publicitada renuncia de Nemi, que se reduce a un berrinche o amago para que le permitan mayor libertad administrativa, solo se contribuye a pensar, que en Veracruz algo anda mal, pero muy mal.
@monicamarena
Publicar un comentario