lunes, 4 de agosto de 2014

La joven madre y Nemi Dib

Salvador Muñoz
Los Políticos

Antes de hablar de Nemi, déjenme que les platique una anécdota que en la casa, nos hizo sentir raros a la mujer y a mí, aunque de cierto modo, Toño se involucra sin querer en esta historia que a continuación le cuento:
Era una fiesta infantil. Allí los vi. A simple vista, hubiera jurado que era la hermana mayor cargando a su hermanito de dos años… pero no, era su mamá esa joven de tatuajes en el brazo, cabello alborotado, lentes de marco grueso, con un aire de intelectual y hippie. Fue el pasado trece de julio cuando los conocí en esa fiesta y lo recuerdo bien, porque fui a regañadientes pues esa fecha, era la final del Mundial 2014 entre Alemania y Argentina.

II
El quince de julio, leo un encabezado que me llama la atención: “Nemi le dice a la prensa cómo hacer su trabajo”.
Hacía referencia a que el secretario de Salud repartió a los reporteros un documento titulado “Prevención del suicidio. Un instrumento para profesionales de los medios de comunicación”. La intención, quizás más importante en la acción de Nemi Dib, era que, ante un hecho tan lamentable como salir por la puerta falsa, que se difundiera en los medios las alternativas que tiene la gente que se enfrenta a la idea de un suicidio.

III
Recibo la llamada de mi mujer que me suelta de golpe: “Se suicidó Michelle”.
Sí, se refería a esa jovencita de la fiesta infantil que giraba, danzaba y reía con su pequeño hijo entre sus brazos.
Ahora queda ya el pequeño, cuyo nombre me lo quedo, así como el recuerdo de haberlos visto bailar ese día en que fueron felices.

IV
Paso con Toño Nemi.
Algo ha de tener el Gobierno del Estado para que sus funcionarios renuncien, los corran o se enfermen.
No ha pasado más de una semana para que dos se le hayan pintado de colores al Gobernador Javier Duarte: “Renunciaron” a Remigio Ortiz Olivares y renunció Juan Antonio Nemi Dib.
Quienes conocemos a Nemi Dib, entendemos que sólo hay una razón para que renuncie: Sí, exacto, por lo que renuncian quienes tienen los pantalones bien fajados.
El asunto es quién va a llenar los zapatos de Juan Antonio Nemi Dib.
Se habla de cinco barajas: Jon Rementería, Leonel Bustos Solís, Fernando Benítez Obeso, Luis Fernando Antiga Tinoco ¡y hasta el mismo Javier Duarte de Ochoa!
Analizando las cinco barajas, todas tienen un común denominador que no tiene Juan Antonio Nemi Dib… ¡No! Si usted pensó en que esos cinco son doctores, está equivocado. Y conste, no estoy poniendo en duda que no sea Doctor el Gobernador, eso lo dijo Milenio.
El común denominador que hay en estos cinco que no tiene Nemi Dib, es que todos son fidelistas…
Pero, ¿saldrá tan campante Nemi Dib de la secretaría de Salud como si nada? ¡claro que no! no faltará quien lo acuse de haber usado la secretaría de Salud con fines ajenos al servicio público y sí para uso personal… si no, ¡cómo chingaos bajó tanto de peso! Queda exonerado si pasa la receta. ¡Suerte Toño a donde quiera que vayas!

smcainito@gmail.com
Publicar un comentario