martes, 26 de agosto de 2014

¿Hacer política sin corrupción?

Sigue la huella, no de Pepe, sino de Zoociedad Anónima haciendo click en la imagen
Marco Antonio Aguirre Rodríguez
Místicos y Terrenales

La corrupción es un elemento que ha permeado en la política y en la forma de vida de México.
De hecho muchas explicaciones sobre los actuales índices de criminalidad apuntan a señalar la corrupción social como un elemento que la propició.
De hecho la corrupción alcanza tales grados en el mundo que hasta estudios internacionales se hacen, como el que ejecuta Bo Rothstein, catedrático de ciencias políticas en la Universidad de Gotemburgo, miembro de la Real Academia Sueca de Ciencias y autor de The Quality of Government: Corruption, Inequality and Social Trust in International Perspective (University of Chicago Press),
“La democracia no es suficiente si no resuelve problemas como el nepotismo, la corrupción o el clientelismo; te puede salir el tiro por la culata, como estamos viendo en Europa”, explica
En México el fenómeno tiene repercusiones inmediatas, como que personas que fueron señaladas (por lo menos) de corrupción, o que de plano reconocieron su latrocinio, como Hilario Ramírez Villanueva, el Layín, como le dicen, quien ganó la presidencia municipal de San Blas, Nayarit, aún después de reconocer que la vez anterior que ocupó el cargo había robado a la presidencia municipal:
“¿Que le robé a la presidencia? Sí le robé. Sí le robé. Poquito porque está bien pobre. Le di una rasuradita, nomás una rasuradita”.
Y su justificación fue: “Pero lo que con esta mano me robaba, con la otra se lo daba a los pobres”
Entonces ¿todos los políticos son corruptos?
Víctor Serrano Pérez, director general de Wish & Win, consultora de comunicación y propaganda, apunta que en Cataluña existen 9,000 ediles y 15 de ellos cometieron actos de corrupción “y la noticia fue eso, los 15 ediles corruptos; los otros 8,985 que hicieron las cosas bien no fueron noticia”.
José Yunes Zorrilla, senador por el PRI, mencionó que en su campaña para obtener el cargo sus asesores le aconsejaron no ponderar su honestidad, porque la misma podría ser cuestionada precisamente porque la percepción es que los políticos son corruptos por naturaleza.
“Pero yo creo que la honestidad es un valor que debe ponderarse, precisamente porque la población está harta de tener que lidiar con políticos identificados como corruptos. El reclamo es eficacia de gobierno, pero también honestidad”, puntualizó.
El ser honesto algo debe valer porque es una vida en ese camino; es una garantía de que no se busca una posición política por ambición económica si no por afán de servicio.
Pero ¿cuántos políticos hay así?
Incluso, ¿cuántos pueden decir por boca propia que son honestos sin morderse la lengua?
¿Y cuántos podrían quedar como honestos y eficaces?
“No presumiré que soy honesto, pero tampoco cambiaré”, dijo José Yunes.
Otro político, de un régimen anterior, afirma: Sí, sí es posible ser honesto y ejercer la función pública; lógico, no tienes la riqueza que tienen otros, pero puedes caminar tranquilamente con la seguridad de que nadie te desea daño porque le quitaste algo, aunque para algunos esto suene cursi, precisamente por el grado de cinismo que se alcanzó entre quienes llegan al poder publico buscando como enriquecerse”.
En ese evento Américo Zúñiga, alcalde de Xalapa apuntó antes: “Hoy los políticos tenemos a una sociedad y a un electorado cada vez más exigente, que quiere cosas nuevas, que pide más resultados, que exige una práctica de la política que vaya más allá de la mercadotecnia, que sea más real”
Américo Zúñiga ponderó que “hay algo que no cambia, la esperanza de tener una nueva oferta, un nuevo proyecto, personas que combinen el oficio político con un vasto conocimiento académico y la eficacia en el ejercicio de la función pública, como el Senador José Francisco Yunes”.
En ese evento estuvieron también varias figuras, entre ellas: la Secretaria Académica de la Universidad Veracruzana, Leticia Rodríguez Audirac y Ana Beatriz Lira Rocas, coordinadora del Programa de Formación y Gestión Municipal; la directora del Instituto Veracruzano de la Mujer, Eda Arrez Rebolledo; la magistrada Emma Rodríguez Cañada; los diputados Juan Manuel Velásquez Yunes, Francisco Garrido y la diputada Octavia Ortega; Víctor Serrano Pérez, Director Wish&Win, entre otros.
La rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara recibió a José Yunes y le regaló un dije conmemorativo de los 70 años de la Universidad.
El evento finalmente se convirtió en un acto político.
Así pues ¿los terrenales no creemos que existan políticos honestos?

ESPALDARAZO SENATORIAL. El 28 de agosto la bancada priista en el Senado realizará su V Reunión Plenaria, la cual será en Veracruz ciudad.
El evento será inaugurado por el presidente del PRI nacional, César Camacho Quiroz, junto con el coordinador de la bancada Emilio Gamboa Patrón, y entre quienes estarán presentes se apunta a Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda, quien hablará con los senadores sobre la política económica del país.
El evento es plena, completa y totalmente un espaldarazo a los senadores priistas, José Francisco Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa, ambos aspirantes con mucha fuerza a la candidatura de su partido para el gobierno del estado.
El mensaje es más que claro: Desde el centro del país los únicos posibles para la candidatura al gobierno del estado por el PRI son los Yunes rojos.
¿Alguién en el gobierno del estado tendrá dudas todavía?
Probablemente no, pero si es bastante factible que las maniobras sigan, buscando imponer a un duartista como candidato del PRI para la gubernatura de Veracruz en el 2016.

VIOLENCIA QUE SIGUE. Dos hechos violentos llamaron la atención sobre el ambiente de inseguridad y violencia que persiste en Veracruz:
El asesinato del tesorero de Coatepec, Guillermo Pozos Rivera, muerto a puñaladas.
La fosa clandestina encontrada en Tecolutla, donde aparecieron 5 cuerpos.
El tesorero de Coatepec era cuñado del periodista Manuel Rosette, hermano de su esposa.
La fosa clandestina de Tecolutla se descubrió porque investigaban el intento de secuestro contra una familiar de la diputada priista Mariela Tovar Lorenzo.
Con hechos así se hace más que difícil creer que la violencia en Veracruz se ha reducido.


JDO DISTANCIADO PRI. El gobernador Javier Duarte de Ochoa recibió al comité estatal del PRI y se tomó una foto con todos ellos después de que le reclamaron que asistió a un evento del partido Alternativa Veracruzana y que a los actos del PRI ni siquiera representantes mandaba.
Elizabeth Morales tiene la fuerza cada vez más mermada, tanto que en la renovación de dirigencias municipales ya pocos le hacen caso y los interesados en obtener la posición en alguno de los municipios del estado encaminan sus paso a otro lado, en lugar del comité estatal del PRI. De hecho en el edifico de este partido se ve poco movimiento, por lo mismo.
La ilusión de poder se le desvanece a Elizabeth Morales, aunque se mantenga en el puesto.
Y a hacer planteamientos que a la larga le saldrán contraproducentes al gobierno de Javier Duarte.
¿Lo suyo es exhibicionismo puro o total falta de sensibilidad política?
Publicar un comentario