martes, 26 de agosto de 2014

Derechos y pobreza infantil

Niño papanteco en Palacio de Gobierno, aburrido... Foto: Rafael Pérez Partida
Luis Alberto Romero
Hora Cero

El pasado lunes 25 de agosto se llevó a efecto la firma de adhesión de Veracruz a la Iniciativa 10 por la Infancia.
Se trata de una estrategia de apoyo a los derechos de niños y adolescentes, que promueve el Fondo de las Naciones Unidad para la Infancia.
En el evento estuvieron representantes de la UNICEF, de la Red por los Derechos de la Infancia en México y del poder ejecutivo de la entidad, específicamente el gobernador Javier Duarte y la presidenta del sistema estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, Karime Macías.
La Iniciativa 10 por la Infancia de la UNICEF consiste básicamente en los siguientes puntos: la creación de un sistema integral de garantía de los derechos de niñas y niños; la prevención, atención y sanción de la violencia contra los menores; la garantía de que todos los recién nacidos cuenten con acta de nacimiento antes de cumplir un año; la implementación de un sistema de justicia para adolescentes; la disminución de la muerte materna y del embarazo de menores; la reducción de la mortalidad infantil; el fomento a la nutrición adecuada y la reducción de la deserción escolar, entre otros.
En algunos de esos puntos, Veracruz registra avances importantes y en ese sentido podríamos destacar los logros alcanzados en materia de salud, mortalidad infantil, muerte materna y nutrición, así como la disminución de la deserción escolar.
La violencia contra los menores es un tema que hoy se castiga con mayor severidad; también hay acciones contra quienes cometen delitos en agravio de niñas y niños; sin embargo, el saldo pendiente en Veracruz, como en el resto de país, no sólo tiene que ver con las políticas asistenciales, sino con el combate a la pobreza y a las carencias sociales. La mayor parte de las niñas y niños que actualmente viven en rezago social morirán siendo pobres, de no instrumentar medidas que garanticen su educación, salud, nutrición, empleo y oportunidades para un desarrollo integral.
Los datos que registra la UNICEF nos dicen que más del 53 por ciento de la población menor de 17 años se encuentra en condiciones de pobreza en nuestro país; hay más de 21 millones de niños y adolescentes con carencias en sus derechos sociales; 12 millones viven en pobreza extrema.
En el país, uno de cada cuatro adolescentes de 14 a 17 años participan en actividades económicas; y casi el 40 por ciento de ellos no asiste a la escuela.
En Veracruz, de acuerdo con el organismo de la Organización de las Naciones Unidas, un millón y medio de menores de edad sobreviven en condición de pobreza, lo que ubica a la entidad como la cuarta en ese renglón en el ámbito nacional, superada por el Estado de México, con 2 millones 800 mil niños pobres; Chiapas, con un millón 650 mil; y Puebla, con un millón 600 mil.
Fomentar los derechos de las niñas, niños y adolescentes es fundamental para su desarrollo; sin embargo, el gran saldo tiene que ver con pobreza, rezago, marginación y carencias sociales; es ahí donde deben enfocarse las políticas públicas. @luisromero85
Publicar un comentario