jueves, 7 de agosto de 2014

PEMEX: nos comimos los huevos de oro y vendimos la gallina

· La empresa petrolera, una de las más ricas del planeta, presenta pérdidas durante los últimos años; Hacienda le cobra $ 1.20 por cada peso de su ganancia

José Luis Ortega Vidal
Claroscuros / Coatzacoalcos

Es una de las empresas petroleras más productivas del planeta.
Sin embargo, durante los últimos años sus reportes financieros ofrecen números rojos.
Sus pérdidas tienen una explicación: la corrupción interna y externa; el saqueo de que ha sido víctima -durante décadas- de un sindicato voraz y de una Hacienda Federal insaciable.
Se llama PEMEX. Fue hasta hace unos días una empresa paraestatal del gobierno federal.
Ahora, a partir de la Reforma Energética –a punto de entrar en vigor- dejó de ser paraestatal y será una empresa con capital oficial pero socia de organismos privados.
¿Funcionará mejor? ¿Dará más ganancias y éstas se repartirán en forma más equitativa?
Luego de que nos hemos devorado -entre el pueblo distante o engañado, los trabajadores privilegiados y los políticos y líderes sindicales corruptos- los huevos de oro, surge la pregunta: ¿Vender a la gallina que los puso, es la solución?

La corrupción somos todos
Durante el segundo trimestre del 2014, Petróleos Mexicanos reportó pérdidas.
Empero, la más importante empresa estatal de México enfrenta otro fantasma financiero: su incapacidad para cubrir pasivos laborales, calculados en más de 1 billón 153 mil millones de pesos.
Como ocurre con el Instituto de Pensiones del Estado (IPE) en Veracruz, de continuar con la tendencia y bajo el esquema previo a la Reforma Energética -consistente en que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se queda con la mayor parte de sus ingresos- la ex paraestatal iría a la quiebra.
Ni el IPE ni PEMEX tienen insuficiencia de ingresos. Ambas cuentan con recursos suficientes y en el caso de PEMEX es una empresa de carácter mundial y líder en el mercado mexicano.
En ambos casos el problema es el saqueo a que han sido sometidos uno y otro por sus respectivos administradores.
A la mala administración de quienes mandan en estos organismos se suma la corrupción.
Los robos, saqueos, los enriquecimientos ilícitos, han sido de parte de sus titulares en turno, así como de sus trabajadores –vía sindicato- en el caso petrolero.
A todo ello se suma -en el caso de PEMEX- la falta de inversión, el atraso tecnológico, la disminución de su capacidad competitiva en el plano internacional.
He aquí algunas de las variables que explican la problemática de sectores oficiales que representan los ahorros de toda una vida, en el caso del IPE y las pensiones de PEMEX; pero también la riqueza de todo el país por lo que toca al organismo petrolero.
El patrimonio energético, lo mismo que las pensiones han sido utilizadas para el disfrute, el enriquecimiento, los excesos, los placeres de unos cuantos.
Esos cuantos tienen nombres y apellidos.
Son miles, pero sólo 3, 4, 5, han sido alcanzados por la Ley.
La inmensa mayoría de los saqueadores de PEMEX y el IPE en Veracruz gozan de libertad absoluta, de pensiones escandalosas, de puestos y cargos públicos, de impunidad e inmunidad.
Conforman -entre todos- nuestra clase política nacional y estatal: de izquierda, de derecha, del centro.
Y entre otros, una vez más, nos afirman, nos dicen, nos aseguran, que encontraron la solución, ahora sí para siempre:
a) Reformando las Leyes
b) Impulsando la Reforma Energética que en la práctica es la privatización de PEMEX
c) Cargando al erario público la problemática de los pasivos laborales en PEMEX, CFE e incluso en los estados

Apenas el pasado sábado 02 de agosto, la Cámara Baja del Congreso de la Unión concluyó los debates y aprobación de las Leyes Secundarias de la Reforma Energética.
Allí, el millonario ex tesorero del STPRM, Ricardo Aldana, apenas balbuceó para “oponerse” a que los nuevos contratos laborales de PEMEX sean bajo modificaciones al Contrato Colectivo que está en manos del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.
Aldana fue el único diputado priista que se opuso al tema pero lo hizo con una debilidad tan evidente que nadie le hizo caso.
Ni su coordinador de bancada, Manlio Fabio Beltrones, quien se apresuró a dar marcha a la propuesta presidencial de que el gobierno federal se haga cargo de los Pasivos Laborales en PEMEX y CFE, con la sola condición de que los próximos contratos de ambos organismos serán individuales y con nuevas reglas.
Los trabajadores petroleros siempre fueron traicionados por sus dirigentes.
Les dieron más que al resto de mexicanos; pero, al mismo tiempo, les entregaron muchísimo menos del dinero que ellos: los delegados sindicales, los secretarios generales, los miembros del comité nacional del STPRM, los caciques, se llevaron a sus respectivos bolsillos.
Aldana balbuceó en su oposición inútil a la Ley Secundaria de la Reforma Energética -que convierte al STPRM en un mero testigo de la privatización de PEMEX- mientras consultaba la hora en su reloj de fabricación suiza y con un costo de 130 mil pesos.
Ricardo Aldana Prieto se quedó callado luego de que su casi imperceptible voz era opacada por su bancada -del PRI- y el mayoriteo pactado con diputados del PAN; mientras su hermano Julio, de los mismos apellidos, se enteraba que el Congreso de Veracruz autoriza al Ayuntamiento de Minatitlán a cancelar el contrato con Cibernética, la empresa con la que los “carnales” petroleros intentan cobrar 140 millones de pesos por errores administrativos/legales acreditados a los ex alcaldes Raúl Morales Cadena; Guadalupe Porras David y Leopoldo Torres García.
Con esa decisión, la tesorería y el Cabildo minatitlecos seguirán defendiéndose ante los tribunales para evitar el robo evidente de los Aldana Prieto.
Pero la familia Aldana no ha sido la única que ha debido callar ante la privatización de PEMEX y el retroceso histórico de la clase trabajadora de PEMEX que representa la Reforma Energética.
El Senado inició el lunes 4 de agosto la discusión sobre el tema y allí Carlos Romero Deschamps -alguna vez chofer de Joaquín “La Quina” Hernández Galicia y quien recién ha recibido la noticia sobre la posible pérdidas de sus millonarias propiedades en Estados Unidos, adquiridas con dinero de PEMEX y del STPRM, bajo la complicidad de los últimos 4 Presidentes de la República: desde Carlos Salinas de Gortari hasta Ernesto Zedillo Ponce de León y los panistas Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón Hinojosa- terminará de avalar la derrota del STPRM.
Si Enrique Peña Nieto no encarcela a Romero Deschamps será su quinto cómplice en este histórico saqueo, pero: ¿Qué dice Carlos Romero para defender a sus compañeros de Sindicato en la Cámara Alta del Congreso?
¿Habla con debilidad como el orizabeño Ricardo Aldana o de plano calla, envuelto en la depresión por la pérdida de su dinero mal habido.

Los fríos números
En su edición del 27 de julio del 2014 el periódico El Economista informó sobre las finanzas de PEMEX, al segundo trimestre –Abril-Mayo-Junio- de este año.
"Pemex tiene pérdidas por US 4,000 millones: Petróleos Mexicanos (Pemex) volvió a registrar fuertes pérdidas por 52,988 millones de pesos (4,000 millones de dólares) en el segundo trimestre del 2014, cuando el Congreso está a punto de culminar una histórica reforma para abrir el sector a privados.
Estas pérdidas netas son superiores a los 48,997 millones de pesos registrados en el mismo periodo del 2013, de acuerdo con el reporte de resultados trimestrales.
Pemex explicó que sus pérdidas en el segundo trimestre se debieron principalmente al deterioro de algunos activos y a un mayor pago de impuestos.
Las ventas entre abril y junio ascendieron a 409,070 millones de pesos, 4% superiores a las del mismo periodo del año anterior. Sin embargo, el costo de esas ventas aumentó 13% debido principalmente a mayores gastos de operación y costos de producción, argumentó Pemex.
La séptima compañía productora de crudo en el mundo, según sus propios datos, viene registrando fuertes caídas desde el año pasado.
En el primer trimestre del 2014 anunció pérdidas por unos 2,685 millones de dólares, mientras que en todo el 2013 fueron de 12,480 millones de dólares, cifra que contrasta con la ganancia de casi 200 millones de dólares en el 2012.
Los requerimientos tecnológicos y financieros de Pemex son día con día más evidentes (...) Es insostenible continuar bajo el marco regulatorio” que ha prevalecido hasta ahora, dijo en conferencia Mario Beauregard, director corporativo de Finanzas de la petrolera.”
CONTINUARA…

Facebook: distriito_sur@hotmail.com
Twitter: joseluisortegavidal@dclarosyoscuros
Correo: joluorvi2014@hotmail.com
Publicar un comentario