domingo, 3 de agosto de 2014

PEMEX y el sindicato: decenas de miles de millones sucios

· La Quina, El Trampas, Gutiérrez Barrios, Gargallo, Barragán Camacho: “La corrupción no se crea ni se destruye, únicamente se transforma”

José Luis Ortega Vidal
Claroscuros

Omealca; Veracruz, 30 de julio
La Sierra de Tezonapa –como ocurre con Playa Vicente, Jesús Carranza, San Juan Evangelista y la cuenca del Papaloapan, al Sur de la entidad- comparte territorio ejidal, vías de comunicación, bosques, potreros; hambre, pobreza, abandono, analfabetismo, violencia, inseguridad, hartazgo histórico… con Oaxaca.
Desde Córdoba, Fortín de las Flores y lugares vecinos se mira con desconfianza a la Sierra donde nacieron y operaron durante casi tres décadas Tomás Sánchez Ramos (a) “Tomasín” y Toribio Garallo Peralta (a) “El Toro” o “Juan Zavaleta”.
- ¿A Omealca? El guía respondió con una pregunta.
- Sí, a Omealca.
- Mmmmm. Bueno, te llevo pero de día y nos regresamos temprano, aceptó finalmente.
En el camino sus nervios fueron evidentes.
No paró de hablar, de hacer bromas, de aludir a hipótesis que disfrazaba de chistes: “ahí van tres –un coche plateado nos rebasaba- pero me puedo “agarrar” a dos si nos quieren levantar”… Mira, este que pide dinero –cruzábamos unos topes cerca de San José de Abajo, un pueblo del municipio de Cuitláhuac- trabaja de día, pero aquí, de noche, colocan reatas y `cazan` motociclistas. Te tiran y se quedan con dinero, moto y todo…”
El ingenio de San José parece saludar a lo lejos. En medio, un caserío rodeado de caña y monte; también algunos potreros.
Llegamos al pueblo de “La Providencia”, sede del ingenio con el mismo nombre. Más caña, más monte, poco ganado. Estamos en el municipio de Cuichapa.
El camino está en condiciones regulares; no es mucha la distancia entre un pueblo y otro. Apenas han transcurrido 25 minutos de haber accedido desde la carretera federal que conduce de Córdoba a Veracruz y estamos a punto de llegar a Omealca; -lugar- entre dos ríos, de acuerdo a su significado en náhuatl.
Aquí resulta evidente que en materia de logística –por ejemplo, para escapar de un atraco o de un secuestro o agresión- el problema no es la distancia sino lo angosto del camino y las curvas.
Estamos entrando a la Sierra de Tezonapa y los primeros 20 kilómetros lucen ideales para una emboscada…
Los caminos de la vida…
Sobre el bulevar “Manuel Avila Camacho”, en la zona hotelera de Boca del Río, se ubica el busto de Fernando Gutiérrez Barrios.
A escasos metros un anuncio espectacular atrae la mirada: “Mr. Pampas” le espera en el bulevar “Adolfo Ruiz Cortínez". 30 cortes de carne. La mejor calidad…
Lo dicho: Héctor García Hernández, “El Trampas”, nunca perdió el olfato para los negocios. Su restaurant cerca del malecón de Coatzacoalcos tiene una sucursal en la zona turística de Veracruz/Boca del Río; la más poderosa del estado.
No deja de ser paradójico: Fernando Gutiérrez Barrios fue el operador principal del “quinazo” el 10 de enero de 1991 y hoy su busto luce de espalda al mar jarocho, junto al anuncio de un comedero de lujo del “Trampas”, operador de alto nivel en las maniobras que le costaban a Pemex el 2 % de los ingresos por contratos de obra como pago oficial destinado a obras sociales del SRTPRM.
“En una carta de McCallen y desde su conocimiento interno del sindicato, El Trampas informa al presidente Miguel de la Madrid: la corrupción sindical opera en el gremio petrolero. Del monto total de las obras y servicios que ejecuta, Pemex entrega al sindicato el 2% para obras de beneficio social. El Trampas, cuando recibía la orden expresa, cobraba ese dinero, lo depositaba en una cuenta bancaria personal y luego giraba sobre esa cuenta a nombre de La Quina. El era sólo uno de los cobradores. La Quina manejaba el dinero personalmente. En diez años –y de los pesos de entonces– la suma fue de 20,000 millones.” (Revista Proceso, Reportaje Especial de Enrique Maza, 11 de Noviembre del 2013).
Especialistas en periodismo de investigación, los editores que comanda Julio Scherer varían en las versiones sobre el dinero que PEMEX entregó al Sindicato Petrolero, de manera específica a “La Quina”, a lo largo de su imperio caciquil.
En el mismo reportaje de la revista se puede leer: “De acuerdo con información publicada por Proceso en su momento de 1977 a 1983 –y en los pesos de entonces– se calcula que La Quina recibió de Pemex, por el 2% de las obras, más de 70,000 millones, por comisiones, de los contratistas a quienes La Quina y Barragán asignaban los contratos.”
Cuando en 1983 Salvador Barragán Camacho y Joaquín Hernández Galicia acusan al “Trampas” por un desvío de 958 millones del sindicato; en realidad se están refiriendo a una parte de las decenas de miles de millones de pesos que durante años habían recibido de PEMEX y que Héctor García Hernández canalizaba a cuentas personales de “La Quina”.
“El Trampas” afirmó desconocer el destino que se le daba a ese dinero, aunque es bien sabido que en el caso de Salvador Barragán Camacho el botín servía para sus fiestas en “Las Vegas”, Estados Unidos.
Otra paradoja: “La Quina” y sus colaboradores cercanos se quejaban ante el Presidente Miguel de la Madrid de Jesús Reyes Heroles y Arsenio Farell Cubillas, Secretarios de Energía y Trabajo en el gabinete federal.
Con sorna, a ambos personajes les apodaban “Los Churumbeles” por la ascendencia española de sus respectivas familias.
En noviembre del 2013 Joaquín Hernández Galicia moriría bajo cuidados médicos en…”La Beneficencia Española” de Tampico, junto a Ciudad Madero, su feudo, su cuartel, su refugio…
Echemos un vistazo a datos de la hemeroteca que nos ilustran sobre estos hechos:
César Augusto Vázquez Chagoya, escribió en su columna “Pasillos del Poder”, el 28 de febrero del 2006:
PABLO ¿CUÁNTOS MUERTOS MÁS?: “El centro del poder petrolero era Minatitlán. Felipe Mortera Prieto era el dirigente máximo a nivel nacional. Nunca pensó que negarle al apoyo para un puesto de elección popular a Fernando López Arias con el tiempo le costara el liderato. Periodista honesto, Jorge Salinas Aragón , desde las páginas del "Sotavento" atacaba el cacicazgo de Mortera. El mejor hotel y cafetería era el "Trópico", donde los minatitlecos, para soportar el calor, jugaban al dominó y ajedrez, con el inseparable "lecherito" o el famoso "express" inventado por los ingleses.
Jorge Salinas Aragón llegaba del camión de Coatzacoalcos enfrente del hotel Central (donde estuvo recientemente arraigada Ana Carolina Morales Aguirre), después de escribir en el "Sotavento" de Don Alfonso Grajales Gómez . Como siempre paso a saludar a los conocidos en el café (Del Trópico, ahora en ruinas, propiedad de Javier Gómez y Isabel Morales Aguirre) y se dirigió a su casa ubicada atrás del parque, pero a casi 100 metros del café, entre la calle Bolívar e Hidalgo, (que cerró Pablo Pavón para sus negocios) un solitario cobarde lo acribilló por la espalda.
Todos los medios de comunicación de ese 1959, le echaron la culpa a Felipe Mortera y en la misma sección 10 de petroleros, cobijados en el "Frente Liberal Sindicalista", al frente de Apolinar Jiménez Regalado , Rafael Cárdenas Lomelí y Sergio Martínez Mendoza , quitaron a Mortera del liderazgo nacional que Cárdenas Lomeli ocupó; Sergio Martínez Mendoza se quedó a cargo de la sección 10, pero convertido en el verdadero poder.
Jiménez Regalado, el verdadero líder, se murió cuando estalla el avión que lo llevaría de viaje a Poza Rica. Terminando el liderazgo nacional de Cárdenas Lomeli, se la entregaron a Samuel Terraza Sozaya , de la sección 30 de Poza Rica, como era el convenio de rotar las dirigencia entre las tres zonas del país; inclusive, Joaquín Hernández Galicia , de la zona norte, estuvo de acuerdo que en 1970 fuera Senador por Veracruz Samuel Terrazas Sozaya , aunque fuera de Michoacán, y el estado se quedara sin Senador a raíz del "congelamiento" de Rafael Arriola Molina .
Sergio Martínez Mendoza , indio zapoteco de Tehuantepec, con una inteligencia innata, logró aglutinar a todos los grupos dentro del sindicato de la sección 10 en Minatitlán y también controlaba las secciones hasta Chiapas. Heriberto Kehoe Vincent, controlaba la zona centro en Poza Rica, y Joaquín Hernández Galicia la zona norte en Ciudad Madero. El pacto se rompió por el asesinato de Heriberto Kehoe y la intriga de Joaquín Hernández Galicia al presidente López Portillo, diciéndole que "Sergio no sembraba" para el Sistema
Alimentario Mexicano, y vino la orden del Presidente de quitarlo, sólo que Sergio Martínez, aparte de bravo, tenía el respaldo absoluto de todas las secciones de la zona sur y vendió cara su salida, poniendo como condición que quedara en su lugar Sebastián Guzmán Cabrera, en ese tiempo, dirigente estatal de la CTM.
No fue fácil para Sebastián sostenerse en el liderato ante el creciente poder de Joaquín Hernández Galicia , pero contrario a lo que hizo Sergio Martínez Mendoza , puso tiendas de consumo y apoyo para sembrar. Sus fieles seguidores: Ignacio Hernández Berrueco (hoy funcionario del gobierno de Veracruz, el hoy diputado federal Pablo Pavón Vinales, y los conocidos hermanos Pedro y Raúl Salinas Aragón.
A Pablo lo hizo alcalde en 1982, y a Hernández Berrueco lo convirtió en síndico segundo y después dos veces alcalde. A Pedro Salinas, diputado local; y Raúl lo traía como su secretario particular.
Entre las tantas embestidas de "La Quina", metieron a la cárcel a Raúl por venta de plazas. Era el anuncio de la caída de Sebastián, pero el hombre de "Chivela" Oaxaca, con experiencia política, se sostuvo hasta lo último, hasta que en 1988, "La Quina" lo amenaza de muerte si no pone Sebastián sonido y templete para el mitin de Cuauhtémoc Cárdenas en el Parque Independencia de Minatitlán, en su campaña de oposición al PRI para la Presidencia de la República.
Entonces se produjeron dos avionazos: el primero, cuando el gobernador de Veracruz, Fernando Gutiérrez Barrios, en la noche abordó un avión en El Lencero de Xalapa hacia Tampico, Tamaulipas. A su llegada lo esperaba Joaquín Hernández Galicia . Platicaron casi sobre la escalinata del avión del Gobernador y el mensaje era claro: "Soy tu amigo, pero no te metas con el sistema". Esa misma noche regreso el Gobernador a Veracruz. Testigos de ese viaje, viejos amigos de Gutiérrez Barrios.
El segundo, fue donde viajaba el jefe de guardias del gobernador Gutiérrez Barrios, de El Lencero a Minatitlán, y de repente las hélices se pararon y tuvieron que aterrizar de emergencia en la recta de Cerro Gordo. El templete se le puso a Cuauhtémoc en Minatitlán. No habían llegado los enviados del gobernador. No tardaría Joaquín Hernández Galicia , "La Quina" en saber de su error. Carlos Salinas de Gortari ganó la Presidencia y como secretario de Gobernación nombró a Fernando Gutiérrez Barrios.

¿Se cierra un ciclo?
El jueves 30 de julio del 2014, el diario La Razón, en la ciudad de México, publicó:
El diputado Manlio Fabio Beltrones Rivera aseveró que el PRI está decidido a llegar hasta las últimas consecuencias para tener una mejor administración de la riqueza de hidrocarburos, y que el país prospere en todos los sentidos y niveles. Sería un “desastre” que Pemex compitiera como empresa productiva del Estado con “ese pesado fardo del pasivo laboral”, dijo en entrevista el coordinador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Palacio Legislativo de San Lázaro. Mencionó que entre los diputados priistas, sólo Ricardo Aldana Prieto, tesorero del Sindicato Petrolero, ha externado la posibilidad de presentar una reserva sobre el pasivo laboral y las pensiones de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Sin embargo, afirmó que la bancada priista está de acuerdo en la redacción de los artículos transitorios en materia de pasivo laboral de ambas empresas.
Ricardo Aldana se ha enriquecido al amparo del sindicato petrolero y en complicidad con PEMEX. Sin embargo, todo ha cambiado. La pregunta es: ¿Ha cambiado para quién? ¿Ha cambiado para qué?

CONTINUARÁ…
Publicar un comentario