miércoles, 17 de septiembre de 2014

El norte veracruzano


Luis Alberto Romero
Hora Cero

Durante años, era común escuchar la frase “el norte de Veracruz termina en Tuxpan”; y en efecto, los niveles de pobreza, rezago y marginación resultan lamentables en zonas como el Totonacapan y particularmente las sierras de Otontepec y Huayacocotla.
Todavía en el municipio de Álamo, el cultivo de la naranja valencia ha representado bienestar en el sector agrícola; sin embargo, municipios como Chicontepec, Ilamatlán y Zontecomatlán registran preocupantes niveles de atraso, al igual que Chontla, Citlaltépec y Tantoco, entre los que se ubican en la sierra de Otontepec.
Históricamente, el estado de las carreteras del norte veracruzano complicaba y volvían peligrosa la circulación vehicular.
Al igual que la zona de Zongolica, la región de la Huasteca era referente de carencias sociales.
Por ello resulta importante la rehabilitación de las carreteras y la construcción de nuevas vías de comunicación que acerquen esa región al altiplano del país, y permitan no sólo la instalación de empresas, sino un traslado más eficiente y económico de los productos de esos lugares a los mercados más importantes de México.
De ahí la importancia de la autopista México Tuxpan, cuyo último tramo fue inaugurado ayer por el presidente de la República, ante la presencia de los gobernadores de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, y Puebla, Rafael Moreno Valle.
Esa vía de comunicación consta de 281 kilómetros y hará más corta la distancia y el tiempo de traslado de Tuxpan al Distrito Federal. Antes, por carretera, la distancia entre esos puntos se recorría en 6 horas; con la nueva autopista, el tiempo de traslado se reduce a menos de la mitad: dos horas con 45 minutos. Además de Veracruz, son beneficiados los estados de Tlaxcala, Puebla, Hidalgo y, por supuesto, el Distrito Federal.
Se trata de una obra cuya construcción tardó más de 20 años; este 17 de septiembre fue inaugurado el último tramo pendiente, que va de Ávila Camacho a Nuevo Necaxa, y que representó una inversión de casi 9 mil millones de pesos.
Esa autopista es muy importante para Veracruz, pero particularmente para el norte veracruzano y, sobre todo, para Tuxpan, cuyo puerto será el más cercano al Distrito Federal.
Por cierto, en el marco de la inauguración de esa vía de comunicación, el presidente Enrique Peña Nieto anunció los trabajos de modernización y ampliación de ese puerto, que iniciarán este mismo año y concluirán en 2015.
Se espera que esas dos obras, la ampliación del puerto y la autopista México-Tuxpan, impulsen la economía del norte veracruzano, sirvan para atraer empresas, y beneficien a la población de dos regiones de la entidad, el Totonacapan y la Huasteca, que por años estuvieron muy marginadas y para efectos del desarrollo, no figuraban en el mapa del estado. @luisromero85
Publicar un comentario