domingo, 14 de septiembre de 2014

Sara Ladrón de Guevara, la gran decepción

Visita www.zoociedadanonima.com

Armando Ortiz
El Hijo Pródigo

Quizá la culpa sea de nosotros por esperar demasiado de ella; quizá estábamos hartos de que los dos rectores anteriores manejaran a la Universidad Veracruzana a su antojo; quizá no deberíamos ser tan exigentes; quizá deberíamos comprender que después de todo Sara también es humana.
El caso es que los que esperábamos grandes cambios, grandes reformas, grandes golpes contra la corrupción en la UV nos quedamos esperando. El nuevo rectorado de Sara Ladrón de Guevara poco se ha distinguido de los anteriores.
Lo más grave es que, como su antecesor, Raúl Arias Lovillo, la rectora de la UV también gusta de presentar cifras engañosas y magnificadas. En el rectorado de Arias Lovillo se anunciaba que la Universidad Veracruzana ocupaba los primeros lugares entre las 10 mejores universidades del país. La verdad, los datos eran tomados de un incipiente ranking donde sólo se calificaba los sitios web de cada universidad, y en eso sí, la UV destacaba por su sitio www.uv.mx. El boletín original señalaba: “En los últimos tres semestres pasó del lugar 11 al 7 a nivel nacional, y del 62 al 54 en Latinoamérica, según Webometrics”. ¡Qué gracia!
Sara Ladrón de Guevara en su primer informe de actividades presume que la Universidad Veracruzana está en el cuarto lugar nacional global, según el ranking de la revista América Economía, pero la realidad es que esa revista coloca a la UV no en el lugar 4, sino en el lugar 12 de 50 universidades en el país. Lo que no informa la rectora es que en el ranking QS Latin American University Rankings 2014, que realiza un estudio científico más completo de las 500 universidades en Latinoamérica, la UV permanece en el lugar 141, que es el mismo que tenía en 2011, cuando todavía era rector Raúl Arias Lovillo (quien por cierto, una vez retirado del poder ha descubierto su verdadera vocación de apóstol de la educación). En este ranking que es uno de los más prestigiados del mundo, la UV apenas obtiene una calificación de 40.7, de un total de 100 activos. Cabe mencionar que en este ranking internacional la UV se encuentra por debajo de universidades con menos tradición y presupuesto como son la Universidad de Guanajuato, la Universidad de Morelos o la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.
En un principio Sara llegó, al según, con la espada desenvainada. Pensamos que siendo una mujer que viene de la cultura del esfuerzo, no iba a permitir que personas que no llenen los requisitos ocupen una plaza de investigadores. Esperábamos que hiciera una limpieza completa de los aviadores y de los académicos espurios que ocupan un lugar en la UV de manera indebida. Pero apenas se asomó a esa maraña de intereses y de influyentismo reculó y prefirió no meter las manos al lodo, esperando a que ese pantano de corrupción se desazolvara solo.
En el caso específico que le marcamos en una reunión con Otero Ciudadano (caso Perlasca), y del cual dimos datos exactos en una columna anterior, Sara ha seguido guardando ese silencio ominoso del principio, y no sólo eso, sino que conociendo el caso, la señora rectora, teniendo oportunidad de retratarse con la usurpadora, no ha rechazado la ocasión.
Ante la promesa de poner orden en el oneroso gasto que significaba para la UV el equipo de basquetbol Los Halcones, el boletín oficial de la UV anuncia sobre un “acuerdo entre la institución, el club Halcones y el gobierno estatal y que, por ejemplo, ha permitido enfrentar exitosamente pendientes institucionales en materia de retiro laboral, entre otros temas prioritarios”. ¡Que alguien me explique! ¿Qué chingaos tiene que ver el equipo Halcones con el retiro laboral? Ganas de ocultar las cosas.
En el caso de la Radio Universitaria, Sara sigue postergando el lanzamiento de la frecuencia modulada que desde el 2013 se le concedió a la UV. Sólo falta que aquellos que lucharon tanto por la FM sean relegados y se inventen programas para la nueva frecuencia sin tomar en cuenta a los que por muchos años pelearon para que la UV tuviera una frecuencia radiofónica más amplia.
Sara se ha dejado seducir por el poder. De ser una académica sencilla y ocupada en su trabajo, ahora se le ve como si tuviera aspiraciones políticas y sociales. Ha acompañado al gobernador en algunas ceremonias políticas, en su informe se moría del gusto de ver a la primer adama del estado, sentada en los primeros lugares. Quizá por esa cercanía con el poder, Sara no se atrevió a exigir con verdadera firmeza los millones de pesos que el estado no ha entregado a la UV. Sólo hizo una llamado lastimero que por supuesto no tendrá eco; vaya, ni siquiera pudo defender las becas PRONABES de los estudiantes universitarios, becas que provienen del gobierno federal y que nunca fueron entregadas a los merecedores.
En fin, ¿qué le vamos a hacer? Quizá la culpa sea de nosotros por esperar demasiado de ella; quizá no deberíamos ser tan exigentes; quizá deberíamos comprender que después de todo Sara también es humana. O en el peor de los casos, quizá es que no puede con el paquete.

Postdata 1: Desorden en terminal del servicio urbano
En un documento dirigido al gobernador Javier Duarte y al secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, los vecinos de la colonia “6 de febrero” de Xalapa, Veracruz, solicitan que sea reubicada la terminal de autobuses que de manera arbitraria se estableció como paradero en la calle Prolongación Azabache de esta colonia, impidiendo el libre tránsito de automóviles y peatones. La terminal ha ocasionado que el pavimento de esa calle se maltrate, obstruye la vialidad pues los autobuses se estacionan hasta sobre la banqueta, eso sin mencionar que los choferes muchas veces obligan a los vehículos, que por ahí transitan, a echarse de reversa si es que ellos van a pasar. Pero lo peor es que estando cerca de una escuela primaria, hay quejas de los vecinos que por las noches, en los autobuses estacionados, algunos aprovechan para tener encuentros sexuales. Seguiremos investigando, pues al parecer existe contubernio entre los miembros del servicio urbano y un tal comandante Ojeda, quien siempre los pone sobre aviso cuando se trata de ir a revisar esas irregularidades.

Postdata 2: Congreso: hacer más por el deporte…
Al vencer este mes el plazo para que los Ayuntamientos envíen al Congreso local sus proyectos de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos, el diputado Octavio Pérez Garay pidió a los alcaldes incluir la partida presupuestal –de tres a cinco por ciento del total–, enfocada a fomentar el deporte y mantener la infraestructura correspondiente. Pérez Garay, quien preside la Comisión Permanente de Juventud y Deporte de la LXIII Legislatura del Estado, recordó que de acuerdo con la reforma a los artículos 21, fracción I y 27, fracción II, de la Ley de Cultura Física y Deporte del estado, los ayuntamientos deben etiquetar recursos para la difusión, promoción, construcción de infraestructura y equipamiento, fomento, investigación y supervisión del deporte.




Armando Ortiz aortiz52@hotmail.com


Publicar un comentario