miércoles, 25 de junio de 2008

Ojalá abra los ojos David Velasco

Fernando Hernández Fernández
El Marcaje

Realmente que estos días de Euro me han transportado a un reino mágico del que no quería salir, pero ni modo, la triste realidad me trajo de vuelta a la triste realidad, a donde las grillas pueden más que cualquier cosa, no sólo en el deporte, sino en la vida; donde hay una bola de ignorantes (no todos) que se dicen directivos o que de plano se dedican a ver primero por ellos que por los demás; en fin, me trasladé, por la televisión, a ver deporte de alta calidad, pero ya, hay que volver.
Y me topo con que en mi ciudad, Xalapa, desde casi un mes no hay presidente del Comité Municipal del Deporte; así es, aquel personaje llamado Fernando Quevedo se fue, o mejor dicho "lo fueron", del cargo. Era lógico al señor le faltaba mucho. ¿Cómo olvidar aquel ridículo de cambiarle nombre tres veces al campo Antonio María Quirasco? O también decirle con otro apelativo a Leonardo Cuellar. Sin dejar de lado que su protagonismo lo puso en confrontación con el director de fomento educativo cultural y deportivo, Rafael Casarín, y el subdirector del deporte en la capita, Gerardo Arcos.
Pero el problema ya no es ése. Ya fue. Sino que ahora no hay quién se encargue de esa oficina, que realmente, a estas alturas, sería un estorbo al haber dos puestos superiores, aunque existe la necedad de alguien para que se encuentre un encargado.
El miércoles pasado se tendría que haber realizado el anuncio del sucesor de Quevedo. Sin embargo, la sesión de Cabildo fue trasladada para esta semana, entonces tendría que ser en estos días cuando se haga la modificación en el organigrama.
Si ya no hay de otra y a fuerza se quiere colocar a un cabecilla en el Comude en Xalapa, pues que así sea, pero que sea alguien con capacidades y experiencia, ya que los rumores existentes en los pasillos del Ayuntamiento es que será el mismo Rafael Casarín el que solicite al presidente municipal David Velasco ese puesto, lo que sería un grave error.
Y no es porque tenga algo en contra del aspirante, sino porque él ya tiene un cargo y de bastante labor (por lo menos eso quiero creer), debido a que no sólo coordina las cuestiones deportivas, sino también las culturales y educativas en la ciudad; o sea el enfocarse al Comité también sería servir a dos amos, lo que ya sabemos qué pasa con regularidad cuando se vive una situación así.
Casarín no cedería el honor a Gerardo Arcos, porque don Rafael es un individuo al que le gustan los reflectores, las cámaras, estar ante la opinión pública, entonces el aparecer en más sitios lo consideraría benéfico para su imagen, no forzosamente así para el pueblo. No dudo de sus capacidades, sino que sería querer abarcar mucho.
Bueno, si el director no quiere que su subdirector se haga cargo del Comude, que sería un movimiento lógico para hacer una fusión que realmente sirva, lo que se podría hacer es colocar a un elemento de experiencia en ese puesto y que ya trabaja en el municipio, que es David García, quien estuvo sentado en esa silla durante siete años, en las épocas de Rafael Hernández y Reynaldo Escobar. No se trata de ser barbero, ni mucho menos, pero si se urge de un bombero, pues él es quien tiene la mayor práctica en esa oficina, por lo menos más que el director de fomento educativo, cultural y educativo que quiere dobletear chamba.
Hasta la vista.

fhernandez1980@gmail.com
Publicar un comentario