viernes, 22 de noviembre de 2013

¿Comer basura?



Brenda Caballero

Números Rojos

Me disponía a desayunar unos huevos revueltos, café con leche y un delicioso pan, cuando vi un bolillo duro. Trate de no verlo, de hacer como que no estaba allí y saborear mi pan comprado recientemente en la panadería de la esquina. Sin embargo, no me fue posible.
Allí estaba, solo, como piedra después de permanecer en la panadera más de una semana.
Reconozco que detesto tirar la comida, incluso si son más de tres piezas, hago budín de pan reciclado. Pero era uno, ¡uno! el que me impedía (moralmente) tomar una pieza fresca, esponjosita y saborearla sin culpa. ¿Y si lo meto al microondas para que se ablande? Se hará como chicle, pensé… ¿Y si lo tiro? Nadie se va a dar cuenta…
Ciertamente ésa era la mejor opción, y a lo mejor lo hubiese hecho, si no hubiera visto unos días antes Dive.
Dive es un documental de Jeremy Seifert, que ha obtenido 21 premios y se ha hecho apenas con 200 dólares y la cooperación de algunos amigos del director, los cuales emprenden la travesía de recorrer los basureros de Los Ángeles ante la pregunta: ¿cómo es posible que 850 millones de personas pasen hambre en el planeta, cuando más del 40 por ciento de la comida acaba en la basura?
Viendo estas cifras, pareciera mentira e imposible que se tirara casi la mitad de la comida que aún no perece o caduca, sin embargo es cierto.
Seifert a través del recorrido que hace en los contenedores de basura, constata que es cierto, que mientras mucha gente muere de hambre, muchas grandes empresas tiran la comida a la basura; por lo que Seifert y sus amigos emprenden la tarea de recolectar lo que aún está en buenas condiciones para su consumo propio o para ser donado a algunos bancos de alimentos y albergues que alimentan a cientos de personas diariamente.
En el documental se puede ver cómo los chicos se sumergen en la basura y sacan todo tipo de alimentos como frutas, verduras, carnes y hasta huevos, los cuales son tirados porque su aspecto ha perdido la frescura, el color y tienen algunas partes podridas. En el caso de los huevos, ha sido desechado el cono completo… ¿por qué? porque algunos se han roto y han batido a los demás.
Sin ser una película de terror, suspenso o acción, Dive te mantiene a la expectativa y te enseña cómo identificar los alimentos que no sirven. En el caso de las frutas y verduras es más fácil: el sentido del olfato y la vista nos ayuda a identificarlos; sin embargo, ¿cómo saber si está un huevo en condiciones de ser consumido? El truco es simple: en un vaso con agua fría se sumerge el huevo. Si se va al fondo, está bueno; si se queda a la mitad del vaso, debe ser cocinado preferentemente en panadería; y si se va a la superficie, simplemente no debe comerse.
Jeremy confiesa que hizo esta película por “el sentimiento de indignación ante el injusto derroche de la comida”.
Tal vez usted se esté preguntando ¿no donan los alimentos? desde luego que en el documental tocan el asunto, y aunque la mayoría de las tiendas comerciales, al ser entrevistadas, afirman hacerlo, sus contenedores de basura demuestran lo contrario.
No vamos lejos. Aquí en el estado, hace algunos años, ante la necesidad de productos y alimentos necesarios para entregarlos a familias de bajos recursos, me ofrecí a visitar algunas tiendas comerciales de procedencia extranjera y solicitarles donación de alimentos y ¡sorpresa! no donan nada, ni se los regalan a sus empleados; según ellos, todos los alimentos los hacen composta… ¡hasta los pollos rostizados! ¿No es absurdo gastar más en desecharla que donarla?
¿Por qué tiran la comida? es una pregunta que sigo haciéndome, pues ni en el documental existe respuesta a pesar de la lucha de los chicos por conseguirla, a pesar de las decenas de cartas que hicieron a los dueños para obtener una explicación, de las llamadas telefónicas y de las visitas a los centros comerciales.
Aunque realmente las grandes cadenas de supermercados no son los únicos que tiran la comida. Usted, yo, el vecino, el de enfrente también lo hace… ¿Por qué lo hacemos? ¿por desconfianza? ¿por miedo? ¿por guácala? o ¿por desconocimiento? ¿Por qué mantenemos la comida día tras día en el refrigerador o esperamos a que caduque y no la regalamos? ¿Por qué dejamos sobras durante las comidas y no nos unimos al plato limpio?
Realmente tirar la comida es preocupante para toda la sociedad, ya que se tira la mitad de lo que se compra y con eso afectamos a los que menos tienen, debido a que los precios se incrementan (ley de la oferta y la demanda) y los pobres pierden accesibilidad a los alimentos.
Dive no se comercializa y si algún día se interesa por el documental, visite la página www.divethefilm.com o espere verla en alguna muestra de cine; realmente vale la pena.
Volteé nuevamente a ver el bolillo duro; lo tomé; traté de partirlo; sin embargo, ante su dureza no me quedo de otra que remojarlo en el café hasta que se ablandó.
Después de todo no es tan malo comer algo que iba directo a la basura.

Email: caballero_brenda@hotmail.com
Publicar un comentario