miércoles, 20 de noviembre de 2013

La Pachangona previa en el premio estatal del deporte

Nicho, repartidor de sonrisas

Rafael Durián
Crónica Ácida

El gobernador, se supone, entregaría el premio estatal del deporte, por la tarde del martes; sin embargo, a pesar de haber acomodado mi ajustadísima agenda, todo esfuerzo hecho por un servidor no fue suficiente, debido a que las diligencias de gobernar un estado como el nuestro nunca son comparadas con nuestras mundanas actividades.
Un retraso en la llegada del ejecutivo estatal generó que yo no cubriera el evento como se debe. Sin embargo, esto no impidió que mi cámara registrara lo que pasó antes de la llegada del Gobernador al Museo Interactivo de Xalapa.

"Buzos, no vayan a acabar como políticos"

Cerca de 300 efectivos del Pentatlón universitario militarizado estaban en los alrededores echando maromas y practicando mientras esperaban a Duarte. Los mayores entretenían a los más pequeños con juegos de habilidad física y de razonamiento. Los padres de los niños esperaban sentados en donde podían mientras chismeaban en los periódicos que los reporteros invitados del norte y sur del estado repartieron a su llegada.
Cuidando a las crías

Algunas madres sacaban los “tupperwares” con aparente lonche mientras vigilaban a las criaturas más pequeñas quienes jugaban muy cerca de las alas desarmadas de los Aviones que trajeron hace ya mucho tiempo del museo del transporte.
Alicaído

Por dentro, había dos entradas al salón divididas por una cinta. Al lado derecho, no había nada diferente; al izquierdo, una alfombra roja (tipo Hollywood) y una mampara grande con muchos logos del evento. La alfombra era perfectamente iluminada con una serie de lámparas ubicadas que daban un ambiente glamuroso al evento. Al lado izquierdo (el jodido), se encontraba la prensa tratando de llevar a cabo el evento como se debía hacerlo en una alfombra roja; sin embargo, según me contaron, ningún deportista entró por dicha alfombra debido a que el equipo de seguridad se lo impedía; es más, hasta dudo que el Gobernador haya pasado por ahí.
En la sala principal del MIX, las mesas se repartían… la tercera parte era ocupada por prensa de todo el estado; las demás, ocupadas por los deportistas invitados; al centro, una mesa redonda en donde estaban los deportistas homenajeados.
Nicho Pérez Jácome y el presidente del Instituto Veracruzano del Deporte saludando mesa por mesa a sus invitados.
Cabe señalar que muchos de los invitados como buenos “anfitriones” dejaron enfriar su comida mientras esperaban al Gober.
Entre sus invitados, muy cerca de la mesa principal, destacaba Minerva Salcedo junto a su ahijada deportiva, aunque yo creo que la invitaron por lo de la Antorcha. 
La madrina y la ahijada

Muy aplicadito y ensayando su participación en el evento, estaba Lalo Andrade, quien comentó acerca de sus futuros laborales, sin embargo solicitó guardar silencio por miedo a que sus planes se le ceben.
"Y entonces... voy a hacer esto, lo otro y aquello..."

Mientras el equipo de comunicación social invitaba a los reporteros a tomar asiento, noté que no se me iba a hacer el cubrir el evento completo, así que decidí pintarme de ahí lo más rápido posible junto con un joven artista que esperaba también al Gobernador para entregarle como presente, un cuadro con el dibujo de Duarte y Karime a lápiz, al parecer ya se lo había dejado encargado a alguien.
Ya sabemos que las diligencias de gobernar el estado no se comparan con nuestras mundanas actividades, por lo que una urgencia me impidió esperar su llegada…

Rafa_durian@hotmail.com

Publicar un comentario