martes, 19 de noviembre de 2013

Los mensajes del tercer informe

Mónica Camarena Crespo
Parque Juárez

La ceremonia de gala del tercer informe del Gobernador Javier Duarte de Ochoa en la Fortaleza de San Juan de Ulúa, se distinguió este año por una impecable organización. Una producción casi perfecta, porque las perfectas no existen, en donde todo estuvo planeado de acuerdo a un muy bien estructurado mensaje, más allá del político.
Hubo cambio de soldados en lo que se refiere a la logística y toma de decisiones, lo que apunta que los dos anteriores no salieron como les hubiese gustado a quienes mandan. Lo anterior coincide con el mensaje político, de apartarse en definitiva de todo lo que huela al pasado y apuntalar el presente, con ese mismo sabor al futuro.
Quienes asistieron, en diversas opiniones, coinciden en un punto, se olía a nuevas formas y fondos. Se percibía un nuevo estilo, el cual puede traer consigo los cambios que tengan que ser necesarios para apuntalar el rumbo que buscan afianzar.
Cada quien en su lugar, en forma literal y política. Sin que hubiese saludos de más y de menos, se sintió el frio y el calor; que no quedara el mínimo suspiro de duda en cuanto quienes están cerca y quienes se busca estén lejos, aún con palmada en la espalda.
El tercer informe pudiera tratarse del parteaguas, que pueda dar paso a una mayor consolidación de grupo y equipo, así se tengan que sacrificar cabezas estimadas pero que no correspondan a los rumbos que se buscan alcanzar.
De ser así, entonces el mensaje enviado estaría en la línea correcta. Ya no hay pretexto para errores o tropiezos de quienes se improvisan a lado de un gobernante; el que tenga altura política y capacidad podrá aguantar los ventarrones que se avecinan, los que no, deberán emprender retirada sin chistar.
El capitán del barco esta resuelto a avanzar en un proyecto que le permita trascender y no se vislumbra fácil el reto, los tiempos en todos sentidos aunque se quieran promocionar alegóricos, no vienen nada sencillos.
El tercer informe en cada sexenio tiene el gran significado de aperturar la segunda mitad de todo, encaminado en casos positivos a la consolidación y en casos no bien planeados, al camino gris o al solo ejercicio del parche. Por ello, cada gobernante sabe que se topa con la gran oportunidad de endurecer y enderezar el rumbo.
Lo que hoy queda claro, es que con motivo del tercer año de gobierno, se marca la línea de separación absoluta de todo lo que huela a pasado y todo lo que ello conlleva.

Ágora
Un escándalo el diezmo que presuntamente algunos Diputados Federales piden a cambio de asignar recursos a municipios del país. El beneficio tramposo de estos malos legisladores, consiste en autorizar dinero para obras, pero a cambio que sean asignadas a constructoras de su propiedad o conocidas por ellos, la ganancia ya sabemos en que consiste. Que pena, lo bueno es que no son todos.

Ágora II
Desde el PRI Estatal, la gente que sabe del tema, dejando a un lado las grillas propias de los cambios que se avecinan en ese instituto político, nos comentan que no se deben 3 meses de salarios a los trabajadores.
Nadie al interior puede disponer o manipular dicho recurso, tomando en cuenta que las prerrogativas que reciben del IEV se canalizan en sueldos y viáticos, operación que se realiza por transferencia bancaria.

@monicamarena
Publicar un comentario