lunes, 18 de noviembre de 2013

Rezagos en Poder Judicial no dan lugar a una reelección


Concepción Flores Saviaga. Foto: Rafael Durián
Hay que saber administrar al  Poder Judicial; No basta saber Derecho
Flores Saviaga sabe lo que es el manejo de recursos
Propone Magistrada mayor capacitación al personal y tecnología
Así como la administración de justicia con perspectiva de género

Salvador Muñoz

Dijera la Bamba: “Para bailar la Bamba, se necesita una poca de gracia y otra cosita”. Igual ocurre en el Poder Judicial de Veracruz que ha renovar su presidencia en diciembre: No basta el conocimiento del Derecho, sino entender, conocer y practicar la administración, parte esencial en el manejo del presupuesto de este poder que, de acuerdo a la Magistrada Concepción Flores Saviaga, es evidente en este periodo que concluye, que no se dio, ante el rezago en diversos sectores del Poder Judicial, por lo tanto, no ve que haya lugar para la reelección.
Tiene una cita de trabajo, pero se da tiempo para atender al reportero mediando entre ambos, un capuchino para ella; un café, para él, bajo la promesa de no quitarle más de cinco minutos, promesa que ella misma rompe ante la pasión con la que defiende sus ideales humanistas, de género y por supuesto, platicando de sus aspiraciones a asumir la presidencia del Tribunal Superior de Justicia.
Y es ahí donde se expone la primera pregunta… ¿Por qué pretender asumir un sistema que paradójicamente ha sido injusto con ella? Sonríe, toma la cuchara y la gira sobre el capuchino y responde:
—Si bien nuestra función como Magistrados es luchar por una administración de la justicia pronta y expedita, ésta debe ser con un trato digno y humano, respetando los derechos humanos.
Y vaya que lo sabe… su lucha por ese trato, la remonta a 1989, cuando como abogada le tocó realizar la defensa de sus derechos laborales, “por un trato desigual como trabajadora del Seguro Social, ¡por ser mujer no me dieron la recategorización y sí un despido injustificado! Fueron cuatro arduos años de batalla que concluyeron en una resolución a su favor.
Foto: Rafael Durián

Ese lapso judicial la obligó a buscar alternativas de trabajo que finalizaron en llegar al Poder Judicial donde igual, tuvo que confrontarse con la injusticia quedar excluida al constituirse el Tribunal Estatal Electoral del Poder Judicial, argumentando su especialización en materia electoral. En 2009 promovió un amparo federal. En 2011, vuelve a pelear por sus derechos y gana… ¡vamos! su vida laboral es de una lucha constante.
—Desde 1989 vengo lucha tras lucha pero no sólo en cuestiones de derechos laborales, también de género, contra el trato desigual para las mujeres.
Recuerda también que en 1990 es parte esencial cuando se promulga el Código Federal Electoral…
—¿Podemos decir que es la madre del Código Electoral?
—No tanto, pero empecé igual que toda la gente que venía trabajando esa materia; empecé desde abajo, me preparé teóricamente así como en la práctica de los procesos electorales; en 1994 trabajé en la Comisión de Redacción y Estilo dentro del código electoral en Veracruz…
—Pero igual tuvo por ahí un problema...
—Cuestiones de trato desigual porque empecé a trabajar como peón haciendo trabajo profesional con un pago administrativo...
—¿Es rebelde Concepción?
—Más bien defensora de la dignidad, el ser humano debe luchar por la dignidad. El humanismo lo señala: si no somos valorados con dignidad no podremos encontrar el justo medio de lo que queremos en la vida. Hacer lo que nos gusta, dedicarnos a eso, encontrar ese punto. Como académica lo he logrado, tengo 38 años de ser maestra de la facultad de Derecho.
—Hablando de la gente… la percepción hacia jueces, ministerios públicos, secretarios, y todo el entorno de la administración de justicia es que hay corrupción...
—Conozco el trato de los tribunales a la gente que tiene la necesidad de acudir a solicitar la intervención de las autoridades en búsqueda de justicia, porque fui litigante; pero depende de las dos partes el trato indigno y la corrupción. A mis alumnos les enseño a plantear bien las cuestiones legales ante un tribunal y ante eso, no hay nada que hacer. Muchos abogados no estudian y empiezan a plantear de otra forma la situación. Con dinero no se arreglan los asuntos sino con buenos planteamientos.
—Y ya que sabe de términos electorales, ¿cómo ve la reelección, ahora que el Magistrado Alberto Sosa ha deslizado el interés de buscar ser ratificado?
—En el ámbito administrativo se permite la ratificación, sin embargo, ésta se merece cuando se ha realizado un buen trabajo y aquí, hay diversos rezagos en el Poder Judicial que no permiten la dignificación de los juzgados; además, se debe alcanzar la administración de justicia con perspectiva de género, la transparencia en la administración de justicia y la aplicación de justicia respetando los derechos humanos; falta modernización tecnológica, así como cuidar las garantías laborales y el trato digno a todos los actores del Poder Judicial.
Agrega que para ello, es esencial la capacitación del personal para continuar con la transición del nuevo sistema de justicia penal, como son los juicios orales, lo que conlleva a infraestructura en los demás distritos judiciales y sobre todo, luchar por un mayor presupuesto al Poder Judicial para mejorar los juzgados.
En ese punto y para concluir, Concepción Flores Saviaga precisa que no basta conocer el Derecho, sino entender, conocer y practicar la administración, parte esencial en el manejo del presupuesto de este poder y ella, enfatiza, cuenta con ese perfil al haber trabajado en la administración pública federal y estatal, “soy especialista en derecho administrativo y constitucional, así como en derecho fiscal” pero además, por ese ámbito en que me he desenvuelto, me relaciono con partidos y sus representantes en los cargos de elección popular lo que me permite entender mejor la política”.
Concluimos la entrevista con un capuchino y un café fríos, pero con una defensa de los derechos humanos y la equidad de género ardiendo.
Foto: Rafael Durián
Publicar un comentario