miércoles, 18 de diciembre de 2013

Xalapa, las deudas

Luis Alberto Romero
Hora Cero

A dos semanas de que concluya la presente administración municipal en Xalapa, la alcaldesa Elizabeth Morales García rindió su tercer y último informe de labores.
Las cuentas alegres de este ayuntamiento incluyen la construcción de 58 obras de introducción de agua potable para beneficiar a 29 mil personas; la pavimentación con concreto hidráulico de 114 calles y avenidas de Xalapa; y la realización de 25 escalinatas y 87 banquetas y guarniciones en colonias populares.
De igual manera, la alcaldesa se refirió a las 115 obras de alcantarillado y drenaje sanitario; al igual que a la compra de 16 camiones para mejorar el servicio de limpia pública que se brinda a los habitantes de este municipio.
Enfatizó como uno de sus mayores logros, las mejoras a la imagen urbana y el rescate de espacios públicos en Xalapa, aunque esto último ha sido cuestionado por grupos que enarbolan la bandera de la conservación de la identidad. Sobre ese punto en particular podemos destacar tres pronunciamientos:
1.- El de la Asociación Civil “Xalapa Antiguo”, cuyo presidente, Alberto Díaz, cuestionó los trabajos de remodelación del parque Juárez y urgió a las autoridades a salvaguardar el patrimonio histórico de Xalapa y a rescatar la identidad de la ciudad.
2.- El del Colegio de Arquitectos de Xalapa, que también cuestionó esos trabajos, a los que consideraron como obras de relumbrón. Jorge Matus Olvera, asesor de esa organización de profesionistas, señaló que la famosa “serpiente” colocada en el parque es discordante con el resto de la arquitectura. Y
3.- El del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, que no únicamente se refirió al pésimo gusto de esos trabajos, sino también a la falta de transparencia en la aplicación de los recursos.
Regresando al informe de Morales, la alcaldesa dijo que entregará un ayuntamiento transparente y con finanzas sanas; y agregó que en 3 años no solicitaron crédito alguno ni se comprometieron los recursos con que contaba el gobierno municipal.
Sin embargo, al margen de la deuda del ayuntamiento, a la que la alcaldesa debería agregar la omisión en el pago de laudos, podríamos decir que el principal saldo de este gobierno local no tiene que ver sólo con el manejo de las finanzas, sino con la prestación de servicios a la población; esa, sin duda, es la principal deuda.
Es claro que este gobierno municipal no ha sido capaz de dar solución a las demandas más recurrentes de sus habitantes: el servicio de recolección de basura es el talón de Aquiles y cada vez es más deficiente.
Igual ocurre con el alumbrado público, en el que el ayuntamiento ha sido rebasado porque todos los días hay quejas y peticiones provenientes de colonias cuyos habitantes se sienten inseguros.
Y así, podríamos hablar de una larga lista de pendientes que la autoridad municipal no ha podido o no ha sabido responder de forma satisfactoria.
Esos, sin embargo, son temas que deberá atender el alcalde electo, Américo Zúñiga Martínez, porque Elizabeth Morales ya dijo adiós y hay quien la ubica como relevo de Dionisio Pérez Jácome en el Comité Organizador de los Juegos Centroamericanos y del Caribe.
@luisromero85
Publicar un comentario