lunes, 24 de febrero de 2014

Cambios, pero en los mandos medios

José Ortiz Medina
En Corto... sin Cortes

CAMBIOS NATURALES y más que obvios en mandos medios de Sedesol y Comunicación Social del Gobierno del Estado. En la secretaría que encabeza Jorge Carvallo Delfín va como director administrativo Gustavo Murrieta Esquivel, en relevo de Humberto Benítez, quien a su vez sustituirá a Luis Manuel Salgado González, quien le manejaba los dineros a Gina Domínguez, actual Secretaria Técnica del gobierno estatal. Como secretario técnico de Sedesol quedó Francisco Báez Castillo, quien relevó a Ezequiel Castañeda Nevárez, quien seguramente se incorporará con su amigo Beto Silva. Como enlace de prensa de la Secretaría de Desarrollo Social, ya despacha Mario Lozano Carbonell.

CUANDO EL gobernador sea el anfitrión de la Cumbre Iberoamericana el 8 y 9 de diciembre de este año, ya no tendrá como interlocutor a Enrique Iglesias, pues éste fue sustituido este lunes por la costarricense Rebeca Grynspan, quien fue electa Secretaria General Iberoamericana.
Grynspan, ex directora para América Latina del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), ocupará el cargo por un periodo de cuatro años, a partir del 1 de abril de 2014. La candidatura de Grynspan fue presentada durante la 23 Cumbre Iberoamericana en Panamá, en octubre de 2013, en la que México asumió la secretaría pro tempore de la Conferencia Iberoamericana y se le encomendó conducir un proceso de consultas para elegir al nuevo titular de la secretaría general. Grynspan es maestra en economía por la Universidad de Sussex. En Costa Rica ha ocupado diversos cargos, tales como segunda vicepresidenta, ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos y viceministra de Hacienda. Actualmente ocupa el cargo de administradora asociada del PNUD, con sede en Nueva York.

A QUIEN NADA más no le han salido las cosas en los últimos días es al alcalde de Jalcomulco, Gilberto Ruiz Chivis. Resulta que el pasado domingo, el edil perredista organizó una consulta pública en su municipio para conocer la postura de los habitantes respecto al proyecto de construcción de una hidroeléctrica en el río Los Pescados. Confiado en obtener una aplastante negativa popular al proyecto, sus allegados informaron que solamente el 52 por ciento de los pobladores se oponen, 40 por ciento está a favor y el 8 por ciento son indecisos o indiferentes. Ruiz Chivis, quien es señalado de tener intereses económicos con la especulación de las tierras en el lugar, habría montado en cólera, pues ve como su principal argumento –la resistencia ciudadana- se diluye conforme pasan los días ante la falta de tesis técnicas y científicas sustentadas. El “no” por el “no” nunca fue un discurso prometedor para su movimiento de resistencia al proyecto. Vaya que a este munícipe no le cuaja ni la gelatina.

LOS NIVELES DE popularidad de Enrique Peña Nieto están por los suelos. Razones hay muchas de esta caída en la aceptación ciudadana: desde las impopulares reformas hasta la inflación, el desempleo y el aumento de la narcoviolencia. Por eso eso era urgente dar un golpe espectacular. En ese sentido, no se aprecia que la detención de El chapo haya sido un golpe de suerte, sino de una acción perfectamente planeada y conectada al “timing” político. No sería descabellado, pues, pensar que la Marina ya sabía desde hace tiempo la localización de Joaquín Guzmán Loera. Sólo era cuestión de usar esa aprehensión en el momento justo. El problema ahora es que una vez apañado El chapo, los niveles de popularidad no suban. Y es que si los avances macroeconómicos no aterrizan en el bolsillo de los ciudadanos y si los mexicanos no percibimos un ambiente de paz, pues la simpatía del pueblo hacia su gobernante seguirá igual, en la lona.
Publicar un comentario