jueves, 13 de marzo de 2014

¿Cómo pago mi taxi?

Brenda Caballero
Números Rojos

Todos los días, en las llamadas horas-pico, es muy difícil transitar en la capital del estado. Los accidentes constantes parecen decir que por parte de los conductores ya no existe la cortesía y se ha incrementado la imprudencia al manejar. Por parte de las autoridades parece que afirman su incompetencia para desarrollar la “famosa reingeniería” anunciada con bombo y platillo hace tiempo para desahogar el tráfico.
Por mencionar un ejemplo, tenemos la glorieta de Plaza Cristal en el que te puedes pasar dos o tres semáforos parado ante la falta de circulación en los carriles. ¿Autoridades? Ninguna.
Esperemos que algún día realmente las autoridades de tránsito se pongan las pilas y desahoguen las vialidades, no sólo levanten multas o hagan operativos de motos.
Aunque realmente el tráfico no es mi tema de hoy, sino los taxis. Y es que en uno de esos días infernales de caos vial, detuve mi atención en un par de taxis que tenían la leyenda en su parabrisas trasero: “No a la Incorporación, sí a la cuota fija”.
Si usted es taxista o tiene una concesión de taxi, entenderá la leyenda, si no, le explico un poco.
Hasta el año 2013, toda aquella persona que fuese concesionario estaba obligada como todo buen ciudadano a contribuir con sus impuestos correspondientes. Para cumplir con tal deber sólo pagaba una cuota bimestral que generalmente oscilaba en 161 pesos (si no excedía el plazo de presentación). Aunque se le pedía llevar un registro de sus ingresos y gastos, pues pertenecía al Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repeco), no tenía que facturar nada, sólo hacer su pago en el periodo correspondiente para no hacerse acreedor de recargos o multas.
Con el nuevo régimen de Incorporación Fiscal, las cosas cambian, pues aparte de facturar sus ingresos y sus gastos, tiene que hacer uso de la computadora e internet. Algo totalmente nuevo para ellos.

II
Me encuentro a un vecino que me pregunta: ¿Y ahora, cómo voy a pagar mi taxi? Le informo primero que tiene que ir al Servicio de Administración Tributaria (SAT) para que le den una contraseña y de esa manera poder accesar al portal de internet del SAT, específicamente a la aplicación Mis Cuentas. Definitivamente, ya se puede usted imaginar la cara que puso, algo así como “¡De qué me habla!”; le entiendo, ya que son demasiadas cosas para él.
Aunque le insisto que es importante que lo haga, ya que con el nuevo Régimen de Incorporación todo movimiento que realice en el portal del SAT será requerida su contraseña.
Le pregunto si tiene otros ingresos, de algún patrón, ya que si es jubilado, maestro o empleado, a partir del primero de enero de 2014, el sistema le “asignó” de manera automática el Régimen de las Personas Físicas con Actividades Empresariales y Profesionales, por lo que súper urge mande un aviso, previo cuestionario contestado en la misma página, antes del 31 de marzo en el portal del SAT, para que pueda tributar en el Régimen de Incorporación Fiscal, siempre y cuando no rebase los 2 millones de pesos de ingreso al año y no represente a alguna Asociación.
¿Pero cómo voy a saber los ingresos del taxi? ¿Es lo que me traen de cuenta?
No, le comenté, sus ingresos corresponden al ingreso total por servicio de pasaje (cuenta del patrón y ganancia del chofer) los cuales llevará por día en una libreta y al fin de mes o al bimestre (decisión personal) hará una factura global, especificando operación con el público en general, periodo y monto de los ingresos. En este caso de taxi de ruleteo, no aplica el Impuesto al Valor Agregado (IVA).
Todos los gastos relativos al taxi deberá facturarlos: gasolina, cambios de aceite, afinaciones, llantas, refacciones, recordando que si el monto excede de 2 mil pesos, deberá ser pagado con tarjeta o cheque.
Posteriormente, en la misma aplicación de Mis Cuentas, capturará esos gastos efectuados.
Un poco cabizbajo, vuelve a preguntarme: “¿Entonces si va en serio eso de la Incorporación? ¿No regresará la cuota fija?”
Ahora, la triste fui yo, al contestarle que no había marcha atrás del Nuevo Régimen.

Email: caballero_brenda@hotmail.com
Publicar un comentario