martes, 18 de marzo de 2014

La olla express de Bermúdez

Salvador Muñoz
Los Políticos

De escultural figura y simpatía sin igual, bien podía acercarse tanto a los muchachos como a las jovencitas que igual la admiraban.
Hábil y segura de sí misma, llevaba el orden de la plática. Coqueteo ligero, sonrisa pícara, y preguntona, muy preguntona… nombre, apellido, a qué se dedica tu padre, tu madre, ¿tienes hermanos? ¿por dónde vives? ¿traes carro? ¿qué marca? y ellos y ellas soltaban todo.
Por eso, cuando ese escuadrón entró al antro juvenil, entre tanto chaval, ¡ya sabían por quién iban!
¡Exacto! Ella, la de figura escultural y simpatía sin igual, era la que se encargaba de “ponerlos”.
II
Pedían por su nieta de tres a cuatro millones de pesos. Los ahorros hechos toda una vida para una vejez tranquila se fueron como agua entre las manos… pero no completaba el rescate. Apenas si pudo juntar la mitad… pidió tiempo y una prueba de vida.
Ni tiempo ni prueba de vida.
Entonces pidió ayuda, no de Veracruz, no de México, sino del extranjero… vinieron y fueron a encontrar a esa quinceañera cerca de un tecnológico, en un cañaveral o lote baldío. Sinceramente no recuerdo. No apunté nada. No podría mientras me platican.
Una firme promesa nada más: El tiempo y el dinero que le restan a un abuelo, lo ha de dedicar a una sola cosa: A la cacería de los asesinos de su nieta.

III
Allá por Cosamaloapan, las cosas están muy calientes. Bueno… los menos optimistas dirían “en todo Veracruz”, en cuestión de seguridad… o inseguridad…
Las familias pudientes, la clase media alta, los ricos y los acomodados aprendieron algo nuevo: Los tipos de secuestradores.
1) El secuestrador que te mantiene cautivo, y una vez pagado el rescate, te libera…
2) El secuestrador que aunque paguen el rescate, te mata…
3) El secuestrador que te mantiene cautivo, te suelta una vez pagado el rescate y mantiene la extorsión periódicamente, bajo la amenaza de volver a hacerlo a ti o a otro pariente.
Los de la Cuenca si pudieran escoger, pedirían el número uno… pero no se trata de opciones… el asunto es averiguar las diferencias entre este tipo de secuestradores.

IV
Si se analizaran las debilidades del Gobierno estatal, la primera que saltaría es la Seguridad… el secretario de SSP es ante todos, el talón de Aquiles de este gobierno en este momento.
¿Alguien en el Gobierno estatal sabe cómo demonios despresurizar una olla express? Sí, yo creo que sí porque se hizo con Gina Domínguez, Edgar Spinoso y Gabriel Deantes… quitaron la olla del fuego y la presión menguó en algunos sectores… por el momento.
Pero en el caso de Bermúdez, sacarlo del fuego, meterlo en agua fría y despresurizar la olla, implicaría que la presión social se relajara…
¿Y quién por Bermúdez? Si se aprovechó al máximo la presencia del Presidente Enrique Peña Nieto, el gobernador hubiera pedido ayuda a éste ante el problema que implica Seguridad Pública: No basta el Veracruz Seguro, ¿por qué no entonces un secretario de Seguridad Pública que designe Los Pinos? Sí, así como lo hacía Tío Fide… ello permitiría que se atacara el hampa que reina en Veracruz de manera conjunta y por ende, corresponsable… los aciertos serán tuyos y míos… pero también los errores…
¿Es muestra de debilidad? No, implicaría mucha inteligencia y más huevos… lo contrario, mantener a Bermúdez, es muestra de soberbia, orgullo y omisión…
Todo tiene un tiempo… y el gobierno estatal está en tiempo de despresurizar la olla express de Seguridad Pública… ya le quemó, que no le explote...
Publicar un comentario