martes, 18 de marzo de 2014

Limonada de Humor

Brenda Caballero
Números Rojos

Algo peor que el tráfico y quedarse sin dinero en un puente largo es enfermarse. Y es que desde el viernes empecé con un cuadro de gripa sin fluir, dolor de garganta, tos y temperatura. Creo puedo aguantar el cuadro de una gripa normal, sin embrago ¿Qué hacer cuando están todos los síntomas y no fluye nada? ja, creo estoy peor que las Reformas de Peña Nieto.
Aunque lo peor es sentir la garganta irritada y completamente cerrada. Antibiótico, desinflamatorio y analgésicos parecen no hacer nada para refrescar mi garganta. ¿Graneodín? Ni pensarlo ¡odio sentir anestesiada la boca!
Voy a la alacena y veo mi cajita de miel ¡Bendito sea el regalo decembrino de Toño Nemi!
pues encuentro un jarabe de propóleo con plantas medicinales que hacen que mi garganta respire un poco de la infección que le acongoja.
Recuerdo la receta de mi abuela: té de bugambilia con miel de abeja o el jugo de un limón exprimido con un poco de miel ¡y santo remedio!
Aunque el remedio tendrá que esperar, porque los limones están por la calle de la amargura. Sí, parece increíble que el kilo de limón varíe desde 45 hasta 70 pesos en el mercado.
Según la misma Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), el alza en el precio se debe al cambio climático y a la plaga conocida como Dragón Amarillo.
Pero como dice el dicho: al mal tiempo, buena cara, tomemos el asunto con un poco de humor y dolor de garganta.

* Si en su casa tiene un palo de limón, le recomiendo solicite los servicios de seguridad pública, porque a como están las cosas, mejor será que ponga una cámara de seguridad para vigilar sus limones las 24 horas del día.
* No conteste el celular de números no identificados, podrían extorsionarlo si lo acaban de ver comprando más de un kilo de limón en cualquier supermercado.
* Ahora que si no tiene más remedio que salir con su bolsa de limones, extreme precauciones, mire su entorno, camine aprisa por lugares vigilados… No le vayan a dar un “levantón”... o peor: ¡una exprimida!
* Otra opción sería invertirlos en la bolsa de valores, asegurarlos, o de plano, colocarlos en una buena caja de seguridad.
* ¡Cuidado! si ofrecen regalarle un limón, recuerde el caso de la manzana de Blanca Nieves…¡Ojo, mucho ojo! aléjese de inmediato y cuénteselo a quien más confianza le tenga.
* Si usted es taquero, de plano el limón es un elemento importante en el desarrollo de su trabajo, pero recuerde que hay otro cítrico más barato: la naranja.
* Lamento decirle que la naranja no va muy bien con la michelada… pero, puede intentarlo o de plano quedarse con el antojo hasta agosto, mes en el que dicen bajará el precio del limón.
* Entre a Mercado Libre y truéquelo por un Galaxy, un Iphone, una table o ¡un autooo! Recuerde extremar precauciones si hace la operación. Verifique la reputación del vendedor.
* Si el año pasado los programas sociales “eran oro molido”, ahora serán “limón exprimido”.
* Y para rematar, si en este momento fuese época electoral, sin duda alguna darían kilos de limones en bolsa en lugar de gorras, playeras y mandiles... o tarjetas “Li-Monex”.

Email: caballero_brenda@hotmail.com
Publicar un comentario