martes, 18 de marzo de 2014

Los cambios de Duarte

Salvador Muñoz
Los Políticos

Javier Duarte me recuerda los mandados que hacía en mi niñez, allá en Orizaba. El tío Poncho me mandaba por sus “Halls” y los Raleigh. La tía Queta, que por las tortillas… Con el primero, siempre era seguro una propina, dependiendo de cuánto sobrara de la compra; con la segunda, aun cuando hubiera cambio, no había que esperar nada…
Y digo entonces que me recuerda esa etapa de mi infancia el Gobernador, con el actuar de algunos de sus colaboradores, entre ellos Gerardo Buganza y Arturo Bermúdez, en SIOP y Seguridad Pública, respectivamente… que conste: No estoy pidiendo propina.
II
Es cierto, tanto la SIOP como Seguridad Pública, dentro del Gobierno, son dos caminos que se bifurcan en funciones, mas en cuestión de resultados, la separación se amplía enormidades.
Los números de Gerardo Buganza al frente de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas son destacables en términos de transparencia ¡en tan solo 8 meses de estar al frente!
Los resultados de Arturo Bermúdez son a tres años de distancia, llenos de “esperanza”... o sea, de esperar, esperar y esperar lo prometido; porque en torno a su labor, el trabajo del secretario de Seguridad Pública es ofensivo.
Ofensivo contra el hampa dentro de la percepción de quienes trabajan en Seguridad Pública; ofensivo contra el ciudadano y la prensa, en la percepción de una sociedad lastimada tanto por el hampa como por Seguridad Pública.

III
SIOP ha llamado a cuentas a muchas empresas que supuestamente realizaban obras para Veracruz, la mayor parte de éstas, en carreteras. Por el momento, se habla de un proceso de rescisión de 245 contratos por incumplimiento de tiempos y especificaciones.
Hasta el momento, 34 procesos fueron concluidos y puestos a disposición de Sefiplan para el finiquito y cobro de fianzas.
Seguridad Pública es un caso para Ripley. Es evidente que el Gobernador sabe que es el talón de Aquiles de su administración. Por eso, invierte en mayor equipamiento, con vehículos, armas, infraestructura y programas novedosos como Vecino Vigilante y Policía en tu Colonia. Por ganas, no para. Sin embargo, mientras el Gobernador da un paso en materia de Seguridad, el secretario de SSP (con la actuación de sus elementos) da dos para atrás, o si se puede, hasta tres.

IV
Cuando Gerardo Buganza pasa de secretario de Gobierno a titular de Comunicaciones, parecía dar un brinco para abajo… a la fecha, es lo contrario: Y en su paso adelante, hace ver bien en materia de transparencia al Gobernador: De los 245 contratos que están en proceso de rescisión, 123 están en proceso de dictar resolución; 34, concluidos como citamos líneas arriba; dos ya cuentan con un expediente de resolución impugnados ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo y 86 contratos reasignados a nuevas empresas.
Desmenuzar los resultados de Buganza llevaría más líneas pero no tanto como desmenuzar la percepción del trabajo de Bermúdez ante la sociedad: Justo cuando el Gobernador presenta tales programas de Seguridad, vecinos del Coyol reclaman esto: Seguridad. En Medellín, dos jóvenes fallecen cuando tratan de negociar el rescate de un familiar y en Xalapa, aparte de la balacera en San Roque, un muchacho denuncia detención y abuso sexual por parte de elementos de la policía al mando de Bermúdez Zurita. La actuación de Seguridad Pública hace ver mal al Gobernador.

V
Ya descritos los papeles de ambos secretarios, les insisto que el Gobernador me recuerda cuando hacía esas compras a mis tíos… con Buganza, hay cambio; con Bermúdez, seguimos esperando su cambio...
Publicar un comentario