viernes, 14 de marzo de 2014

Oceanogate ¿salpica a Bueno Torio?

Fidel Pérez/dpoderapoder.mx
De Poder a Poder

¿Será acaso que el llamado Oceanogate, como ya se populizó, embarra a Juan Bueno Torio?
Las dudas existen y, como la información corre en ese sentido, se antoja pensar que las investigaciones deben apuntar hacia ese destino.
Como sea, pero el caso de Oceanografía debe profundizarse y tocar también el tráfico de influencias generado desde Pemex-Refinación, área donde su director era el panista cordobés Juan Bueno Torio, muy ligado a los hijos de Martha Sahagún.
Mire usted.
Una de las puntas de los hilos del Oceanogate es el perverso tráfico de influencias que se gestó durante los dos sexenios panistas.
Y, como en aquellos tiempos Juan Bueno era director de Pemex-Refinación y fue acusado por propios panistas y petistas de tráfico de influencias, pues por mera salud propia la investigación también debe extenderse hacia allá.
A ver, me explico.
Durante 2006, el hoy ex panista Jesús González Schmal presidió una comisión especial que investigaría probables irregularidades en los negocios de los hijos deMarta Sahagún, la esposa del ex presidente Vicente Fox.
En su informe final, la comisión presentó múltiples irregularidades, situación que inconformó a Sahagún y la llevó a difundir en conferencia de prensa, desde Los Pinos, un duro mensaje en contra de González Schmal.
Schmal presentó una ampliación de la denuncia por trafico de influencias ante la Fiscalía para Delitos Cometidos por Servidores Públicos de la Procuraduría General de la Republica (PGR) por fraudes por PEMEX, presuntamente responsabilidad de quien fuera el director del área de refinación de la paraestatal,Juan Bueno Torio.
La denuncia original contempló contratos por 160 millones de pesos, pero la primera ampliación de la denuncia evidenció otros documentos por cerca de 80 millones de pesos, y esta segunda ampliación presentada en los primeros días de julio de 2006, consiste 6 Contratos asignados a Fletera Continental de líquidos, empresa de Juan José Ortiz Ríos , cuñado de Juan Bueno Torio por la suma de 21 millones 233 mil 975 pesos.
La Comisión investigadora también llegó a la conclusión de que el entonces director de PEMEX-Refinación beneficio a la compañía "Saint Martín Construcciones", supuestamente vinculada a los hermanos Bibriesca Sahagun.
Pero por si este cochinero fuera poco, ahí le va otro agregado.
En febrero del 2009, la periodista Ana Lilia Pérez publicó en la revista Contralínea un texto, que fue parte de lo publicado en su libro llamado “Conflictos de interés de Mouriño en Pemex”, donde menciona en múltiples ocasiones a Juan Bueno Torio.
En Refinación, Juan Bueno Torio impuso el denominado Plan Piloto de Transporte Dedicado, que consistía en incrementar las tarifas que la paraestatal paga a las transportistas, además de abrir nuevas rutas para la distribución de hidrocarburos por autotanque, disposición hecha al margen de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), encargada de fijar las tarifas.
El 3 de marzo el Consejo de Administración de la subsidiaria presidido por el mismo Bueno Torio, autorizó a un grupo de transportistas 40 rutas adicionales en Guadalajara, Rosarito, Tijuana, Madero, Ciudad Valles, Ciudad Mante y Gómez Palacio.
Decidió también que Pemex les pagara una tarifa de 104 mil pesos para el traslado mínimo de 8 mil kilómetros, y 9.10 pesos por cada kilómetro extra a partir de los 8 mil kilómetros por el transporte de petrolíferos.
Entre las beneficiadas, además de las compañías de su familia, estaba Autotransportes Flensa –en la que es accionista Javier Fox Quesada, hermano de Vicente Fox–, y también Ivancar.
Ello, por supuesto, irritó a Juan Bueno Torio y lo condujo a hostigar a la periodista.
Así que, desde finales del año pasado la periodista mexicana se encuentra en Alemania exiliada por la demanda del veracruzano y ex funcionario de Pemex.
Cómo la ve.
Publicar un comentario