sábado, 1 de marzo de 2014

¡Otra de narices!

Salvador Muñoz
Los Políticos

Antes de iniciar, antepongo dos reclamos… bueno, el primero no fue algo así como “reclamo-reclamo”, sino más bien una aclaración; y el segundo, sí, al grado de calificarme como segregacionista, misógino o machista.
Todo esto por la columna de ayer referente a las narices.
El primer punto: Zazil Reyes, funcionaria municipal de “Nuestra Capital”, dice que el único respingo que tiene, fue el que dio cuando se vio en la lista de “narices respingadas” y precisa que su nariz no ha sido tocada por cirujano estético… aclaro: Como siempre, de excelente humor y dando gracias por la “mención inmerecida”...
El segundo punto: Los panistas fueron los primeros en inconformarse al dejar fuera de la lista a militante distinguida; las panistas se indignaron; ¡cómo era posible que hubiera pasado desapercibida para mí la nariz de Maricarmen Pontón Villa! y aún peor, ¡me precisaron que hay otras mujeres distinguidas, inteligentes y bellas que gozan de tan especial protuberancia como Pontón, como son Penélope Cruz, Jennifer Aniston, Lady Gaga, Laura Paussini, Sofía Coppola…
Y como dijera Peña Nieto: Un billón de disculpas para Zazil; un trillón de disculpas para Pontón…
Ahora, para estar acordes con la nariz de Américo Zúñiga, aún con fisura, metemos las narices en sus asuntos:
El pasado 24 de febrero, el Director de la Comisión Municipal de Agua Potable y Saneamiento (CMAS), Arturo Zorrilla Castañeda, puso en marcha el programa de cultura del agua en la escuela primaria matutina José María Morelos y Pavón, de la colonia Infonavit Sumidero de “Nuestra Capital”.
Preciso: No porque se apellide Zorrilla es que estemos metiendo las narices en el asunto… ¡no!, es por otra cosa.
En ese evento, el personal de la Coordinación de Cultura del Agua del Organismo Operador llevó a cabo una “Caravana del Agua”, con actividades y música alusiva al cuidado del vital líquido en donde participaron los más de 400 alumnos del plantel.
Sí, más de 400 alumnos…
En ese lapso de convivio, un grupo de padres de familia se acercó a los representantes del alcalde y entregó un documento que más o menos dice así:
La Dirección de la Escuela Primaria Urbana Federal Matutina José María Morelos y Pavón y la Sociedad de Padres de Familia de la misma expresan y solicitan lo siguiente al alcalde:
a) La Escuela, al igual que otras muchas de la periferia de la ciudad capital, tiene necesidades que ni la Dirección de la misma ni la Sociedad de Padres de familia pueden solventar, tal es el caso del techo de dos salones de clases que cada día son inhabitables y más peligrosos para los niños... sus láminas (sí, láminas) están a punto de terminar su ciclo de durabilidad y la preocupación aumenta cada día.
Por ello, piden el apoyo al alcalde para echar concreto al techo de esos dos salones y lo invitamos a hacer cuentas para que antes del inicio de las lluvias de este año, esos niños puedan contar con salones seguros para tomar sus clases.
A la vez, le solicitan también sea el intermediario para que la Federación, a través de la Sefiplan, y por gestión de la Dirección de Espacios Educativos, ¡suelten la primera parte de lo que fue asignado a dicha escuela!, son doscientos sesenta y un mil setecientos cuatro pesos, como primera parte, lo que sería aplicado para el domo de la escuela, lo cual también resulta de suma importancia para el plantel. Fin del comunicado.
El asunto, dicen los padres de familia, que ya les huele feo porque desde el 24 a la fecha, no han obtenido respuesta… y si huele feo no es porque esté Zorrilla Castañeda de por medio, pero temen que tal documento que entregaron a las autoridades, no haya llegado a las narices, digo, a las manos del alcalde Américo Zúñiga…
Y ya que metimos las narices donde no nos meten… en el Congreso se corrió la noticia de que van a uniformar a todos… bueno, a casi todos… siendo específicos, a los empleados de confianza.
Por un lado, algunos dicen que es bueno porque ya están muy vistos los vestidos, que los conjuntos, que los trajes, que las faldas… por otro, es que temen que les apliquen la Ley del “Poli Municipal” (no sé si en el IPAX o SSP la sigan aplicando), es decir, que el pago por el “uniforme legislativo” correría a cuenta del empleado y sí, hay algunos empleados que más o menos ganan su lanita pero hay otros que un gastito extra no deja de ser un golpe seco al bolsillo… eso es lo que se dice… habrá que ver después…
Y ya para rematar, en el PRI, dicen que algunas de sus militantes son excelentes para las operaciones básicas: La de nariz, lipo, chichis y nalgas… buen fin de semana y disfruten del puente, ¡pero no el Tacama!
Publicar un comentario