domingo, 13 de julio de 2014

Intestinos azules

Rodrigo Montoya Rivera
Ideas

Después de la elección en la que resultara ganador Gustavo Madero como líder nacional blanquiazul, los movimientos del panismo en Veracruz han seguido su curso rumbo a la renovación de la dirigencia estatal panista.
Los grupos políticos del PAN han comenzado sus estrategias para apoderarse de la dirigencia estatal de uno de los partidos de oposición más representativos en Veracruz y en México, por lo que la dirigencia de este instituto político representa claramente una pieza clave para los fines prácticos y hasta cierto punto legítimos rumbo a la madre de todas las batallas, la disputa de la máxima magistratura en la entidad la cual está a poco más de 2 años de distancia.
Así es que si no pasa otra cosa, el próximo dirigente de este partido será un alfil del tablero de Miguel Ángel Yunes Linares. José de Jesús Mancha Alarcón quien fue síndico en el Ayuntamiento de Tuxpan Diputado de la LXI Legislatura local y hasta ahorita virtual candidato de unidad a la dirigencia estatal apoyado por un importante grupo de panistas como lo son German Yescas, ex diputado local, Juan Bueno Torio actual Diputado Federal, los legisladores estatales Julen Rementería y Domingo Bahena y el ex candidato a la alcaldía de Xalapa, pero coatepecano de nacimiento y ahora tesorero de Boca del Río, es decir, un chapulín de la política Abel Cuevas Melo.
Queda para el olvido el gris y ya no azul Eduardo de la Torre Jaramillo panista de sepa hasta hace unos días que a pesar de sus largos años de militancia al interior de este partido nuevamente se quedó “chiflando en la loma”. Lalo de la Torre, en su carrera política no se le conoce gran mérito más que el de hacer declaraciones muchas veces basadas en el protagonismo personal, burdas, alejadas a la realidad y que no representan más que aspiraciones propias, por lo que nunca ha dado y al parecer esta vez, tampoco dio el “estirón” como político.
En una misiva que hace pública Eduardo de la Torre a los medios de comunicación renuncia a su militancia y denuncia el oscurantismo del que es objeto el PAN, un partido que en sus palabras se ha cerrado a la democracia.
Habrá que observar detenidamente el desarrollo de la elección de la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional, seguir de cerca si la disputa interna que se avecina realmente persigue los intereses de los cimientos que fundaron al partido de Gómez Morín y no solamente los intereses desesperados de ir en contra del actual gobierno y administración.
El PAN se encuentra a la baja, aunque no representa mucho, la renuncia de Eduardo de la Torre es un signo de la debilidad política y la falta de oficio para sumar a todas las voces de este partido.
Si a esto le sumamos el lamentable acontecimiento ocurrido en Boca del Río, donde la ex conductora de televisión, columnista de NOTIVER ex candidata a Diputada y actual Directora del Instituto de la Mujer María Josefina Gamboa atropellara y diera muerte al joven José Luis Burela López pone en dificultades la credibilidad de ciertos panistas que han buscado minimizar este tristemente célebre hecho, del cual nadie esta exento pero implica una responsabilidad.
Veremos que sucede…

Comentarios: rodrigomontoya91@hotmail.comTwitter: @RodrigoMontoyaR
Léeme en: www.rodrigomontoya.com.m
Publicar un comentario