viernes, 22 de agosto de 2014

¡Cuidado con el stalkeo!


Brenda Caballero
Números Rojos

Aunque tengo cuenta de facebook no soy muy asidua a pasar todo el día allí. Respeto a aquellos contactos que postean todo: lo que sienten, piensan, hacen, lo que comen, dónde duermen, dónde y con quién están. Bueno, no todo, jamás he visto a alguien que posté que está en el baño y suba foto.
Actualmente, las redes sociales tienen que ver mucho en nuestra vida. Por medio de ellas nos enteramos de noticias buenas y malas, de cumpleaños, de lo que le acontece a la familia, los amigos y hasta a los enemigos; incluso hay personas que se conocen, se enamoran, se pelean y hasta se divorcian.
Pero ¿Por qué nos llama la atención el uso de las redes sociales?
Expertos en internet y tecnología mencionan que los usuarios de redes sociales están buscando experiencias y contenidos relevantes, además de que les permite comunicarse con la gente que más significado tiene en su vida y de esta forma satisfacer sus necesidades de comunicación.
Aunque existe también un gran número de personas que no tienen una cuenta de alguna red social, incluso las detestan, argumentando que los hace tener una comunicación fría y caer en el stalkeo.
Pero ¿sabe usted que es stalkeo o stalkear? Según la página Glosario Digital, “la palabra Stalker significa acosador, pero ser stalker en las redes sociales no es tan literal, en términos más modernos significa la acción de estar revisando las actividades, comentarios, tweets, publicaciones, etcétera, de una persona, y en algunas ocasiones de una marca”.
En términos más comunes es fisgonear o espiar lo que hacen los demás sin que se den cuenta.
Y créame que eso es muy común entre los que tenemos cuentas de facebook, twitter o instagram.
Aunque no todos los stalker son de cuidado, el problema es cuando se vuelve obsesión y la persona revisa y vigila todos los días y a cada rato las fotos que sube el usuario, lo que comenta, qué amigos tiene y a quiénes agrega; qué lugares visita, con quién sale, a qué hora se conecta, con la finalidad de tener una base de datos de su vida privada.
Si bien es cierto que existen medidas de privacidad y de bloqueo en las redes sociales no siempre funcionan, ya que el stalker puede estar agregado como amigo o puede verificar la cuenta a través de un amigo de la víctima.
Incluso se tiene conocimiento que el mismo crimen organizado se mueve a través de las redes sociales para conocer y capturar a sus víctimas.
A continuación menciono algunas sugerencias para evitar el stalkeo a nuestra vida privada.

Si estás fuera de casa, en un restaurant, en un lugar público o de viaje, no postees tu ubicación actual.

No aceptar o extremar precauciones con personas que no conoces.

No publiques números telefónicos, domicilios, números de tarjetas de débito o crédito que pudiesen hacerte blanco de robo de identidad.

Si alguien te etiqueta algo en un grupo de personas, verifica lo que dicen de ti.

Es posible que te guste subir fotos de tus hijos, para lo cual deberás procurar no proporcionar información de más como si visitan constantemente un parque o frente a tu casa donde vives.

Verificar los permisos que tienen tus seguidores o amigos para acceder a la información que publicas.

Recuerde que aunque existe el stalkeo por curiosidad o morbo y que se ha vuelto una rutina cotidiana para los que tienen cuentas en redes sociales, se tiene que tener cuidado con lo que se sube a la red, pues nunca falta el depredador que te vigile constantemente.

Email: caballero_brenda@hotmail.com
Publicar un comentario