domingo, 31 de agosto de 2014

Nuevos municipios, los riesgos


Luis Alberto Romero
Hora Cero

En diciembre de 2003, durante el gobierno que encabezó Miguel Alemán en Veracruz, la Legislatura del Estado creó dos nuevos municipios, San Rafael, que antes formaba parte del territorio de Martínez de la Torre; y Santiago Sochiapan, que pertenecía a Playa Vicente.
La municipalización de San Rafael era una vieja aspiración de la población de ese lugar y de las congregaciones de El Pital y Puntilla Aldama, sobre todo; se trata de un lugar bien comunicado y con una importancia económica incuestionable. Ese nuevo municipio ha crecido y se ha logrado consolidar con más de 30 mil habitantes.
No es el mismo caso de Santiago Sochiapan, que sigue igual o peor que antes. Este municipio es uno de los que enfrentan más carencias sociales en la entidad: en 2010 tenía sólo 12 mil 260 habitantes y de ellos, el 91 por ciento se encontraba en la pobreza; más de la mitad de la gente de este lugar estaba en la pobreza extrema.
El rezago educativo llega al 42 por ciento y casi 5 mil personas no tienen acceso a los servicios de salud. 93 por ciento de los habitantes de Santiago Sochiapan no cuentan con seguridad social.
No sólo eso: más del 96 por ciento de la población no tiene servicios básicos; hay casi 3 mil viviendas pero 7 de cada 10 carecen de agua entubada y el 35 por ciento tampoco tiene drenaje. Lo peor, casi el 70 por ciento de las familias de este municipio cuentan con ingresos inferiores a la línea mínima de bienestar.
Veracruz tiene 212 ayuntamientos; es el tercer estado con más municipios en el país, superado únicamente por Oaxaca, con 570, y por Puebla, con 217. Lamentablemente, hay 74 municipios que tienen a más del 80 por ciento de su población en condición de pobreza.
Actualmente, otras tres congregaciones veracruzanas han manifestado, sin éxito, su interés por elevarse a la categoría de municipio libre: Piedras Negras, que pertenece a Tlalixcoyan; Temapache, que se ubica en el actual territorio de Álamo; y Plan de Ayala, que forma parte de Tihuatlán. Ninguno de esos se ha cristalizado.
El debate sobre la creación de más municipios en Veracruz reinicia ahora con la declaración del diputado Carlos Fuentes Urrutia, de la comisión de gobernación, en el sentido de que un grupo de habitantes de la congregación de Cuichapa, en Moloacán, busca la categoría para lo que sería el municipio 213.
Esa comunidad tiene sólo 8 mil habitantes, que es un tercio de lo que establece la Ley Orgánica del Municipio Libre.
El Artículo 6 de dicho ordenamiento jurídico establece que para crear un nuevo municipio en Veracruz, la congregación que lo solicite debe contar con más de 25 mil habitantes, y disponer de los recursos económicos suficientes para cubrir las erogaciones que demande la administración municipal y para prestar los servicios, entre otros requisitos.
Sin embargo, hay más de ochenta municipios en la entidad que no cuentan con infraestructura, ni recursos, ni la población que establece la ley; crear más ayuntamientos implica un elevado riesgo si no se analiza primero la viabilidad del proyecto, porque a fin de cuentas, la idea es evitar reproducir el modelo de Santiago Sochiapan. @luisromero85
Publicar un comentario