lunes, 6 de octubre de 2014

¿Blindaje para Xalapa?


Álvaro Belin Andrade
Hora Libre

La nueva oleada de delincuencia que asola a la capital de Veracruz, que se manifiesta cada día con nuevos actos de violencia, haría suponer que el gobierno estatal y el federal, siguiendo el esquema adoptado en el norte de la entidad, Córdoba, Coatzacoalcos y Minatitlán, tendrían en cualquier momento que adoptar el blindaje de la zona metropolitana compuesta por los municipios de Xalapa, San Andrés Tlanelhuayocan, Banderilla, Emiliano Zapata y Coatepec.
No hace falta sino leer los portales informativos y las redes sociales para enterarnos, con cierta estupefacción, cómo va creciendo la incidencia delictiva en Xalapa y la región, con delitos que van del robo con violencia a transeúntes, negocios y casas-habitación, al asalto y asesinato de taxistas, delitos sexuales como violación, el secuestro de jóvenes, la operación de bandas juveniles en diversas colonias, el cobro de piso y la extorsión, entre otros.
Pese a ser la sede de la Secretaría de Seguridad Pública, a la operación de diversas policías y al establecimiento de retenes en las salidas de la ciudad, en los últimos meses ha arreciado la operación de diversos grupos criminales que han empezado a obligar a los pobladores a refugiarse temprano en sus domicilios, a evitar salidas nocturnas y a transitar sin valores que puedan ser motivo para ser víctimas de los delincuentes.
En su reciente visita a Veracruz, el subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación (Segob), Roberto Campa Cifrián, señaló que los municipios en que se presentan más altos índices delictivos son Veracruz, Boca del Río y, ¡oh, sorpresa!, Xalapa, razón por la que a ellos se han destinado 75 millones de pesos para atender a unas 80 colonias que son consideradas focos rojos por su alta incidencia delictiva, fundamentalmente en delitos del orden común, y de esas 80, 26 se localizan precisamente en el radio de la capital veracruzana.
Por si le interesa, Campa Cifrián (expriista que fuera candidato presidencial del Panal en los comicios presidenciales de 2006) citó algunas de esas colonias xalapeñas en que aplican programas de prevención del delito: Comercio, Independencia, Jaramillo, Manantiales, Plan de Ayala, San Roque, 16 de Septiembre, Carolino Anaya, Culturas Mexicanas, Ferrocarrilera, Predio de la Virgen, Rubén Pabello Acosta, Emiliano Zapata, la Isleta y Libertad que, junto con otras 11 colonias, han sido seleccionadas con tres criterios: información sobre índices delictivos, rezago social y ser origen de personas que han ingresado a la cárcel.
A maldiciones bíblicas como la realización de uno o más bloqueos diarios a sus calles céntricas por grupos sociales de la entidad y la acumulación de escombros por obras de infraestructura que no marchan a la velocidad que debieran, Xalapa está resintiendo el auge de las organizaciones criminales, la mayoría pequeñas, que están marcando indeleblemente la personalidad de sus habitantes, otrora pacíficos paseantes que disfrutaban sus apacibles calles y espacios públicos.
Campa Cifrián, quien participó en la primera Feria de Asociaciones Civiles y se entrevistó con el gobernador Javier Duarte de Ochoa, no tuvo empacho en señalar que la Segob da seguimiento a grupos ciudadanos que se organizan para resguardar sus propiedades en colonias o comunidades del estado, a las que se brinda apoyo siempre que actúen en el marco de la ley, pese a que las autoridades locales, particularmente el titular de la SSP, Arturo Bermúdez, ha reiterado su inexistencia.
Y aunque dijo que ha disminuido el número de secuestros en la entidad en los últimos meses, reconoció que por lo ocurrido al principio del año, Veracruz sigue estando en los primeros lugares en ese delito. En cuanto al homicidio doloso, dijo que de 2013 al presente año, tomando en cuenta los primeros ocho meses, Veracruz registra una disminución del 42 por ciento, al pasar de 607 a 349. El problema, sin embargo, es el crecimiento en el número de delitos del orden común distintos del homicidio y el secuestro.
Campa Cifrián también confió a la prensa los nombres de colonias que están siendo atendidas con el programa de prevención del delito en la zona conurbada del Puerto de Veracruz. Dijo que en el caso de Boca del Río, las colonias que presentan foco rojo son, entre otras, Dante Delgado, Venustiano Carranza, Fernando Gutiérrez Barrios, 8 de Marzo, El Manantial, Miguel Alemán, Plan de Ayala y Ugocep. En el municipio de Veracruz se atienden 50 colonias en cuatro polígonos de pobreza.
Si tal cosa ocurre en Veracruz y Boca del Río, donde hace tres años se ha hecho confluir las fuerzas estatales y federales para combatir el delito, ¿por qué no se implementa un blindaje especial para Xalapa? ¿Será que ello significaría reconocer el fracaso de la policía estatal para mantener el orden en la ciudad en que se asientan los tres poderes del estado?

¿Se preparan para apoyar al Teletón?
Llama la atención que mientras la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sugirió al gobierno mexicano no entregar recursos al Teletón, el gobierno veracruzano, a través de la Secretaría de Educación, empiece a calentar el ambiente previo a la colecta que cada año, en diciembre, realiza este organismo privado encabezado por Televisa.
En efecto, este lunes alumnos del plantel Poza Rica del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), según reza un comunicado de prensa de la SEV, “organizaron un festejo a los niños que acuden al Centro de Rehabilitación Integral Teletón (CRIT) de esa ciudad y que durante el mes de septiembre cumplieron años”.
El documento agrega que, “como parte del módulo Autogestión del aprendizaje, los alumnos brindaron este momento especial a los pequeños, poniendo en práctica los valores de la institución para su formación personal y profesional, en beneficio de la comunidad”.
Independientemente de la buena voluntad con que habrían actuado los estudiantes, conviene tener presente que, a través de su comité de expertos en derechos de las personas con discapacidad, la ONU planteó al gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto no entregar recursos a dicha asociación pues las campañas realizadas por Televisa estereotipan a las personas con discapacidad como sujetos de caridad.
El artículo 8 del apartado “Toma de Conciencia” del informe señala: “Al Comité le preocupa que buena parte de los recursos para la rehabilitación de las personas con discapacidad sean objeto de administración en un ente privado como Teletón. Además, observa que dicha campaña promueve estereotipos de las personas con discapacidad como sujetos de caridad”.
No solo eso. Como señala Eduardo Solórzano en su artículo “El Teletón, Televisa, estereotipos, caridad y la ONU”, publicado en el portal SDPNoticias, el organismo multilateral también pidió al gobierno mexicano que establezca una distinción clara entre el carácter privado de las campañas Teletón y las obligaciones del Estado en la rehabilitación de las personas con discapacidad.
“El Comité insta al Estado a establecer una distinción clara entre el carácter privado de las campañas Teletón y las obligaciones que el Estado debe acometer para la rehabilitación de las personas con discapacidad. Asimismo, le recomienda desarrollar programas de toma de conciencia sobre las personas con discapacidad como titulares de derechos”.
Bien valdría la pena que tanto el gobernador Javier Duarte de Ochoa como otros funcionarios estatales y municipales eviten la transferencia de recursos públicos a este organismo privado, lo que sucede año con año, avasallados por la presión mediática del gigante de los medios electrónicos en el país.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com
Publicar un comentario